¿ALMACENAS ADECUADAMENTE TU INSULINA? UNOS CONSEJOS

ESCRITO POR: Eugenia Araiza

Cuando vemos anuncios en la televisión o alguna película en la que alguno de los protagonistas utilizan insulina generalmente podemos observar que la sacan del refrigerador para poderla administrar. Cuando se hace el diagnóstico de diabetes la sugerencia es también “mantener en el refrigerador” e incluso, cuando compramos insulina nos dan una bolsita con hielo para conservar la temperatura mientras llegamos a casa.

Pero, realmente sabemos ¿cómo conservarla? Existen dos parámetros clave que hay que tener en cuenta a la hora de conservar la insulina de forma eficiente. Estos son la temperatura y el tiempo . No te preocupes si no lo sabías, aquí te explicamos un poco más sobre eso.

Sobre la temperatura

De acuerdo a las etiquetas de los tres fabricantes de insulina de los EE. UU., se recomienda que la insulina sea almacenada en un refrigerador a aproximadamente entre 2°C y 8°C (36 °F y 46 °F). De esta forma, la insulina, sin abrir y almacenados de esta forma, mantienen su potencia hasta la fecha de vencimiento indicada en el envase.

Además hacen la aclaración de no congelar y de no usar alguna insulina que haya estado congelada ya que el esto causa que se pierda cierta eficacia al estar expuesta a temperaturas extremas. Cuanto más larga la exposición a temperaturas extremas, menos eficaz se vuelve lo cual pudiera ocasionar variabilidad en la glucosa.

Los frascos o cartuchos ya sea que estén abiertos o sin abrir pueden estar sin refrigeración a una temperatura entre 15°C y 30°C (59 °F y 86 °F) hasta por 28 días sin exponer directamente a la luz solar o al calor excesivo y debe ser desechada 28 días después del primer uso, aún si todavía contiene insulina. Si la insulina ha sido retirada del frasco original debe ser desechada en un tiempo máximo de dos semanas. Esto es debido a que las insulinas contienen ciertos conservadores que permiten mantener la insulina durante un cierto periodo de tiempo, pero tarde o temprano dejan de ser efectivos y cuando esto ocurre, las bacterias pueden desarrollarse en el interior del vial, degradando la insulina y haciendo que deje de funcionar.

Sobre los tiempos

Si utilizas microinfusora de insulina debes cambiar el reservorio cada tercer día y también la insulina que pudiera contener el reservorio evitando emplearla en el nuevo set de infusión. Cuando viajes evita que la microinfusora esté mucho tiempo bajo la luz directa del sol, trata de cambiar su posición a la zona que se encuentre bajo la sombra (por ejemplo en el coche dirigiéndola hacia la zona en la que se encuentra la palanca de velocidades.

En caso de tener dudas

  • Revisa la fecha de caducidad del frasco, cartucho o pluma antes de usarla.
  • Anota en el frasco o la caja de la insulina la fecha en la que la abriste y usaste por primera vez, esto te dará una idea más clara sobre la calidad de la misma.
  • Cuando la insulina está fría suele causar incomodidad y dolor al momento de aplicarla, mantén la insulina que estás empleando a temperatura ambiente lejos de fuentes de calor como sería estufa, tostadores, cafeteras o ventanas. Si viajas evita dejarla en el automóvil, aún si llevas hielera.
  • Recuerda que puedes almacenar la insulina a temperatura ambiente durante máximo 4 semanas.
  • La insulina que no estés empleando y se encuentre cerrada guárdala en el refrigerador cuidando que la temperatura se encuentre de 2°C a 8°C sin que esté cerca del congelador o a una temperatura menor a 2°C.
  • Cuando pongas la insulina junto a hielos, evita que el frasco esté en contacto directo con el hielo, puedes envolverlo en un trapito para evitar que se pudiera congelar.
  • Existen transportadores de insulina que pueden ser frascos o especie de lapiceras que contienen un espacio para poner hielo y además un recubrimiento térmico lo cual te facilita su transporte en días calurosos.
  • Nunca emplees insulina que tenga una textura diferente, que tenga un aspecto turbio, que se separe o que se hagan grumos, esto indica que la insulina ya no sirve y no debe ser aplicada.
  • Todas las insulinas traen dentro de su empaque un prospecto informativo sobre el tipo de insulina así como los cuidados de su uso como de su almacenamiento, para conocer más sobre la insulina que empleas puedes apoyarte directamente de ellos y preguntar a tú medico si tuvieras alguna duda.

Referencias.

U.S. Food and Drug Administration. (21 de Septiembre, 2017, . Información sobre el almacenamiento de insulina y el cambio entre productos durante una emergencia. Recuperado de https://www.fda.gov/drugs/emergency-preparedness-drugs/informacion-sobre-el-almacenamiento-de-insulina-y-el-cambio-entre-productos-durante-una-emergencia

3 Me gusta

Mil gracias por tan interesantes consejos

1 me gusta
Web-Stat web statistics