50% padecen Síndrome Metabólico


#1

Me parece que hay un grave problema en nuestra sociedad, el que casi la mitad padece del síndrome metabólico y casi nadie lo sabe, es más, ni siquiera saben que existe.

El síndrome metabólico es una serie de enfermedades consecuencia de la obesidad que afecta casi al 50% de la población en México y por el estilo en el resto de latinoamerica.

Cerca de 44 millones de mexicanos padecen obesidad, pero no sólo es eso; 50% de la población tiene sobrepeso, estas cifras han convertido a México en el segundo lugar en el mundo con más población obesa, el primer lugar lo ocupa Estados Unidos, lo más preocupante, no son las cifras, sino las consecuencias de la obesidad.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, seis de cada 10 mexicanos tienen problemas de sobrepeso y obesidad.

¿Por qué? Porque la mayoría de los ciudadanos preferimos subir por las escaleras eléctricas, que por los escalones. Porque nos gustan más las tortas, los tacos y las hamburguesas que una comida saludable.

Y porque no hacemos ejercicio, tenemos una vida sedentaria, de hecho, se cree que diariamente al menos 15% de la población dedica su tiempo libre a ver la televisión.

El problema es que cinco de los diez factores de riesgo identificados por la OMS como claves para el desarrollo de enfermedades crónicas, están relacionados con la obesidad.

Y no sólo eso, en el más reciente congreso del American College of Cardiology, se enfatizó la importancia de medir la circunferencia abdominal ya que está clínicamente comprobado que los hombres y mujeres que tienen más grasa abdominal, tienen más riesgo de desarrollar:

  • Diabetes
  • Enfermedades del corazón
  • Intolerancia a la glucosa
  • Resistencia a la insulina
  • Hipertensión arterial
  • Colesterol elevado
  • Concentraciones elevadas de grasas en la sangre, entre muchas más.

“El síndrome metabólico es la consecuencia de una forma mala de sobrepeso u obesidad que nosotros llamamos obesidad abdominal, así que si uno tiene una cintura crecida esto se relaciona con anormalidades en los lípidos, aumenta el índice de azúcar en la sangre y también aumenta la presión sanguínea”, dijo el doctor Jean-Pierre Després, director de Investigación de Cardiología del Centro de Investigación del Hospital Laval en Québec, Canadá.

“Por otro lado, uno puede tener grasa en el hígado, y mucha gente con síndrome metabólico y diabetes ya tiene el hígado infiltrado de grasa”, declaró DR. Richard Nesto, Presidente del Departamento de Medicina Cardiovascular del Centro Medico Lahey Clinic.

Y no solo el hígado, también el corazón.

En pocas palabras, estas personas se convierten en una bomba de tiempo, pues en cualquier momento, pueden sufrir un ataque al corazón.

“Para encontrar a los individuos que tienen estas anormalidades, se mide la circunferencia abdominal, si es elevada y se observa que la grasa en la sangre también es elevada, que es la grasa que conocemos como triglicéridos, esa es la grasa que uno tiene en el cuerpo” dijo el doctor Jean-Pierre Després.

Es por esto que necesitas considerar la medición de la circunferencia abdominal como si fuera un signo vital, ya que de esta manera se puede reducir hasta en 60% el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.

Saludos,
Daniel


#2

Partimos de la base que el síndrome se detecta por:
1 Obesidad abdominal.
2. Dis-lipidemia aterogénica: Triglicéridos y LDL elevados, bajo HDL.
3. Presión arterial elevada.
4. Resitencia a la insulina: Regulaciín inapropiada de insuliuna y glucosa.
5. Estado pro-trombótico: Fribrinogeno elevado.
6. Estado pro-inflamatorio: Proteína C reactiva elevada.
Me gustaría saber más sobre los factores que ud. menciona.

El estilo de vida de tantas personas que comen mal, no se ejercitan, toman y fuman interactuando con la predisposición genómica es lo que le dan un carácter casi epidémico a esto.

Según la Americn Heart Asociation la primera línea de intervención se relaciona con:

  1. Regulación de peso (IMC menor a 25 Kg/m2)
  2. Incremento de actividad física al menos de 30 minutos 4 o 5 días a la semana.
  3. Hábitos alimenticios adecuados: reducir ingesta de grasa saturada, grasas trans y colesterol. Aumento de consumo de vegetales, frutas, leguminosas y granos integrales.

#3

Hola, sólo quería agregar que no hay que esperar a tener una veintena de kilos encima para chequearse o hacer algo, yo mido 1.62 mts y peso 70 kilos estoy 10 a 12 kilos por encima de mi peso y fui disgnosticada con Sindrome Metabólico, me lo detectaron por que despues de un aumento de peso anormal en muy poco tiempo, (10 kilos en 3 meses aprox.), me fui a hacer exámenes y me salió todo afectado, dislipidemia, hipertensión leve, insulino resistencia e intolerancia a la glucosa, (eso si como detalle informativo la circunferencia abdominal no llegama a los 100 Ctms estaba como que en 87)… Y de mas está decir que aún estoy asustada, me medicaron por todos lados y me dijeron que si no cambiaba radicalmente mi estilo de vida en muy poco tiempo desarrolaría diabetes, que ya estaba casi a niveles de diabetes tipo II… Me alegra mucho haber encontrado esta comunidad, aún hay tantas cosas que no sé, cada vez que voy a comer es un dilema, porque no habia encontrado buenas fuentes de información, todo el mundo dice haz dieta??? que dieta?? nada, el médico me dejo en el aire, come sanamente??? Para mi las frutas eran sanas y cenaba con frutas y zas el azucar arriba y la insulina arriba lo cual da mucha hambre y vuelta de nuevo a lo mismo, pero peor, de las dietas que conseguí en internet habían montones de ingredientes y cosas que no hay en mi país y si las hay tienen otro nombre que no relaciono, ya llevo algunos meses diagnosticada y solo hasta ahora es que estoy comenzando a entender lo que realmente significa esto en mi vida… Encontré la informacion sobre el indice glicémico de los alimentos y por alli comencé a comprender mejor; A veces los médicos solo lo llenan a uno de medicamentos y ya… me alegra mucho haberlos encontrado… Saludos


#4

Hola, Daniel. El problema también radica en que hay médicos que no le dan importancia a los síntomas presenta la gente. Te lo digo porque en mi caso particular pasaron tres años antes de que me diagnosticaran resistencia a la insulina. Después de muchos años de fumadora, decidí que ya era tiempo de dejar el cigarrillo, y así lo hice, de un día para otro no fumé más. Sabiendo, por experiencia de otros que esto iba a generar un aumento de peso (mido 1,52 y en ese tiempo pesaba 50 kg), comencé a hacer más ejercicio del que ya hacía, caminaba alrededor de hora y media al día, 6 días a la semana. sin embargo no hubo forma de controlar mi peso. Luego, quisiera pensar que mi cuerpo se adaptó y comencé a perder peso, siempre con mi buena alimentación y ejercicio. Después de un tiempo comencé a ganar peso nuevamente, esta vez fueron 10 kilos en menos de 6 meses. Teniendo antencedentes de diabetes en mi familia: mi mamá es T2 y mi hija es T1. Fui a dos endocrinos distintos y ambos desestimaron mi preocupación porque yo pensaba, por los síntomas que presentaba, que tenía resistencia a la insulina. Olímpicamente me dijeron que yo no sabía comer (ojo, que conste que mi hija es diabética T1 y en mi casa siempre nos hemos alimentado bien) y que no hacía suficiente ejercicio, como si jugar tenis 3 veces a la semana, más dos horas de Pilates a la semana no fuera suficiente. En fin, pasé tres años antes de que alguien me recomendara a un médico especialista en obesidad que, de sólo verme y cuando le conté mis síntomas, me dijo que lo que tenía era resistencia a la insulina y me mandó hacer una curva de insulina y tolerancia a la glucosa que confirmaron su diagnóstico inicial. Ahora tomo 500 mg de Metformina con cada comida y ya perdí más de 7 kilos siguiendo mi rutina normal de dieta (como siempre) y ejercicios.
Así que, a veces, los médicos no le dan importancia a los síntomas que presenta la gente y pasan años antes de dar con un médico que te escuche y tome cartas en el asunto.
Ese es mi caso y gracias a Dios di con alguien que tomara en cuenta mis antecedentes y mi preocupación.
¿Qué hubiera pasado si yo no hubiese insistido hasta conseguir un médico que me hiciera caso? ¿Hubiera terminado siendo diabética por culpa de quienes no quisieron hacerme caso?

En el caso del síndrome metabólico, uno tiene que escuchar a su cuerpo que te dice que hay algo que no está bien e insistirle a los médicos que te hagan los exámenes correspondientes para descartar o confirmar el diagnóstico. Pienso que mientras más informada esté la gente más posibilidades tiene de tomar cartas en el asunto cuando se trata de su salud.

Saludos,
Melissa


#5

Muy cierto lo que dices Melissa, gracias por tu valioso aporte.
Feliz fin de semana.
Daniel


Web-Stat web statistics