Alimentación y Diabetes Tipo 1


#1

Alimentación y diabetes tipo 1

Debes saber que las características de una alimentación sana para quienes viven con diabetes son las mismos que las de la alimentación de la población en general. Hoy sabemos que ningún alimento está prohibido pero que algunos alimentos deben ser consumidos con menor frecuencia y en las cantidades adecuadas para evitar que afecten el control de nuestra glucosa en sangre.

Se sabe que todos los alimentos aportan, en mayor o menor cantidad, uno o varios nutrimentos. A continuación encontrarás una lista de los nutrimentos, conociéndolos podrás saber el efecto que tendrán sobre tus niveles de glucosa y podrás hacer cambios saludables en tu plan de alimentación.

HIDRATOS DE CARBONO.

Son la principal fuente de energía y nos permiten realizar todas nuestras actividades. Se dividen en 2:

- Hidratos de carbono complejos: No aumentan drásticamente los niveles de glucosa en sangre ya que su digestión es ligeramente más lenta. Entre estos se incluyen el pan, el arroz, las pastas, los cereales (maíz, trigo, centeno, etc.) y sus derivados, las papas y las leguminosas (frijol, lenteja, haba, etc.). Se recomienda elegir aquellos que sean integrales ya que su aporte de fibra es mayor.

- Hidratos de carbono simples: Elevan de manera rápida los niveles de glucosa en sangre debido a que su digestión y absorción es casi inmediata por lo que son los más recomendables para tratar una hipoglucemia (glucosa en sangre menor a 70 mg/dl). Los alimentos que los contienen son las frutas, los caramelos, el azúcar de mesa, jugos, refrescos, mermeladas, etc.

Fibra dietaria: Existen 2 tipos:

- Soluble: se encuentra principalmente en avena, frijoles, nopales, manzana y en cítricos como la naranja, contribuye a disminuir el colesterol y la glucosa en sangre, ya que dificulta su absorción.

- Insoluble: se encuentra en los cereales integrales y verduras en general, ayuda a prevenir el estreñimiento y otros desórdenes digestivos.

PROTEÍNAS.

Son aquellos nutrimentos que se encargan de formar, mantener y reparar todas las células de nuestro cuerpo. Tiene muy poco impacto sobre nuestros niveles de glucosa en sangre, sin embargo su consumo debe ser moderado. Entre los alimentos en los que las encontramos están el pollo, el pescado, la carne roja, el huevo, la leche, quesos y las leguminosas (frijol, lenteja, haba, etc.).

GRASAS Ó LÍPIDOS.

Son importantes dentro de nuestra alimentación diaria ya que también proporcionan energía y forman parte importante de diferentes componentes celulares; sin embargo, su consumo en exceso favorece el aumento de peso corporal así como también el aumento de lípidos o grasas en sangre principalmente colesterol y triglicéridos.

Las grasas están presentes en alimentos de origen animal (saturadas) como: la grasa y piel de la carne de res, pollo y cerdo, lácteos enteros, tocino, chorizo, manteca y mantequilla.

También se encuentran en alimentos de origen vegetal (monoinsaturados y poliinsaturados) como: aguacate, aceites vegetales de oliva, maíz, canola, etc., pescado, nueces y cacahuates.

No olvides que la meta en el tratamiento de la diabetes es mantener en rango nuestros niveles de glucosa (azúcar) en sangre. Estos rangos generalmente son entre 70 y 140 mg/dl. La alimentación adecuada nos ayudará a alcanzar esta meta.

Si tú o algún ser querido vive con diabetes es importante que tomar en cuenta lo siguiente:

- Establece horarios fijos de comidas

- No omitas ningún tiempo de comida, eso podría ocasionar que tus niveles de glucosa cambien bruscamente.

- Trata de dar variedad a sus menús, escoge alimentos de diferentes colores para hacer más apetecible tu platillo.

- Evita el consumo de alimentos fritos, prefiere cocinarlos al horno, asados, a la plancha o cocidos de esta manera eliminará una buena cantidad de grasa.

- Antes de cocinar carne o pollo, retira toda la grasa y piel posible.

- Puedes preparar sopa de verdura utilizando caldo de pollo desgrasado.

- Elige consumir pescado al menos tres veces a la semana.

- Prefiere la leche y otros productos lácteos bajos en grasa.

- Evita el consumo de manteca o mantequilla, es preferible usar aceites vegetales como de oliva, cártamo, canola, etc. para preparar los alimentos.

- Modera el consumo de huevo a uno por día o bien 2 claras de huevo.

- Los antojitos mexicanos son parte de nuestra cultura y alimentación, pueden ser una buena opción si los preparas sin freír y los acompañas con verduras (nopalitos, cebollita asada, salsas, etc.).

- Prefiere el consumo de verduras y frutas frescas y crudas ya que son buena fuente de fibra y vitaminas.

- Puedes utilizar algún sustituto de azúcar para endulzar tus bebidas o para preparar algunos postres.

- No olvides beber suficiente agua, para mantenerte hidratado y mejorar el funcionamiento intestinal.

- Establece con la ayuda de un profesional una rutina de ejercicio.

- Tomar una actitud positiva ante los retos que enfrentamos día a día nos facilitará mejorar el control de la diabetes.

Mantener una alimentación sana es uno de los grandes pilares para tener bajo control a nuestra diabetes por lo que siempre es recomendable acercarse a un Licenciado o en Nutrición o Educador en Diabetes para obtener la mejor asesoría.

No olvides que el plan de alimentación deberá ser individualizada tomando en cuenta las características de cada persona.

Recuerda que no hay alimentos buenos ni malos. Se puede comer de todo pero con moderación y seleccionando correctamente nuestros alimentos.

*información de: Federación Mexicana de Diabetes

www.fmdiabetes.org


Para más información visita la página de recursos sobre diabetes tipo 1.


Novata en Diabetes tipo 1
#2

Web-Stat web statistics