10 mitos sobre la insulina


#1

Un interesante texto =)

La verdad sobre la insulina
Los 10 mitos más comunes.

Traducción: Mariana Gómez Hoyos
Fuente: Diabetes Forecast Mayo 2007

La insulina tiene una mala reputación. Muchas personas con diabetes tipo 2 tratan de evitar utilizar insulina por el mayor tiempo posible. Estas personas temen que la insulina les hará más daño que beneficio. Sin embargo, mucho de lo que sabemos actualmente sobre la insulina es un mito. A continuación encontrarás explicación a los mitos más comunes sobre la insulina.

Mito 1: NECESITAR INSULINA SIGNIFICA QUE HE FALLADO.
Mucha gente con diabetes tipo 2 necesitará utilizar insulina tarde o temprano, sin importar si han seguido o no el tratamiento al pie de la letra. La diabetes tipo 2 es un padecimiento progresivo. A medida que pasa el tiempo, la gente tiende a producir menos insulina o se convierten más resistentes a su efecto. Como resultado, los tratamientos que ayudan en la etapa temprana (plan de alimentación, medicamentos orales, actividad física) con frecuencia pierden efectividad y es entonces cuando la insulina se convierte en necesaria.

Mito 2: LA INSULINA OCASIONA COMPLICACIONES.
La insulina mejora tu control, por lo tanto, puede prevenir complicaciones. Entre más tiempo hayas tenido diabetes es más probable que presentes complicaciones. Entre más tiempo hayas tenido diabetes tipo 2 es más probable que requieras insulina. Es por esto que no es de sorprenderse que las complicaciones y la insulina parezcan ir de la mano. Pero no tienen ninguna relación.
El buen control de la glucosa en sangre detiene o previene la presentación de las complicaciones. Si agregamos insulina al tratamiento, podemos mejorar el control de forma tal que se presente el menor número posible de complicaciones.

Mito 3: UTILIZAR INSULINA SIGNIFICA QUE TU DIABETES HA EMPEORADO.
La diabetes tipo 2 es un padecimiento que debe tratarse con mucha seriedad, sin importar cuál sea el tratamiento que seguimos. La diabetes aumenta el riesgo que tenemos de presentar enfermedades cardiacas, ataques al corazón, algunos cánceres y otros padecimientos. Puedes reducir la posibilidad de estos riesgos al mantener tu diabetes bajo muy buen control con un plan de alimentación y actividad física, medicamentos orales, insulina o una combinación de todos estos.

Mito 4: LAS INYECCIONES DE INSULINA SON ATEMORIZANTES Y MUY DOLOROSAS.
Efectivamente, las inyecciones de insulina pueden resultar atemorizantes al principio y pueden doler un poco. Sin embargo, el miedo irá desapareciendo con el tiempo a medida que las inyecciones se conviertan en parte de tu rutina diaria. Además, las inyecciones de insulina son virtualmente indoloras con las jeringas ultra-finas con recubrimientos ultra suaves que existen en el mercado actualmente. La insulina puede inyectarse en áreas (como el estómago) que no tienen muchos nervios y que por lo tanto reducen la probabilidad de sentir dolor.

MITO 5: LA INSULINA NO MEJORARÁ MI VIDA O MI SALUD.
Comenzar con insulina cuando lo necesites te hará sentir mejor y te ayudará a mejorar tu vida a largo plazo. La insulina es el método más rápido y efectivo de reducir niveles de glucosa (azúcar) en sangre. Si tu médico sugiere que inicies con terapia de insulina, es porque cree que obtendrás un mayor control utilizando insulina que con otros tratamientos. El mejor control resulta en mayores niveles de energía, menos episodios de visión borrosa, menos idas al baño durante las noches y menor avance de complicaciones que puedas ya tener.

MITO 6: LA INSULINA PONDRÁ LÍMITES EN MI VIDA.
Acéptalo. A pesar de lo bueno que pueda ser el control de tu diabetes, padecerla pone ciertos límites en tu vida. Sin embargo, la insulina puede ofrecerte más libertad en situaciones especiales (dependiendo del tipo de insulina y horarios de aplicación que tu médico elija). Algunas personas con diabetes tipo 2 pueden controlar su diabetes con una sola aplicación de insulina al día. El tratamiento con insulina puede ofrecerte más flexibilidad en tu plan de alimentación y actividad física y puede librarte de tener que recordar tomar tus medicamentos varias veces al día.

MITO 7: TENDRÉ MUCHOS EPISODIOS DE HIPOGLUCEMIA (NIVELES BAJOS DE GLUCOSA EN SANGRE).
La hipoglucemia severa es poco frecuente en personas con diabetes tipo 2. Además, las insulinas de acción lenta, y que se aplican una vez al día tienen menor probabilidad de presentar hipoglucemia. Una de estas puede ser la indicada para ti.
El equipo al cuidado de tu salud puede enseñarte qué precauciones tomar al aplicarte insulina. Si sigues sus consejos e instrucciones y te monitoreas con frecuencia, evitarás reacciones adversas.

MITO 8: LA INSULINA ENGORDA.
Si regulas con cuidado la dosis de insulina con una alimentación saludable y plan de alimentación puedes evitar ganar kilos al hacer el cambio a la insulina. Sin embargo tendrás que aceptar algunos de estos cambios para tener éxito ya que la insulina ayuda a almacenar las calorías extra en el cuerpo de forma más eficaz.

MITO 9: UNA VEZ QUE INICIE CON INSULINA NO PODRÉ DESHACERME DE ELLA.
Para algunas personas con diabetes tipo 2, la insulina es un tratamiento temporal, por ejemplo, pueden necesitarla únicamente cuando son diagnosticados o cuando están en el hospital. La insulina baja los niveles muy altos de glucosa en sangre. Una vez que los niveles de glucosa en sangre de una persona están bajo control, es posible reducir la dosis o incluso eliminar la insulina del tratamiento. Perder peso también puede ayudar a reducir la necesidad de insulina del organismo, de esta forma algunas personas pueden librarse por completo de las inyecciones de insulina.

MITO 10: LA INSULINA CURA LA DIABETES.
Actualmente no existe una cura para la diabetes. La insulina es un TRATAMIENTO, de hecho, es un tratamiento MUY efectivo. Esta hace efecto el tiempo que la utilices.

Autor: Shauna S. Roberts, Médico, escritor de ciencias en Nueva Orleans, La.


#2

Gracias x la informacion Mariana, que tengas un bonito domingo.


#3

Gracias a ti Mary!! =) saludos.


#4

ciertisimos los mitos mariana,me topo a diario con gente que los expresa y…cuesta mucho convencerlos,esa es mi labor.un besote atu pk y a ti un abrazo hasta la blanca merida,


#5

Acabo de iniciar mi tratamiento con insulina y he disminuido mis niveles de glucosa de una manera asombrosa, claro que también he seguido un regimen alimenticio y un poco de dieta y he vuelto a tener mas vitalidad y menos stress, espero poder controlarme de una manera efectiva y de esa forma evitar al maximo las complicaciones, gracias por su información, es muy objeyiva y concisa,saludos desde San Andrés Cholula, Puebla.


#6

Muchas gracias es una información motivadora a dar el gran cambio en beneficio de uno mismo.


#7

EXCELENTE INFORMACION , MUCHISIMAS GRACIAS, BYE.


#8

Gracias Mariana excelente información…


#9

Los MITOS se crean y desarrollan por la falla de la asistencia médica inicial hacia los pacientes con diabetes, debilidad en la información completa y progresiva sobre el tema, y lo más preocupante son dos puntos: 1.- La falta de motivación de inducir al paciente en el RECONOCIMIENTO de “su diabetes”, Planes de control de aplicación de medicación y excesos de controles diarios con accesorios que limita y reducen calidad de vida diaria y reforzar el NO PUEDES, NO DEBES, NO PODRÁS y NO y más NO que no permiten que el paciente desarrolle el AUTOCONTROL basado en el conocimiento y comportamiento de su organismo, reacción y efectos medicación, dieta controlada y ejercitación que lo lleve a un control diario y poder tener una vida NORMAL con “su diabetes”. 2.- La valoración del manejo de la EMOCIONES en el paciente, por las cuatro “patas de la mesa” :PACIENTE-MÉDICO-FAMILIA-ENTORNO es VITAL para sostenerse con calidad de vida.
La diabetes no la considero una enfermedad, es una CONDICIÓN. El tratamiento con insulina inyectada no me va a curar, me va a proporcionar mi margen de vida NORMAL. es la chispa de vida diaria para quemar la glucosa por la condición de mi páncreas, como los anteojos correctivos que mejora mi visión, etc , me PROTEGE de efectos y complicaciones propios de esa condición, me permite tener una dieta NORMAL y PLENA controlada,
Si reforzamos nuestro AUTOCONTROL, si conocemos y manejamos nuestra condición, seamos multiplicadores de la motivación, de la erradicación de mitos, sombras y preocupaciones que se convierten en limitadores de una vida normal para todos aquellas personas que padecen de diabetes


Web-Stat web statistics