5 formas de mejorar la relación con nuestro médico


#1

Con frecuencia nos encontramos con que la relación con nuestros especialistas al cuidado de la salud no es la mejor. Sin duda en países como México donde las citas son muy breves y el tiempo de espera bastante la relación es aún más compleja.

En este texto un médico especialista en San Diego ofrece consejos para construir de mejor forma una relación con el médico.

Imagina que has esperado muchas semanas para ver a tu médico pero que cuando saes del consultorio aún tienes preguntas y no comprendes del todo el diagnóstico. Si te suena familiar, es momento de mejorar la relación que tienes con este proveedor.

Una buena relación entre médicos y pacientes puede ayudarte a conservar la salud y a recibir el cuidado que necesitas cuando estás enfermo. Aquellos pacientes que tienen un rol activo en su cuidado no sólo se sienten más satisfechos con sus médicos sino en mayor control de su propia salud y bienestar.

La comunicación, el respeto y la confianza son claves para cualquier relación. Aquí algunas recomendaciones para ayudarte a construir una relación más benéfica con tu médico.

1. Prepárate para la cita: Antes de visitarlo, has una lista con tu sintomatología e indicando cuánto tiempo llevas con esos síntomas sugiere Julia Shrivastava especialista y médico familiar en Clínica Scripps Del Mar “también anota en el listado los medicamentos prescritos y no prescritos que estás tomando incluyendo vitaminas y suplementos y las dosis de cada uno”. Si has tenido análisis últimamente y tienes los resultados tráelos contigo.

2. Utiliza bien el tiempo en tu consulta: Trae una lista de preguntas escritas que te gustaría discutir con tu médico indica la Dra. Shrivastava, ella recomienda priorizar y empezar con lo más importante ya que los médicos generalmente tienen tiempo limitado para atender a los pacientes. Además, una lista escrita puede ayudar a tu médico a tratar cualquier pregunta que no tengas tiempo de cubrir más adelante ya sea a través de una llamada telefónica o una cita de seguimiento para asuntos más serios

3. Asiste acompañado a la consulta: Traer a un amigo o familiar puede resultar muy útil cuando se trata de hacer preguntas y aclarar información especialmente si quien consulta es alguien mayor o está muy nervioso. De acuerdo con la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins las personas que fueron acompañadas y tenian a alguien ayudándoles en la comunicación con su médico tratante tuvieron 50% probabilidades de sentirse más satisfechos en la forma y habilidad de su médico para transmitir información.

4. Sé honesto con tu médico: Tu médico necesita saber la historia completa para proveer el mejor tratamiento posible. Si no eres honesto sobre cosas como un par de tragos o saltarte tus medicamentos con cierta frecuencia seguramente no tendrá información precisa y eso puede afectar tu cuidado. No te sientas avergonzado. Tu doctor no es perfecto y no espera tampoco que tú lo seas.

5. Asegúrate de entender tu plan de cuidados: Antes de salir del consultorio, asegúrate de tener todas las respuestas a tus preguntas. Ten un entendimiento claro de todo lo que te han comentado y tu condición y lo que tienes hacer incluyendo los análisis clínicos, tomar medicamentos, tomarlos en casa o programar una cita de seguimiento en algún momento . Si no estás de acuerdo con algo no dudes en preguntar y aclararlo antes de irte.


#2

En nuestro México lindo y querido funciona buscar al medico que nos atiende en el ISSSTE o IMSS , en su consulta privada.

Es decir pagando, la siguiente vez que nos atienda estará mas amistoso y tendremos la opción de contactarlo en alguna urgencia o imprevisto fuera de nuestras citas.


Web-Stat web statistics