3 consejos para acostumbrarte a realizar ejercicio


#1

3 tips para acostumbrarte a hacer ejercicio
Enfócate en crear una rutina que despierte a tu cerebro y cuerpo.
Autor James Clear
Fuente https://www.entrepreneur.com/article/269368

Mucha gente quiere adoptar un hábito que permanezca. Querer hacer esto y realmente hacerlo son dos cosas diferentes. Vivir un nuevo estilo de vida es complicado, especialmente cuando involucras sentimientos personales sobre la imagen corporal y el auto valor. Pero hay algunas estrategias que pueden hacer más fácil conservar este hábito.

He estado utilizando estas tres estrategias para realizar mi rutina, la cual he practicado durante dos años sin faltar. Aunque no tenga todas las respuestas, estoy feliz de compartir lo que he aprendido hasta ahora.

1. Desarrolla un ritual para que empezar sea más fácil. Los hábitos son comportamientos que repites una y otra vez, lo cual quiere decir que son conductas que inicias una y otra vez. En otras palabras, si no comienzas consistentemente no tendrás un hábito. De muchas formas, adquirir nuevos hábitos es un simple ejercicio de iniciar una y otra vez. Esto significa que puedes encontrar formas para que sea más fácil empezar. Ésta es la razon por la que los rituales y rutinas son tan importantes. Si puedes desarrollar un ritual que haga que tu ejercicio sea automático será más fácil seguir.

Puedes hacer el siguiente ejercicio completando esta oración:

Durante la siguiente semana haré ejercicio el (día) a las (hora) en (lugar). Un estudio demostró que la gente que llenó esta oración se ejercitó dos o tres veces más a lo largo del tiempo.

Éste es un concepto psicológico llamado implementación de intenciones y hay cientos de estudios que lo respaldan.

2. Comienza con un ejercicio que sea muy pequeño. La mejor forma para hacer del ejercicio un hábito es comenzando con algo que sea tan fácil que lo puedas hacer aun cuando no tienes una gran motivación. Usando las palabras de Leo Babauta, comienza con algo que sea tan fácil no puedas decir que no. Aquí hay una estrategia que puedes usar: La regla de los dos minutos.

Es muy simple: enfócate en encontrar una forma de comenzar en dos minutos en lugar de preocuparte por todo el ejercicio. ¿Luchas por encontrar la motivación para correr? Llena una botella de agua y ponte tus tenis. Eso es todo lo que tienes que hacer para considerar el ejercicio de hoy un éxito. Frecuentemente este comienzo de dos minutos será suficiente para motivarte y ayudarte a terminar la tarea.

3. Enfócate en el hábito primero y en los resultados después. El enfoque típico en la dieta y el ejercicio está en los resultados. Mucha gente comienza con algún tipo de meta; “quiero perder 20 kilos en los siguientes cuatro meses”. Creo que éste es el enfoque equivocado, es mejor hacerlo basado en un sistema en lugar de en la meta.

Lo que más importa al principio es establecer una rutina normal a la que quieras adherirte, no los resultados que obtengas. En otras palabras, los primeros seis meses es más importante no perderse los entrenamientos que hacer algún progreso. Una vez que eres el tipo de persona que no se pierde los entrenamientos podrás preocuparte por mejorar.

Una forma de hacer esto es estableciendo un límite superior en tu comportamiento. Un miembro de nuestra comunidad, Mitch, se puso una regla a sí mismo en la que no podía quedarse en el gimnasio por más de cinco minutos en un principio. Tenía que ir todos los días, pero no podía quedarse más de seis minutos. Estaba enfocado en tener el hábito de no faltar. Después de hacer eso por uno o dos meses, había establecido una rutina de ir al gimnasio y comenzó a enfocarse en hacer cosas más difíciles. Hasta el día de hoy, Mitch ha bajado 45 kilos (resultado no sólo de ejercicio, sino también de dieta y cambios en su vida).

Una vez que tengas el hábito del ejercicio, encontrarás miles de formas para mejorar. Sin el hábito toda estrategia es inútil.


#2

Hay muchos otros, entre ellos: no lo has solo, busca un vecino o amigo, sino quieren llevate a tu mascota. Busca objetivos (correr 2 minutos más cada semana por ejemplo) y festeja los logros (no hablo de cosas dañinas, pero si tal vez regalarte unos tenis chidos sin remordimientos)


#3

y guarda el teléfono, si es necesario entierralo.


#4

Me gustan estos consejos los voy a agregar :smiley: jaja


#5

Por quée? que tal que lo necesitas para contar pasos o algo?


#6

@Mariana1 Para Emergencias muy importante tenerlo a mano :point_up:.
quien lo utilize sin distracción como herramienta FELICIDADES!! pero la gran mayoría no lo hace, no estoy en contra, sabes que soy fantástico a las aplicaciones útiles pero en este caso soy bastante exigente conmigo mismo, ejercicio es ejercicio​:point_up::yum:


#7

Hoy sali a caminar soy muy desaprovechada resulta que lo tengo todo antes que nada fui a ponerle saldo a mi celular mi esposo esta mas tranquilo si sabe que lo llevo.

Escogí a mi acompañante una de mis dos perras antes las llevaba a las dos pero es mas complicado.

planee mi ruta un dia antes y si tome fotos y me distraje aun asi estoy muy contenta de haber completado la vuelta en el tiempo establecido mas de una hora corri un poquito paso vivo y mas lento.

y llegando a compartir las fotos y pensar un buscar una aplicación que me mida tiempo y distancia.

tengo a unos 500 metros una marina con un malecón de tal vez kilometro y medio

ir y volver no esta mal.

Veré si lo hago rutina.


#8

Mi psicólogo dice que presento una resistencia a hacer ejercicio!. Pero me pasa cada cosa, que bueno… Cuando me da por hacer alguna actividad, comienzo con problemas de asma o alguna infección. Yo estuve tomando por costumbre ir al trabajo en bicicleta! Pero en las ultimas semanas he estado yendo y viniendo de muchos lugares, viajando en proyectos de trabajo y honestamente termino molido. Después de 2 semanas, cuando por fin pude regresar a mi rutina, sorpresa! Una faringitis viral a consecuencia del aire frio de la mañana!! Increíble! Y es al día de hoy que casi una semana después y luego de tratamientos médicos, no termina de quitarse! Esos son el tipo de cosas que me desaniman porque cortan mi rutina de tajo. :slight_frown: (. Compré la caminadora para la casa, y pues todo mundo la usa de tendedero y para montarla y desmontarla es toda una odisea que al final termina por desanimarme. Y así como esas, una y mil anécdotas que hasta yo mismo pienso y dudo si genuinamente son “coincidencias” o “pretextos” que me armo para no hacerlo. Pero no me he dado por vencido, así que lo volveré a intentar. :sunglasses: Gracias por los tips!


#9

Así sucede yo decidí empezar a caminar lo estuve pensando cual seria mi ruta y cual mi acompañante.

Tengo la opción de la playa que es muy pesado y el declive no favorece y el malecón. Normalmente cuando salia llevaba a pasear a mis dos perras a la playa ellas correteaban y yo realmente caminaba poco, así que ahora decidí que la prioridad era que yo caminara, y solo llevarme una escojo a Zula cruza de Rottweiler de cerca de 30 kilos. llevarla sujeta todo el tiempo. y Sorpresa tras el primer día amaneció cojeando. Grrr

El segundo día decidí llevarme a Laisha Boxer de 23 Kilos pero mucho mas inquieta y mas daba a defecar donde sea así que fue playa para poder recoger fácilmente si hacia del baño. opte por llevármela muy corta de cadena y no soltarla en ningún momento oh si al parecer han envenenado varios perros así que no debo confiarme nada.

Tercer día con una cojera apenas perceptible Zula otra vez y … Volvió a cojear .

Cuarto y quinto ida Laisha… Tendré que educarla.
No esta todo a mi favor, mi esposo no esta muy de acuerdo con mis salidas, pero mientras no me pase nada…

En fin a buscar soluciones no escusas y ya tengo mi plan B si llueve le tocara a la eliptica. no funciona la computadora y no es muy motivante sin ver tiempo distancia y calorías pero ni modo.

Oh y ya tengo una aplicación que me mide tiempo y distancia. mis calorias y la ruta.


#10

Mañana comienza!!!


#11

yo aquí si soy suuper disciplinada, mi madre de chica me hacia llevar la cuerda para saltar a casas de amigas cuando iba a comer, desde hace 35 años comencé y desde entonces no paro, en mi maleta cuando salgo los tennis es lo primero que meto. Creo ese habito con el tiempo me fue encantando y ahora no puedo dejar de hacer ejercicio. y si, eso me ayuda mucho a tener nivelados mis controles en el azúcar, gracias a mi mama que yo alucinaba cuando me obligaba a hacerlo, ahora doy gracias!!!


Web-Stat web statistics