Atención diabéticos hipertensos!


#1

Midiendo la presión en casa

Para que las mediciones domésticas de la presión arterial resulten en cifras confiables es necesario adoptar diversos recaudos.

Además de las precauciones que deben ser tomadas en cuenta respecto a las condiciones del paciente o las personas a las que se desea controlar (Mediciones confiables) es preciso considerar algunas cuestiones relacionadas con el instrumental y con las técnicas o procedimientos necesarios, para que los resultados de la medición doméstica de la presión arterial, sean un fiel reflejo de la realidad.

El equipo adecuado
Para medir la presión arterial se recomienda utilizar los aparatos de brazo (no los de muñeca o los de dedo). Existen diversos tipos de aparatos pero las 3 variedades clásicas son:

  • Esfingomanómetros de mercurio, siempre y cuando su mantenimiento sea el adecuado; estos aparatos son los que suelen utilizarse en clínicas o consultorios. No son muy recomendables en el hogar ya que poseen mercurio, que tiende a ser reemplazado en todos los aparatos, por su toxicidad ambiental en caso de romperse.
  • Manómetro anaeroide: son los que poseen un dispositivo tipo reloj con una aguja que se desplaza ante los movimientos de insuflación y desinflado del manguito. Para que sean confiables, deben estar en buenas condiciones todas sus partes y ser calibrados cada 6 meses.
  • Tensiómetros automáticos: permiten el uso por el propio paciente. Se requiere que se trate de un equipo validado y avalado por entidades cardiológicas o científicas reconocidas.

El manguito, que es la parte del aparato que rodea el brazo, debe ser adecuado al tamaño del éste y la cámara interna debe cubrir el 80% del perímetro o circunferencia del barzo. Por este motivo, Ud. o quien deba controlarse su presión arterial, verifique que el tamaño del manguito sea el adecuado (existen para personas delgadas, con peso normal y obesas). El sistema de cierre o el velcro debe sujetar al manguito con firmeza y evitar que se desprenda en pleno proceso de medición.

Al momento de medir…

Antes que nada, no olvide las recomendaciones básicas: estar en reposo y tranquilo, con la espalda y los brazos bien apoyados.
Habitualmente se recomienda que las determinaciones de presión se realicen por la mañana, ni bien se levanta, antes de desayunar o tomar la medicación, y por la noche antes de cenar. Estos horarios o momentos del día son sólo de tipo orientativo; siga las recomendaciones particulares de su médico.
En cada ocasión que mida la presión, efectúe 2 (ó 3) mediciones, separadas entre sí por 2 o 3 minutos, y haga un promedio de los resultados obtenidos.
Tan importante como controlar de manera adecuada la presión, es llevar el registro de los valores obtenidos. Por ello, al concluir todo el procedimiento anote inmediatamente las cifras en una libreta, cuaderno o libreta especial. No olvide llevarlo cuando concurra a la consulta con el médico, ya que será una guía importante para evaluar su situación y poder adecuar el tratamiento, de ser necesario.
Si ha decidido controlarse en su casa la presión, no lo haga cuando se sienta mal porque los resultados no serían representativos de lo que le acontece habitualmente. Fije un calendario de controles. Por ejemplo, todos los sábados o lunes, miércoles o viernes, etc. Si no ha recibido indicaciones médicas respecto a la frecuencia de las mediciones, hacerlo 1 vez por semana puede ser lo adecuado, siempre y cuando su presión se encuentre controlada y estable.

Conocer la presión arterial es muy importante y las mediciones deben hacerse en condiciones apropiadas. Converse acerca de estos puntos con su médico, su enfermero o su asistente de salud.

Fuente: Guía española de hipertensión arterial 2005. Hipertensión, 22(2):16-26; 2005.
Editora Médica Digital


#2

Gracas y saludos abuelito nuevamente, feliz dia.


#3

Gracias a ti mi querida Heidi, digo, Gladys… jejej :slight_smile:


#4

Buenas recomendaciones, revisaré la guía. =)


Web-Stat web statistics