Acerca de la atención plena

#1

¿El hecho de vivir en el momento puede ayudar a mejorar su salud?

En algún momento de su vida, alguien probablemente le dijo: “Disfruta cada momento. La vida es corta”. Tal vez le sonrió y le puso los ojos en blanco a este pariente o compañero de trabajo bien intencionado. Pero el hecho es que tienen razón. Intentar disfrutar cada momento puede ser bueno para su salud.

Esta idea se llama “atención plena”. Esta antigua práctica se trata de ser completamente consciente de lo que sucede en el momento, de todo lo que sucede dentro suyo y todo lo que sucede a su alrededor. Significa no vivir su vida “en piloto automático”. En cambio, se trata de experimentar la vida tal como se desarrolla momento a momento, en lo bueno y en lo malo, y sin prejuicios ni preconceptos.

“Muchos de nosotros atravesamos nuestras vidas sin estar realmente presentes en el momento”, dice la doctora Margaret Chesney de la Universidad de California, San Francisco. La doctora está estudiando cómo la atención plena afecta la salud. “Lo más valioso sobre la atención plena es que es accesible y puede ser útil para muchas personas”.

Los estudios sugieren que las prácticas de atención plena pueden ayudar a las personas a manejar el estrés, a enfrentar mejor las enfermedades graves y a reducir la ansiedad y la depresión. Muchas personas que practican la atención plena informan una mayor capacidad para relajarse, un mayor entusiasmo por la vida y una mejor autoestima.

Un estudio respaldado por Institutos Nacionales de la Salud (NIH) encontró un vínculo entre la meditación, la atención plena y los cambios cuantificables en las regiones cerebrales involucradas en la memoria, el aprendizaje y la emoción. Otro investigador financiado por NIH informó que las prácticas de atención plena pueden reducir la ansiedad y la hostilidad entre los jóvenes en zonas urbanas y llevar a una reducción del estrés, menos peleas y mejores relaciones.

Un beneficio importante de la atención plena es que lo alienta a prestar atención a sus pensamientos, sus acciones y su cuerpo. Por ejemplo, los estudios han demostrado que la atención plena puede ayudar a las personas a lograr y mantener un peso saludable. “Es muy común que las personas vean televisión y coman bocadillos directamente de la caja sin prestar atención a cuánto comen”, observa Chesney. “Con la alimentación consciente, uno debe comer cuando tenga hambre, concentrarse en cada bocado, disfrutar más de la comida y parar cuando esté lleno”.

Sin embargo, encontrar tiempo para la atención plena en nuestra cultura puede ser un desafío. Tendemos a valorar mucho cuántas cosas podemos hacer a la vez y qué tan rápido podemos hacerlas. Aun así, ser más consciente está al alcance de cualquiera.

Puede practicar la atención plena a lo largo del día, incluso mientras responde correos electrónicos, mientras está atascado en el tráfico o mientras hace fila. Todo lo que debe hacer es tomar más conciencia de su respiración, de sus pies en el suelo, de sus dedos mientras escribe, de las personas y las voces que lo rodean.

Chesney señala que, a medida que la gente comienza a aprender a ser más consciente, es normal darse cuenta de lo mucho que corre la mente y de cómo se centra en el pasado y el futuro. Lo que puede hacer es simplemente notar esos pensamientos y luego regresar al momento presente. Estos pequeños pasos regulares son los que suman y comienzan a crear una vida más consciente y saludable.

Entonces, antes de poner los ojos en blanco, tómese un momento y considere la atención plena.

1 me gusta
#2

que importante y a veces que difícil de practicar, pero al final es una de las claves del bienestar, estar presentes :wink:

Web-Stat web statistics