Adiós

Anoche sentí frío,
era frío de olvido,
olvido de amor y caricias,
caricias que se olvidan y besos,
besos que si se buscan saben amargos,
amargo el desamor y la rabia,
rabia de perder,
perder nuestras horas y días,
días de amor y entrega infinita,
infinito el dolor,
dolor que aplasta el alma,
alma de quien entrega su esencia,
esencia de amor perfecto,
perfecto tu adiós…

El dolor…ese terrible dolor del alma …el dolor del adiós…¿Habrá alguien que no lo conozca?.
¿Y qué se hace con toda esa tristeza que te deja?

El frío, el olvido, el desamor, la pérdida de los días de amor y entrega infinita, el dolor del alma por un “perfecto adios”, desafortunadamente es el pan nuestro de cada día. ¿Porqué hay matrimonios ó uniones libres fallidos?
¿Fué acaso el noviasgo una mascarada? ¿fué un equívoco el sentimiento a eso que llamamos “Amor”? Aquí -
siempre hay perdedores: un integrante de la pareja y lo más triste, los hijos, si es que los hubo. Nuestra justi-
cia, ¿es en verdad justa? ¿y sus procedimientos tambien son justos? ó ¿simplemente fué un desliz de la - - pareja ó una confusión mental en los sentimientos de ambos o un abuso de la ignorancia de alguno de éllos?
Antonio Macías Vilches

Web-Stat web statistics