Agujas y diabetes


#1

Para reducir el dolor de la inyección, introducir la aguja en la piel con rapidez y decisión pero suavemente tomando la pluma con la mano dominante como puñal.

No mover la aguja ni alterar su ángulo de penetración una vez que está dentro de la piel y al extraer la aguja, conservar el mismo ángulo de su introducción.

No reutilizar la agujas desechables. Las agujas son cada vez menos agresivas y, por lo tanto, más débiles, lo que desaconseja la reutilización.

Comprobar que la insulina a inyectar esté a temperatura ambiente y no fría como cuando se saca de su lugar de conservación a 4ºC. Sacarla por lo tanto de la nevera al menos una hora antes y si la temperatura ambiente es adecuada (5-25ºC) puede permanecer fuera por varios días sin deterioro.

Hay insulinas transparentes e insulinas de aspecto lechoso necesitan homogeneizarse rotando la pluma de insulina entre ambas manos.

Se debe de rotar el sitio de inyección, no utilizando el mismo sitio constantemente y evitando inyectarte en proximidad del ombligo (aplicando las inyecciones por lo menos 5-8 centímetros del mismo).

Utilizar, si es preciso, la técnica del pellizco cogiendo suavemente el pliegue de la piel con la mano no dominante.

En pacientes delgados y niños es recomendable posicionar la jeringa, con la aguja cerca de la piel, en una ángulo de 45º. En el resto de los casos utilizar un ángulo de 90º (cuanto más tejido graso y en la zona de las nalgas, más perpendicular debe ser la inyección).

Seleccionar un punto en la piel que está a 1 ó 2 centímetros de la última inyección. Si le es difícil de recordar tenga a mano una especie de mapa de puntos de inyección.

No inyectar la insulina demasiado rápido, especialmente con dosis mayores a 10 unidades, pues puede provocar mayor dolor pues no permite la adaptación de los tejidos subcutáneos.

Extraer suavemente y con un movimiento único y continuo la aguja de la piel, tras soltar la piel y contar hasta 5 con la aguja introducida.

Si se saca la aguja demasiado rápido, es posible que una cantidad pequeña de insulina y/o sangre salga del sitio de la inyección; esto no es dañino pero tampoco es deseable.

Se pueden producir moratones en el sitio de inyección por ruptura de vasos capilares especialmente en casos de antiagregación con aspirina u otros fármacos. No constituye un peligro, pero debemos tratar de evitarlo con una correcta técnica de inyección y de relajación.

Se deben relajar los músculos en la zona de inyección para evitar que se expulse alguna gota de insulina al extraer la aguja.

Se deben desechar los materiales utilizados, menos la aguja, que debería introducirse en un depósito especial (al igual que las lancetas de autocontrol) pues al estar contaminados con sangre podría ser fuente de infecciones; si no se dispone de estos recipientes, se podría utilizar una botella de plástico vacía correctamente etiquetada con tinta indeleble con el aviso de que contiene materiales punzantes con restos biológicos.

Aunque todo esto pueda parecer complejo al inicio, en muy poco tiempo lo convertiremos en una rutina de vida. El objetivo: beneficiarnos de los mejores tratamientos para cuidar nuestro cuerpo, controlando así nuestra diabetes.

Fuente: Revista de diabetes “DIABETES”. Publicación de la Sociedad Española de Diabetes. Edición de octubre a noviembre de 2009


#2

hola, Ana muy buena informacion yo apesar del tiempo que tengo con diabetes derrepente me tiembla la mano al intertar inyectarme siento un poco de temor como si que fuera la primera vez que lo hiciera jejej pero bueno es perte de esto, saludos, Sandra.


#3

Muy bueno el material compartido,gracias.


#4

Gracias Ana, esta es información básica q todos debemos saber, gracias :slight_smile:


#5

Hola hace poco me diagnosticaron diabetes hasta hay bien las glucemias el pinchazo no me importa porque es indoloro practicamente pero con lo que no puedo es con la insulina me pongo nervioso y me lo acaba inyectando mi madre para que me calme ¿ que puedo hacer para conseguir pincharme yo solo?


#6

yo creo que tienes que acostumbrarte y poco a poco,no te importe que tu mama te tenga que ayudar,
para eso estamos las madres para aydar y tu poco a poco iras cogiendo confianza,a mi tambien me pasaba yo el primer dai me la puse fria de la nevera y me hice mucho daño y llore y todo ,
a si que tranquilo poco a poco,


Web-Stat web statistics