Actitud mental : Siendo flexible , vas a tener más éxito con la dieta


#1

¿Sólo te sentís feliz cuando adelgazás? ¿Creés que para bajar de peso tenés que dejar de comer o matarte en el gimnasio? El doctor Alberto Cormillot te invita a adoptar una actitud mental tolerante para tener mayores chances de alcanzar tus objetivos.

La actitud mental con que se aborda la pérdida de peso es fundamental para alcanzar el éxito. Pensar en términos de 'todo o nada', o de 'blanco o negro', es hacer que toda nuestra felicidad dependa de adelgazar, o creer que para bajar de peso es necesario dejar de comer o hacer gimnasia hasta caer exhaustos.

En cambio, podemos mirar la vida con una perspectiva más abierta, que nos lleve a confiar en nosotros y en nuestras decisiones, que no nos ponga en dependencia absoluta con unos gramos de más o menos. Esta actitud probablemente será más eficiente para alcanzar la meta que pretendemos. Además, nos permitirá abordar el plan de alimentación y actividad física con más disfrute, placer y alegría.

Nuestros hábitos pueden mejorar, ¡pero con tolerancia y cariño hacia nosotros mismos!. Sin que la comida pase a protagonizar y manejar nuestra vida.

Veamos algunos pensamientos propios del 'todo o nada', y con qué pensamientos integradores se pueden reemplazar:

1) Pensamiento “Todo o Nada”: La única meta es perder peso, y el éxito se mide en función de los kilos que perdí.
Pensamiento “Integrador”: Confío en mis propias decisiones para tener mejor
estado de salud. Mi meta es aprender a vivir más saludablemente.

2) Pensamiento “Todo o Nada”: La comida es mi enemigo. Debo sufrir privaciones.
Pensamiento “Integrador”: La comida es mi amiga, puedo aprender a disfrutarla y a elegir mejor.

3) Pensamiento “Todo o Nada”: Sólo quiero mejorar mi apariencia: si soy flaco me siento bien, si engordo me deprimo sin remedio.
Pensamiento “Integrador”: Quiero sentirme más vital, aprender a querer mi aspecto.

4) Pensamiento “Todo o Nada”: Me salí de la dieta, soy un fracaso.
Pensamiento “Integrador”: No pude hacer lo planeado, la próxima vez saldrá mejor.

5) Pensamiento “Todo o Nada”: Me centro en el pasado, en los errores que cometí.
Pensamiento “Integrador”: Vivo el presente, disfruto, me proyecto hacia el futuro.

6) Pensamiento “Todo o Nada”: Soy víctima de mi obesidad.
Pensamiento “Integrador”: Soy protagonista y decido sobre mi vida.

7) Pensamiento “Todo o Nada”: Soy gordo, por eso he fracasado en mi vida.
Pensamiento “Integrador”: No permitiré que la gordura me impida ser feliz.

8) Pensamiento “Todo o Nada”: No puedo moverme, o debo “matarme” haciendo gimnasia.
Pensamiento “Integrador”: Disfruto de aumentar el nivel de actividad física día a día.

9) Pensamiento “Todo o Nada”: Si no soy perfecto no sirvo para nada.
Pensamiento “Integrador”: Soy humano, tolero y acepto mis falencias, valgo por lo que soy y no sólo por lo que me sale bien.


#2


Buen aporte!


Web-Stat web statistics