9000 miembros!


#1

Amigos!!!

Esta familia sigue creciendo en integrantes, conocimiento y experiencias…
Somos parte, la hacemos grande y mejor!!!

Gracias por formar parte de esta familia!!!



#2

SI NATYY Me siento orgullosa de pertenecer a esta gran comunidad en cual e aprendido tantas cosas,e recibido tanto apoyo a todos sus miembros mil GRACIASSSSSSSSSSSSSSSS.Por existir se les quiere.

#3

Entre todos lo logramos, así que gracias a tí Arelis!!!

#4

¡A TODA LA COMUNIDAD POR COMPARTIR SU SENTIR Y RETROALIMENTARNOS!

#5

ups cuantos somos!jajaja,amiga cuando entre recien recuerdo,estabamos x llegar a los mil miembros,y veeeeeeeeeeeeeeee,felicitciones!


#6

Felicitaciones a tí Nikki!!! por estar siempre…


#7

Encontré esto en internet…
El significado de comunidad…

¿Cómo se crea el sentido de comunidad? De todas las disciplinas que lo estudian, la antropología ofrece las perspectivas más útiles. Los antropólogos descubrieron que el sentido comunitario no surge necesariamente de la proximidad física (si así fuera, un alto edificio de 200 departamentos situado en una gran ciudad sería una comunidad). De modo similar, las comunidades tampoco se forman automáticamente por el solo hecho de compartir un lenguaje, una religión, una cultura o incluso la sangre. Todos estos factores pueden cumplir sin duda un papel secundario y sustentador en el proceso, pero el ingrediente esencial es otro. Los antropólogos descubrieron que la comunidad se basa en la reciprocidad en el intercambio de regalos.

La construcción del sentido comunitario y la “economía del dar o regalar”

Si la comunidad fuera un tejido, ¿cuál sería el hilo que lo conforma? O, para utilizar otra metáfora, si fuera una molécula, ¿cuál sería su átomo constitutivo, el acto más pequeño que la crea?
Cuando necesitamos una caja de clavos, vamos a la ferretería y la compramos. Ni nosotros ni el vendedor esperará que haya más reciprocidad que esa en el intercambio. Es una de las razones principales por las cuales las transacciones monetarias son tan eficaces. Cada una es independiente de las demás. No obstante, esto tampoco hace que se cree una comunidad.

Ahora bien, supongamos que vamos a comprar otra caja de clavos y, en el camino, nos encontramos con nuestro vecino, que está sentado en el jardín de su casa. Cuando le comentamos lo que vamos a hacer, él nos responde: “Justamente el otro día compré seis cajas. Tome, le doy una, así le ahorro el trayecto hasta la ferretería”. Además, se niega a recibir lo que ofrecemos a modo de paga. ¿Qué ha sucedido?
Desde el punto de vista puramente material, en ambos casos terminamos obteniendo la caja de clavos que necesitábamos. No obstante, un antropólogo diría que en el segundo caso ha sucedido algo más.
Cuando volvamos a toparnos con ese vecino, sin duda lo saludaremos, y si algún sábado a la noche nos toca el timbre porque olvidó comprar azúcar, muy probablemente le ofreceremos algo de la nuestra. El regalo de la caja de clavos, a diferencia de su venta, es una transacción que construye comunidad.
Una transacción comercial es un sistema cerrado: los clavos contra el dinero. En contraste, un regalo o donación es un sistema abierto. Implica una transacción incompleta que posiblemente se complete de alguna forma en el futuro. El proceso del regalo crea algo que el intercambio monetario no crea. Incorpora un hilo nuevo al tejido de la comunidad.
La cantidad de pruebas que abonan esta relación entre los obsequios y el sentimiento de comunidad es abrumadora. Ha sido documentada en todo el mundo, en todas las épocas.

Resulta extraño haber tenido que recurrir a los antropólogos para descubrir la relación entre los regalos y la construcción de las comunidades. La etimología de la palabra comunidad contenía información muy explícita sobre ese nexo, y de haberle prestado atención, los antropólogos no habrían tenido que hacer tanto trabajo de campo.
Comunidad deriva de dos raíces latinas: CUM, que significa “juntos, mutuamente”, y MUNUS, que significa “regalo”; el verbo que le corresponde es MUNERE (“DAR”). Por lo tanto, comunidad = “dar mutuamente”. No podría haber sido más obvio…


#8

La verdad que somos muchos, qué alegría ya 9000. Un abrazo para todos desde Argentina. Ayer se festejó el día de mi "Bandera" y la comparto con los 9000 miembros de ESTUDIABETES.


#9

y gracias por ser parte!

#10

Felicitaciones a Todos!, esta comunidad existe gracias a todos nosotros que estamos día a día en ella.

Saludos!!!


#11

y eso nos hace más grandes... tener al otro y sentirnos acompañados.

#12

Que maravilloso pertenecer a esta gran FAMILIA!, gracias por sus consejos, a sus conocimientos, a sus tips, a todo este amor que se respira,se siente! y por sobre todo a esta gran union que no tiene fronteras…se les quiere AMIG@S…besos


#13

Gracias Judy!!!


#14

Que puedo decir que no se haya dicho ya. Esta COMUNIDAD ES LO MAXIMO!!! para mí en lo personal ha sido un refugio de la tormenta, un oasis en medio del desierto, una luz en medio de tanta oscuridad, la prueba fehaciente de que la soledad es solo una palabra mas del diccionario, que la distancia son solo numeros en la tabla de medicion, las fronteras son solo muestras de territorialismo material por que en este mundo virtual no existen. un abrazo a esas 9000 almas unidad por una gran comunidad de personas dulces y maravillosas.


#15

Bellas palabras hermanissss!!!
Muchas gracias!!!


#16

9 mil WOW!!

felicidades!!


#17

Felicitaciones a tí amiguita!!!


Web-Stat web statistics