Bondades de los champiÑones


#1

Los champiñones por su color blanco, su excelente sabor y aroma que desprenden hacen de ellos un ingrediente muy utilizado en la cocina. Además estan cargados de propiedades saludables que nos benefician..

Comestible y de color blanco, este apreciado vegetal procede de China y Japón, donde se cultiva desde hace casi 800 años. En Europa se calculan unos 300 años de labranza del champiñón, con técnicas muy atrasadas, que provocaban poca cosecha y, por tanto, precios muy elevados. Su excelente sabor y el aroma que desprenden hacen de ellos un ingrediente imprescindible en tus platos.

Existen pruebas de que los hongos (setas, níscalos, champiñones...) han formado parte de nuestra historia desde los tiempos de los egipcios, que los consideraban fuente de inmortalidad. A partir de este momento, se les atribuyeron propiedades afrodisíacas y se convirtieron en un manjar exclusivo de las más altas clases sociales hasta llegar a ser objetos de culto a los que distintas civilizaciones encomendaban tareas de sanación de enfermos o recuperación de objetos perdidos, entre otras.

Diferentes variedades

Podemos encontrar dos tipos de champiñones:

  • Los silvestres: se localizan en el campo y, especialmente, en lugares donde la materia orgánica sea muy abundante. Su color es blanco y pueden presentar escamas en la parte del sombrero.
  • Los cultivados: se reconocen por su sombrero, que contiene escamas de un color pardo. Actualmente, las innovaciones sufridas en las plantas champiñoneras han hecho realidad una producción en serie que posibilita su acceso a todos los públicos, a un módico precio.

Cargados de propiedades saludables

El champiñón es un alimento de escaso nivel calórico, elevado valor nutricional y rico en agua; de ahí que sea recomendado incluirlo en las dietas de todas las personas.

Contiene un gran número de vitaminas, minerales, proteínas y aminoácidos que proporcionan a nuestro organismo los nutrientes necesarios para un correcto rendimiento que, incrementado por las escasas calorías que presenta, es la mejor elección para elaborar unos platos llenos de energía y sabor. Además, su componente de fibra ayuda a regular el tránsito intestinal.

¿Cómo comprarlos y conservarlos?

Los champiñones los podemos adquirir al peso o envasados. De la primera manera es más sencillo darnos cuenta de si el producto está realmente fresco; tan sólo hemos de comprobar que el pie no se separa fácilmente de la cabeza y ésa será nuestra garantía de calidad.

Para lavarlos, lo haremos de una manera rápida, ya que si cogen mucha agua tienden a esponjarse y eso provoca su endurecimiento. Cuando los hayamos cortado, para evitar que se oscurezcan, se recomienda rociarlos con un chorrito de zumo de limón. Para su perfecta conservación, deberemos mantenerlos en la nevera y envueltos en papel de periódico.

Los champiñones son un sustituto de la carne ya que aportan proteínas, fibra, vitaminas y minerales con muy pocas calorías..

Versatilidad en la cocina

Podemos emplear los champiñones para multitud de usos en la cocina, desde aperitivos y entrantes hasta plato principal o guarnición de carnes, pescados o verduras.

Lo más indicado es consumirlos frescos, ya que así se pierden menos propiedades; una excelente opción es incluirlos en una refrescante ensalada.

Investigadores del Centro Tecnológico del Champiñón de La Rioja y de la Universidad Autónoma de Madrid intentan obtener champiñones enriquecidos con selenio y demostrar que pueden ser capaces de prevenir o reducir el riesgo de enfermedades crónicas y degenerativas.

Esta investigación pionera en España, está realizada por investigadores del Centro Tecnológico del Champiñón de La Rioja junto con expertos de la Universidad Autónoma de Madrid, trata de obtener champiñones enriquecidos con selenio y demostrar así que pueden prevenir o reducir el riesgo de padecer enfermedades crónicas y degenerativas, incluidos varios tipos de cánceres.

El selenio es un mineral que tiene un alto poder antioxidante, lo que ha despertado mucho interés en investigaciones médicas y nutricionales.

Los champiñones contienen entre una y dos partes de selenio por millón sobre materia seca, lo que los convierte en una buena fuente de este mineral.

Se calcula que una ración de champiñón fresco de unos 100 gramos contiene aproximadamente el 15% de la cantidad diaria recomendada de selenio. Sin embargo, esta cantidad es insuficiente para convertir al champiñón en fuente orgánica de dicho mineral.

Champiñones, carne vegetal

Los champiñones son hongos comestibles que se pueden encontrar todo el año de cultivo. Son un buen alimento para los deportistas porque aportan proteínas, fibra, vitaminas y minerales con muy pocas calorías (20-34 Kcal/100g), sin grasas ni colesterol. Son conocidos como las "hamburguesas vegetales" porque contienen todos los aminoácidos esenciales, y son un buen sustituto de la carne en algunas recetas (lasaña, picadillos, empanadillas, mousaka, salsa boloñesa, etc.) Los champiñones tienen un contenido proteico superior a la mayoría de los vegetales, por lo que ayudan a seguir una dieta más verde, como recomiendan los expertos, sin perder proteínas en el cambio. La fibra del champiñón es conocida como quitina, un polímero de la N-acetilglucosamina, que puede ayudar a nutrir el colágeno de las articulaciones y la piel. Los champiñones son una buena fuente de vitaminas B, son ricos en tiamina, riboflavina, niacina, biotina y ácido fólico. Y por si fuera poco, al ser hongos absorben los minerales de la tierra y los ponen a tu disposición, por esta razón son una fuente de potasio, fósforo, cobre y hierro, además de manganeso, molibdeno y zinc. Hay muchas maneras de cocinar con champiñones, la mayoría son bastante fáciles de realizar, incluso se pueden comer en crudo.

En laboratorio se ha comprobado que el consumo de champiñones ayuda a regular la glucosa sanguínea en la diabetes y el colesterol y los triglicéridos e incluso se están haciendo estudios para demostrar que ayudan a prevenir tumores.

http://ar.globedia.com/bondades-de-los-champinones


#2

Hola Sandra!!!
Se agradece,por compartir esta información.
Lo que no sabia,es que ayudaban a regular la glucosa.
También tenía entendido,que las setas crudas,eran indigestas…y por lo aquí leido,veo el champiñon NO.
Grácias!!!


#3

De nada Sonita un gusto.
Un abrazo para ti.


#4

Sandra Excelente Post, y queria agregar algo mas si me lo permites

La N-acetilglucosamina ha sido propuesta para el tratamiento de enfermedades autoinmunes
y las concentraciones de N-acetilglucosamina son muy optimas en los hongos

Gracias


#5

por fin buenas noticias. Soy adicto a las setas en todas sus formas y variedades.
No más sacrificios y a disfrutar de ellas con placer, pero ojo a donde y a quien las compramos, que algunas son venenosas eh?


#6

Qué buen agregado Luis, si a veces autolimitamos nuestra alimentación, creo que es bueno conocer estas propiedades de algunos de estos alimentos que a veces no agregamos a nuestros plartos y nos traen estos beneficfios.
Gracias por tus aportes y un abrazo desde Argentina.


#7

Si Manel, tienes razón deben tener cuidado con la compra especialmente en lo posible que tengan un etiquetado que acredite su origen.
Un abrazo para ti desde Argentina.


Web-Stat web statistics