Basta ya!


#1

Dejemos de ser la “pobrecita de la película” dejemos que nuestros ojos se sequen para renacer y luchar por nosotras,
vamos a cambiar esa imagen de la “abandonada” por la de la mujer guerrera y valiente que se levanta, y lucha
¿no sería mejor en ese momento hablar con Dios, pedirle fuerza? Prometerle a Dios que de allí en adelante haremos las cosas diferentes, que vamos a reconocer nuestras limitaciones físicas.
Podríamos entonces escuchar una voz interior que nos dice:
“Nada, un poco más, una vez más” y ponemos como meta en ese momento, llegar a tierra firme y de alguna manera lo logramos . Lograras porque todo lo podemos en Cristo que nos fortaleze!

Detengámonos cada vez que podamos o cuando lo sintamos necesario, para preguntarnos: ¿Quién soy yo? ¿qué quiero?
Todavia no sabes quien eres? Tu eres una hija de Dios!!


#2

VIVA VIVA VIVA, ASI ES AMIGA SOMOS LO QUE QUEREMOS Y SEREMOS FELICES, DIOS TE BENDIGA.


Web-Stat web statistics