A cuidar nuestros riñones


#1

¿Qué podemos hacer quienes vivimos con diabetes ( y por supuesto también quienes no) para cuidar nuestros riñones?

Las enfermedades renales son conocidas como “asesinos silenciosos” y aunque claro, esto se lea espantoso resulta que pasan muchas veces desapercibidas y pueden llegar a afectar enormemente nuestra calidad de vida. La buena noticia es que hay formas para reducir el riesgo de desarrollar enfermedad renal.

Aquí las compartimos contigo.

**1. Mantente activo: **La actividad física ayuda en la reducción de la presión arterial y por lo tanto reduce el Riesgo de Enfermedad Renal Crónica.

2. Vigila tus niveles de glucosa en sangre: Las estadísticas no son alentadoras, más de la mitad de las personas que viven con diabetes desarrollan en algún momento de la vida daño renal. Nuevamente, la buena noticia es que estas complicaciones pueden evitarse y detenerse si seguimos los cuidados que nos han sido indicados. Es muy importante que realicemos dentro de nuestras pruebas periódicas una referente a funcionamiento renal. Así, en caso de que nuestros riñones no se encuentren de todo saludables podremos agarrar al toro por los cuernos y ponernos las pilas para evitar que este daño avance.

3. Vigila tu presión arterial: Seguramente todos saben que los niveles elevados de presión arterial pueden ocasionar un infarto o ataque cardiaco pero pocos saben que la presión arterial elevada (hipertensión) es la primera causa de daño renal.

Although many people may be aware that high blood pressure can lead to a stroke or heart attack, few know that it is also the most common cause of kidney damage.

Un nivel de presión arterial adecuado es uno entre 120/80. Un nivel de 140/90 y mayor es peligroso y es lo que conocemos como hipertensión. En quienes vivimos con diabetes ls metas son individualizadas pero generalmente son menores a 140/90.

4. Reduce tu consumo de sal. Los expertos recomiendan una ingesta entre 5 y 6 gramos de sal al día (cerca de una cucharadita). Para reducir este consumo puedes limitar tu ingesta de productos procesados y comida de restaurante. Bueno y claro, evitar utilizar sal en tu mesa en casa. r

5. A beber líquidos: Aún no existe un consenso sobre la cantidad idónea de agua al día. Sin embargo la sabiduría traidicional nos sugiere beber entre 1.5 y 2 litros de agua al día para mantenernos saludables e hidratados.

Consumir los suficientes fluidos ayuda a que los riñones eliminen sodio, urea y otras toxinas de nuestro cuerpo y de esta forma el riesgo de enfermedad renal es un poco menor.

**6. No fumes: ** Fumar hará (entre muchas otras cosas) que la irrigación sanguínea a nuestros riñones sea más lenta. Al llegar menos sangre, no podrán funcionar adecuadamente. Fumar aumenta el riesgo de cáncer renal hasta 50%. .

Fuente: http://www.worldkidneyday.org/8-golden-rules/


Web-Stat web statistics