3 errores comunes que se comenten con la diabetes

#1

Errores… todos los cometemos. Cuando inicialmente le dan el diagnóstico de diabetes, tiene mucho que aprender, y es normal que cometa algunos errores. Estos son 3 errores comunes, junto con consejos para ayudar a evitarlos:

No revisarse los niveles de azúcar en la sangre lo suficiente

La diabetes es distinta para todas las personas, y su plan de tratamiento debe funcionar para usted. Para crear un plan personalizado, revísese los niveles de azúcar en la sangre frecuentemente cuando esté aprendiendo cómo responde su cuerpo a los alimentos y a la actividad física. Lleve un registro de lo que come, la actividad física que hace y de sus niveles de azúcar en la sangre, así puede identificar los puntos altos y los bajos, y darse cuenta de qué los causó. Luego trabaje con el médico para hacerle ajustes al plan si lo necesitara.

Estar enfermo también afecta los niveles de azúcar en la sangre. No tener ganas de comer hace que sea más difícil controlar los niveles de azúcar en la sangre. Si tiene una enfermedad similar a la influenza, revísese los niveles de azúcar en la sangre cada cuatro horas, lleve un registro de los resultados y llame al médico si caen por debajo de 60 mg/dl o se mantienen en valores superiores a 250 mg/dl en dos mediciones.

2. No moverse lo suficiente

Las personas que tienen diabetes reciben muchos beneficios de hacer actividad física, como por ejemplo, un mejor control de la presión arterial, de los niveles de azúcar en la sangre y del peso. La actividad física también puede ayudar a reducir el colesterol LDL (el malo) y elevar el HDL (el bueno) y reducir el riesgo de enfermedad cardiaca y de daño a los nervios.

No es necesario que se pase horas en el gimnasio. Una forma inteligente de hacer ejercicio es fijarse una meta específica razonable, como caminar 15 minutos después de la cena. Aumente gradualmente la cantidad de tiempo que hace actividad física hasta llegar a los 30 minutos la mayoría de los días. Asegúrese de consultar con el médico qué tipos de actividad son mejores para usted y si hay alguno que debe evitar.

¿Todavía le cuesta? Revísese los niveles de azúcar en la sangre antes y después de hacer actividad física y vea los resultados de su trabajo. Si la convierte en hábito, la actividad física puede también reducir el nivel del A1c.

3. No hacerse chequeos médicos

Usted tiene diabetes y la está manejando bien. Se alimenta de manera saludable, hace actividad física la mayoría de los días de la semana, toma sus medicamentos según las indicaciones… De hecho, se siente bastante bien. Las personas que se sienten bien pueden saltarse algunas citas médicas, ¿no es cierto?

¡No! Ver a su equipo de atención médica regularmente es una parte esencial de su tratamiento. Una de las razones es que podría no saber si se está produciendo una complicación relacionada con la diabetes debido a que quizás no tenga síntomas. Hacerse regularmente los chequeos y las pruebas programadas lo ayudará a detectar las complicaciones en sus etapas tempranas cuando es más eficaz el tratamiento. Otra buena razón para no faltar a los chequeos es que así podrá hacer los ajustes necesarios con su médico o dentista para poder estar lo más sano y sentirse lo mejor posible.

3 me gusta
#2

Gracias :pray: muy valiosa información

1 me gusta
Web-Stat web statistics