BioHub, una posible cura a la diabetes tipo 1


#1

El BioHub busca restaurar la producción de insulina de la manera más natural posible sin provocar otros riesgos al organismo. El BioHub imitará la función del páncreas, detectando cuando es necesario liberar la insulina necesaria para mantener los niveles de glucosa en control.

Un ‘Mini-Organo’ que administra insulina real en tiempo real. Con el BioHub, el DRI está avanzando hacia una cura biológica.

Esto será posible ubicando los islotes en un lugar seguro que protegerá este material genético tan valioso para todos. Están considerando dos materiales para crear este “mini órgano”, una esponja del tamaño de una moneda, compatible con el organismo. La otra alternativa es dentro de una vena, esta vena será atada en dos extremos para mantener los islotes aislados y la insulina sería transportada al resto del cuerpo por pequeñas arterias de la vena.

Los islotes que consideran utilizar son extraídos de las células madre, islotes de cerdos o células reprogramadas (islotes del mismo paciente). Para lograr mantener con vida y un funcionamiento correcto el BioHub contará con células de oxigeno y otras células que ayudaran y defenderán los islotes del sistema inmunológico de la persona. La protección del BioHub es vital ya que si el cuerpo lo ataca, los islotes sufrirían el mismo ataque del sistema inmunológico que provocó la diabetes tipo 1. Para evitar esto el BioHub estará protegido por una fina capa protectora y también se considera que el BioHub tenga pequeñas dosis de inmunosupresores para proteger el mini órgano, sin afectar el sistema inmunológico por completo. Por ahora piensan que será necesario cambiar el BioHub cada 3 a 6 años, aunque la meta es crear un BioHub permanente.

Noticias más recientes:

Wendy Peacock, de 43 años, se sometió al procedimiento de mínimamente invasivo el 18 de agosto de 2015, y ya está produciendo insulina de forma natural, por primera vez desde que fue diagnosticada con diabetes tipo 1 a los 17 años.


Web-Stat web statistics