Beneficios del pescado en las alteraciones renales de diabéticos


#1

El consumo de pescado y de aceite de pescado reduciría el riesgo de experimentar pérdidas anormales de proteínas por la orina en los diabéticos.

Una de las complicaciones crónicas que pueden aparecer en los diabéticos es la denominada nefropatía diabética, que en su etapas avanzada puede culminar en la insuficiencia renal. Del mismo modo que sucede con la diabetes, la hipertensión arterial también puede provocar daño en el funcionamiento renal, particularmente cuando es de larga data y no se encuentra bien controlada.

Es frecuente encontrar personas que padecen simultáneamente diabetes e hipertensión arterial; en estos casos, los cuidados y las prevenciones sobre posibles trastornos renales resultan más que imprescindibles.

Una de las primeras y más fácilmente comprobables manifestaciones de alteración renal es la presencia de microalbuminuria, que es el término con el que se designa la eliminación de pequeñas cantidades de proteínas por vía urinaria (hecho que normalmente no se produce). Según un reciente estudio llevado a cabo por expertos de Norfolk (Reino Unido), la microalbuminuria aparece en el 22% de los diabéticos y en el 11% de los individuos no diabéticos. La macroalbuminuria, que implica la pérdida de cantidades aún mayores de proteínas por vía urinaria es del 8% en diabéticos y de 0,6% en la población no diabética.

Todos estos motivos llevaron a considerar posibles intervenciones tendientes a reducir los riesgos de presentar microalbuminuria, es decir, alteraciones del funcionamiento renal. En primer lugar se realizó un estudio de frecuencia de consumo de diversos alimentos, para relacionar las cantidades ingeridas de determinados productos con la probable existencia de microalbuminuria.

El estudio se focalizó en el consumo de pescado. Los investigadores dividieron a los participantes en 3 categorías: baja ingesta (menos de 1 porción de pescado por semana), consumo moderado (1 a 2 porciones a la semana) y alto consumo (más de 2 porciones semanales). Dentro de la categoría de pescado se incluyeron diversas especies, así como el aceite de pescado.

Al analizar consumos y considerar otras variables o factores que podrían influir en la aparición de microalbuminuria, los expertos británicos constataron que la asociación beneficiosa entre pescado y ausencia de microalbuminuria fue netamente superior al comparar individuos con bajo consumo con aquellos de alto consumo. Esta asociación beneficiosa no fue exclusiva de los diabéticos.

El consumo de pescado constituye una fuerte recomendación para la alimentación, como lo indican las normas emitidas en el 2008 por la Asociación Americana de Diabetes, que recomienda el consumo de 2 o más porciones de pescado (excluyendo los productos elaborados prefritos) como pauta para el control lipídico y para el aporte de ácidos grasos omega 3, por sus excelentes beneficios sobre el sistema cardiovascular.

Esta publicación suma otra razón para que consideremos en nuestro menú semanal la incorporación de este valioso alimento.

Editora Médica Digital, diciembre de 2008

El consumo de pescado y de aceite de pescado reduciría el riesgo de experimentar pérdidas anormales de proteínas por la orina en los diabéticos.

Una de las complicaciones crónicas que pueden aparecer en los diabéticos es la denominada nefropatía diabética, que en su etapas avanzada puede culminar en la insuficiencia renal. Del mismo modo que sucede con la diabetes, la hipertensión arterial también puede provocar daño en el funcionamiento renal, particularmente cuando es de larga data y no se encuentra bien controlada.

Es frecuente encontrar personas que padecen simultáneamente diabetes e hipertensión arterial; en estos casos, los cuidados y las prevenciones sobre posibles trastornos renales resultan más que imprescindibles.

Una de las primeras y más fácilmente comprobables manifestaciones de alteración renal es la presencia de microalbuminuria, que es el término con el que se designa la eliminación de pequeñas cantidades de proteínas por vía urinaria (hecho que normalmente no se produce). Según un reciente estudio llevado a cabo por expertos de Norfolk (Reino Unido), la microalbuminuria aparece en el 22% de los diabéticos y en el 11% de los individuos no diabéticos. La macroalbuminuria, que implica la pérdida de cantidades aún mayores de proteínas por vía urinaria es del 8% en diabéticos y de 0,6% en la población no diabética.

Todos estos motivos llevaron a considerar posibles intervenciones tendientes a reducir los riesgos de presentar microalbuminuria, es decir, alteraciones del funcionamiento renal. En primer lugar se realizó un estudio de frecuencia de consumo de diversos alimentos, para relacionar las cantidades ingeridas de determinados productos con la probable existencia de microalbuminuria.

El estudio se focalizó en el consumo de pescado. Los investigadores dividieron a los participantes en 3 categorías: baja ingesta (menos de 1 porción de pescado por semana), consumo moderado (1 a 2 porciones a la semana) y alto consumo (más de 2 porciones semanales). Dentro de la categoría de pescado se incluyeron diversas especies, así como el aceite de pescado.

Al analizar consumos y considerar otras variables o factores que podrían influir en la aparición de microalbuminuria, los expertos británicos constataron que la asociación beneficiosa entre pescado y ausencia de microalbuminuria fue netamente superior al comparar individuos con bajo consumo con aquellos de alto consumo. Esta asociación beneficiosa no fue exclusiva de los diabéticos.

El consumo de pescado constituye una fuerte recomendación para la alimentación, como lo indican las normas emitidas en el 2008 por la Asociación Americana de Diabetes, que recomienda el consumo de 2 o más porciones de pescado (excluyendo los productos elaborados prefritos) como pauta para el control lipídico y para el aporte de ácidos grasos omega 3, por sus excelentes beneficios sobre el sistema cardiovascular.

Esta publicación suma otra razón para que consideremos en nuestro menú semanal la incorporación de este valioso alimento.

Editora Médica Digital, diciembre de 2008

Fuente: Diabetes online.

#2

que interesante me resulta tu articulo, sobre todo ahora que me encuentro un poco asustada, ya que tengo una fuerte infeccion en los riñones y es algo que no me habia pasado antes. Como diabética estoy experimentando cosas neuvas en mi organismo y aun estoy asustada, aunque trato de entender y aprender para poder ayudarme a mi misma.


#3

Tranquila Irma, ya verás que todo tiene solución, atiende las recomendaciones de tu médico.
Y dime que alteración tienes en el riñon haber si te ayudo con algun comentario de alimentación.
Un abrazo para ti desde Argentina.


#4

Los primeros sintomas fueron dolores muy fuertes del lado derecho. Acudi al servicio medico (urgencias) y me hicieron una radiografia (por una caida que tuve anteriormente), unos analisis de orina urgentes… Los resultados fueron una fuerte infección en los riñones. Hoy me hicieron un ultrasonido para descartar piedras en el riñon, afortunadamente no fue y el diagnostico del medico fue una fuerte infección en el riñon. Ya me dio medicamentos, el dolor ha disminuido pero no desaparece. Ademas del tratamiento me recomendo tomar mucho liquido (agua natural de preferencia) ya que no acostumbro consumirlo, eliminar el cafe (que aunque consumo poco no lo habia dejado, y el miercoles regresare para ver como sigo. Me recomendo que siga el tratamiento al pie de la letra para erradicar la infeccion ya que al decir de el, lo que nos afecta mas a los diabeticos son las infecciones. Por otra parte se me hinchan mucho los pies y cuando quiero ir al baño siento dolor en la espalda (por decirlo de alguna forma). Otra alteracion que tenia es que siento ganas de ir al baño y voy y casi nada.


#5

Si es una infección y parece con cistitis.
te dejo un blog para que leas, cuidate mucho, no abuses de café y también trata de disminuir la cantidad de proteínas a consumir diarias así no trabaja tanto tu riñon.
Una vez que termines esta terapia con atibióticos te sentirás mejor.
Luego trata de leer los items para bajar de peso y no tener hambre, hay varios.
Cualquier consulta estamos Irma.
Un abrazo.
http://www.netdoctor.es/XML/verArticuloMenu.jsp?XML=000121


#6

Agradezco enormemente tu ayuda.y preocupación. No logre ver el articulo. Estoy ya en lo de bajar de peso, me pasaron a la nutriologa, aunque no es facil estoy conciente de que ello me ayudara. Leere los items de ese tema.

DE CORAZON MUCHAS GRACIAS


#7

Bueno cuenta con migo para lo que necesites y dile a la Nutrióloga que le envió un saludo desde Argentina y que te ayude muchooooo.
Un abrazo desde Argentina.


#8

Hola Sandra! pero es que no entiendo muy bien el mecanismo de cómo el pescado disminuye la cantidad de microalbúmina que se excreta por lor riñones :S…disminuye la microalbuminuria una vez que ya se presentó? o se usa el pescado para prevenirla?..cómo es el mecanismo?


#9

Hola Maricarmen El estudio este te está exponiendo que el consumir con mayor frecuencia el pescado disminuye el riesgo de una microalbuminuria.
En el caso de que ya esté instalada mi recomendación es limitar el consumo de proteinás y que esa ingesta diaria de proteínas mínima sea de una excelente fuente como es el pescado por ejemplo.
Un abrazo.


Web-Stat web statistics