Carbohidratos y diabeticos tipo 2


#1

Últimamente se está hablando, cada vez mas, sobre las dietas bajas en carbohidratos (CH), también llamadas cetogénicas. Poco a poco la sociedad se está dando cuenta de que algo falla con esa alimentación que hasta ahora nos han vendido como “saludable. Este post trata de explicar de forma sencilla y digerible, para que no se nos haga bola,cual es el fundamento fisiológico y metabólico de estas dietas.

TIPOS DE FUENTE DE ENERGÍA.

La cantidad de alimentos que podemos ingerir es amplísima, pero básicamente se dividen en dos grandes grupos:

- Micronutrientes: sales minerales, vitaminas, etc; y

- Macronutrientes: carbohidratos, proteínas y grasas

Los macronutrientes tienen muchas funciones en el organismo, pero vamos a centrarnos en su misión energética, es decir, en la capacidad que tiene nuestro cuerpo de obtener energía como resultado de la combustión / oxidación / utilización de estos macronutrientes.

¿QUÉ OCURRE CUANDO TOMAMOS CARBOHIDRATOS?

Los carbohidratos son degradados y absorbidos en el intestino, pasando a la sangre en forma de un carbohidrato simple, la glucosa. Esta glucosa en sangre estimula la secreción de insulina cuya misión es sacar la glucosa de la circulación, ya que, losniveles de glucosa elevados en sangre son tóxicos (recordemos lo que les pasa a los diabéticos por tener niveles altos de glucosa en sangre: se daña el riñón, los vasos sanguíneos, la retina…). Y la forma que tiene la insulina de sacar la glucosa de la sangre es meterla en otra parte del cuerpo,fundamentalmente en el hígado y en los músculos.

LA GLUCOSA EN EL HÍGADO
Cuando tomamos carbohidratos la glucosa entra rápidamente en el hígado y la primera misión que tiene es reponer las reservas de glucosa hepáticas. Esto se hace uniéndose unas moléculas de glucosacon otras para formar glucógeno, que es la forma de almacenar glucosa (imaginemos el glucógeno como un rosario de bolas de glucosa). La reserva de glucógeno hepático es de unos 100-200 gr.

¿Para qué esta reserva?

Porque durante períodos de ayuno prolongado el hígado mantiene los niveles de glucosa en sangre a través de su reserva de glucógeno, es decir, que se van rompiendo moléculas de glucógeno para dar glucosa, la cual pasa a la sangre y de esta forma se mantienen los niveles adecuados de glucosa en sangre. Pero esto, como casi todo en la vida, tiene un límite: las reservas de glucógeno hepático se agotan a las 12-15 horas de ayuno.

Mas adelante veremos lo que ocurre cuando se agotan las reservas de glucógeno en el hígado. Peroahora veamos qué pasa con la glucosa que sobrauna vez se han rellenado las reservas de glucógeno hepático.

Al igual que ahora con la crisis, que nos hemos vuelto todos muy ahorradores, nuestro cuerpo también lo es, y lo que hace con la glucosa que sobra después de reponer las reservas de glucógeno es almacenarla, pero esta vez en forma de grasa. La glucosa sobrante pasa a piruvato, elpiruvato a acetil-CoA y el acetil-CoA a ácidos grasos (AG). Los AG se unen a través del glicerol y se transforman en triglicéridos (TG). Todo esto ocurre en el hígado, pero el hígado no debe ser el depósito de los TG, si no si no que los TG deben almacenarse en el tejido adiposo. El paso de los TG del hígado al tejido adiposo se realiza a través de la sangre, y como los TG son muy difíciles de disolver en la sangre son transportados a través de las lipoproteínas desde el hígado al tejido adiposo.

Por lo tanto: EXCESO DE GLUCOSA = RESERVA DE GRASA.

Ahora sí, ¿qué ocurre tras periodos de ayuno prolongado cuando se agotan las reservas de glucosa? Como vimos antes, lo primero que se produce es la ruptura del glucógeno hepático para dar glucosa, pero cuando se agotan las reservas de glucógeno no penséis que nuestro cuerpo se apaga como si fuera un móvil sin batería. Existe un fenómeno llamado neoglucogénesis, proceso por el cual se forma glucosa “de nuevas”, es decir, a través de pequeñas moléculas se construye una molécula de glucosa. Y a partir de qué moléculas puede nuestro cuerpo formar glucosa:

- Lactato

- Piruvato

- Glicerol

- Cetoácidos

El lactato proviene de la combustión/oxidación de la glucosa (glucolisis) en el músculo en condiciones de falta de oxígeno o anaerobias, como veremos mas adelante.

El piruvato y el glicerol provienen de la combustión/oxidación de los TG del tejido adiposo. Es simple, si la glucosa que sobra en el hígado se transforma en piruvato, éste en acetil-CoA, éste en AG y los AG se unen con el glicerol para formar un TG, el proceso de oxidación de los TG es justo a la inversa: un TG se rompe en glicerol y AG, los AG se rompen en acetil-CoA y los acetil-CoA dan lugar a piruvato. “Et voilà” ya tenemos glicerol y piruvato para formar glucosa “de nuevas”. Es lógico, si la glucosa que sobra se almacena para un futuro el camino debe ser inverso y poder conseguir glucosa cuando haga falta, como vemos en la figura de abajo.

Los cetoácidos son aminoácidos procedentes de las proteínas capaces de formar glucosa.
Por lo tanto, se puede obtener glucosa (neoglucogénesis) a partir del lactato, las grasas y las proteínas.

¿Y QUÉ OCURRE A NIVEL HORMONAL?

Cuando tomamos carbohidratos se produce la liberación de insulina que mete la glucosa en hígado y músculo. En el hígado favorece el relleno de las reservas de glucógeno y, cuando estas reservas se han cubierto, favorece la formación de TG con la glucosa sobrante para que se almacene en el tejido adiposo. Además, la insulina inhibe la formación de glucosa “de nuevas” oneoglucogénesis y la degradación de los TG del tejido adiposo, es decir, es una hormona que favorece el almacenamiento de energía.

Por otra parte, durante periodos de ayuno la insulina desciende y se libera glucagón, que tiene efectos justo contrapuestos. El glucagón estimula la oxidación de los TG del tejido adiposo para obtener energía de ellos, lo que se llama lipolisis, y estimula también la neoglucogénesis para obtener glucosa “de nuevas”. Es, por lo tanto, una hormona que favorece la obtención de energía (usa la energía de nuestras reservas).

LA GLUCOSA EN EL MÚSCULO

Tiene dos destinos:

- Combustión para producir energía. Esta combustión de la glucosa en el músculo puede hacerse en presencia de oxígeno (oxidación aeróbica) donde se obtiene piruvato o en ausencia de oxígeno (oxidación anaeróbica) donde se obtiene lactato. Como ya vimos anteriormente, tanto piruvato como lactato puede formar nuevas moléculas de glucosa.

- Reponer las reservas de glucógeno muscular, al igual que en el hígado.

Aparte de la glucosa, el músculo es capaz de utilizar otros tipos de fuentes de energía como son los ácidos grasos (AG) y los cuerpos cetónicos (CC). Cuando se agota sus reservas de glucógeno, el músculo comienza a utilizar los AG y CC como combustible, que incluso llega a ser más rentable que utilizar glucosa. De una molécula de glucosa se obtienen entre 32 y 36 ATP. El ATP es como la moneda de cambio energético para el cuerpo, es decir, si hacemos un símil, la energía (calorías) sería el dinero y el ATP serían las monedas. Nuestro cuerpo genera, gasta, recambia ATP de forma continua.

Pues si de una molécula de glucosa se obtienen32-36 ATP, de un AG, dependiendo de su tamaño, se pueden obtener entre 100-160 ATP. Pero entonces,

¿porqué nuestros músculos utilizan la glucosa?

Fácil. Recordad que ya dijimos que la glucosa en sangre es tóxica, que daña el riñón, los vasos sanguíneos, etc. Mientras hay glucosa, el músculo la utiliza como fuente de energía y detiene lacombustión de AG hasta que la glucosa se haya eliminado (ocurre lo mismo que cuando tomamos alcohol, que se detiene todo hasta que se ha metabolizado/eliminado). Pero si constantemente estamos tomando carbohidratos, el músculo siempre está utilizando la glucosa como fuente de energía, es decir, está en modo: “glucosa ON” o lo que se llama metabolismo glucolítico. En este caso, el de tomar carbohidratos de forma continua, el músculo nunca se va a ver necesitado de usar los AG como fuente de energía, salvo que hagamos un ayuno prolongado o practiquemos un deporte de larga duración e intensidad, en cuyo caso agotaremos las reservas de glucosa y pasaremos al modo: “glucosa OFF” o metabolismo lipolítico.

Pero esto que parece tan sencillo, no lo es en realidad.

Utilizar los AG como fuente de energía no es como montar en bicicleta, “que nunca se olvida”, como dice el dicho. Si el músculo siempre tiene glucosa a su disposición nunca va a quemar grasa, y con el tiempo esto se le olvida, que, traducido al lenguaje metabólico, quiere decir que las enzimas encargadas de meter y quemar las grasas en el músculo disminuyen en número y se atrofian, se encuentran como aletargadas. Son como algunos de los compañeros de trabajo que todos tenemos muy listos: se pasan el día sin hacer nada.

De ahí la explicación de la “pájara” que nos da cuando hacemos deporte y se nos agotan las reservas de glucosa. De repente nuestro cuerpo se encuentra con que tiene que funcionar con la combustión de grasas pero no “recuerda” como se hace. Es como si de repente hay una crisis en el trabajo, como esperemos que la empresa salga a delante gracias a esos trabajadores holgazanes, lo llevamos claro.
Solo los deportistas entrenados tienen desarrollado el metabolismo lipolítico, gracias a constantes sesiones de ejercicio de alto rendimiento, pero ni siquiera ellos llegan a desarrollar el metabolismo de las grasas al 100%.

RESUMIENDO

Que tenemos glucosa disponible, la utilizamos como fuente de energía o se almacena en forma de grasas.

Que no tenemos glucosa disponible, se gastan las grasas como fuente de energía.

Y no penséis que esto me lo he sacado de la manga, no. Todo esto está en los tratados de fisiología, solo he intentado hacer un pequeño resumen. Y lo que sigue a continuación, tampoco me lo voy a inventar, es reflejo de lo que otros autores han puesto de manifiesto a través de sus trabajos científicos, que por supuesto os doy como referencia por si queréis consultar o ampliar el conocimiento sobre el tema.

MITOS SOBRE LAS DIETAS CETOGÉNICAS

1. SI NO TOMO CARBOHIDRATOS ME DA FATIGA

Lamentablemente, no se puede desmentir este mito porque ES CIERTO!!!.

Pues claro!!, si tengo a mis músculos acostumbrados a funcionar con glucosa y las enzimas que se encargan del metabolismo de las grasas “dormidas” no esperes que se despierten de golpe y empiecen a trabajar a tope.

Despertar esas enzimas, entrenarlas para el trabajo que van a realizar y que consigan un buen rendimiento lleva tiempo,

¿cuánto tiempo? entre 2 y 4 semanas.

Eso es lo que tarda nuestro cuerpo en re-aprender a usar la grasa como fuente de energía. Deben pasar 2-4 semanas sin tomar carbohidratos para que aprendamos a usar las grasas de forma eficiente.

¿Durante ese periodo de tiempo voy a sentirme bien? La respuesta es NO, de hecho vas a sentirte mal, cansado, mareado, como si te hubiera pasado un tren por encima (y lo digo por propia experiencia).

Pero es lo normal, piensa como se sienten los drogadictos las primeras semanas de dejarlo, el mono que les entra es similar, puesto que la ingesta de carbohidratos llega a ser similar a estar enganchado a una droga. Y te aseguro, por propia experiencia también, que una vez te hayas adaptadovas a sentirte mucho mejor, mas enérgico, menos pesado después de las comidas, con mejor hábito intestinal…

¿Voy a echar de menos los carbohidratos? Sí. Hasta que tu cuerpo se habitúe a la nueva situación tendrás como “la necesidad” de tomar carbohidratos. Es cuestión de tiempo.

Relacionado con la fatiga durante el ejercicio, una vez keto-adaptado, no es que no te fatigues, si no que tu rendimiento deportivo puede superar al de una dieta rica en carbohidratos. Ya en la década de los ´80, el Dr. Phinney(1) demostró la superioridad de las dietas cetogénicas frente a las dietas ricas en carbohidratos respecto al rendimiento durante el ejercicio. Comparó ambas dietas y lo que observó fue:

- A la 1ª semana: caída del rendimiento al 70-80% con la dieta cetogénica frente a la dieta rica en carbohidratos.

- A las 6 semanas: incremento hasta el 190% del rendimiento con la dieta cetogénica, superando incluso el rendimiento obtenido con la dieta rica en carbohidratos.

Como éste, muchos estudios posteriores han sido capaces de demostrar las ventajas de este tipo de dietas, siempre y cuando hayan sido dietascetogénicas bien formuladas, es decir, con verdadero bajo contenido en carbohidratos (< 1 gr/kg/día) y con los adecuados suplementos de agua y sal. Los trabajos en los que las dietas cetogénicassalen peor paradas cuando se comparan con las dietas ricas en carbohidratos cometen siempre los mismos errores:

- No consiguen una keto-adaptación completa (mínimo 4 semanas).

- No consiguen un estado de cetosis pleno: sencillamente reducen la ingesta de carbohidratos pero no tanto como para fomentar el metabolismo de las grasas (lipólisis).

2. SI NO TOMO CARBOHIDRATOS PIERDO MASA MUSCULAR

FALSO. Uno de los principales estímulos para formar músculo es la insulina.

La hipótesis de que con una dieta cetogénica se pierde masa muscular se basa en dos puntos:

- Si no hay insulina, no hay estímulo para formar músculo.

- Al tener que obtener glucosa a partir de las proteínas se pierde masa muscular, puesto que las proteínas se rompen en aminoácidos que seutilizan para formar glucosa “de nuevas”.

Según estas “teorías” podría ser cierto que se perdiera masa muscular al seguir una dieta cetogénica pero, qué ocurre paralelo a estos procesos cuando llevamos una dieta cetogénica:

- Junto con el aumento de glucagón existe también un aumento de otra hormonas, entre ellas la hormona de crecimiento, que favorece la formación de músculo.

- Existe un aumento de la secreción de adrenalina que también favorece la formación de músculo.

- Al no tomar carbohidratos, nuestra alimentación se basa en proteínas y grasas, es decir, que aumentamos la cantidad de proteínas en la dieta y, por lo tanto, la cantidad de aminoácidos disponibles para usarse. Va a haber mas aminoácidos disponibles en sangre que son los que se van a usar para formar glucosa “de nuevas”. No es necesario romper proteínas para conseguir aminoácidos y si se rompen tenemos disponibles mucha mayor cantidad de aminoácidos en sangre para reponer las proteínas gastadas. Es lo que se conoce como “pull de aminoácidos”, cuando mayor es, mas se favorece la formación de proteínas.

Digamos que en resumen, lo que perdemos por un lado lo ganamos por otro. Está mas que demostrado que siguiendo una dieta cetogénicano se pierde masa muscular. Es más, como lo que se pierde es fundamentalmente grasa, lo quemejoramos es nuestra composición corporal: aumenta la proporción de masa muscular ydisminuye la proporción de masa grasa. Trabajos como los del Dr. Jabekk en 2010(2) o el Dr. Paoli en 2012(3) así lo demuestran.

. SI NO TOMO CARBOHIDRATOS DAÑO MI RIÑÓN

FALSO. Lo que se produce a nivel renal no es mas que una adaptación a la nueva situación de mayor ingesta de proteínas. Sin profundizar mucho en el tema, decir que si aumentamos la ingesta de proteínas, en definitiva, también va a aumentar la eliminación de urea por el riñón. Y esto trae consigo unos cambios adaptativos, como son la hiperfiltración renal y el aumento de la presión glomerular.

Una embarazada sufre hiperfiltración y aumento de la presión glomerular en el riñón durante los 9 meses y no está en riesgo de fallo renal por eso.
Si a una persona le extirpan un riñón, por el motivo que sea, el riñón sano sufre hiperfiltracióny aumento de la presión glomerular y sigue funcionando durante el resto de la vida, sin que por ello tenga riesgo de fallo renal.

No son mas que cambios adaptativos. Prueba de ello numerosas revisiones como la del Dr. Martin en 2005(4), o la del Dr. Brinkworth en 2010(5).

Bibliografía

Phinney SD, et al. Capacity for moderateexercise in obese subjects after adaptation to ahypocaloric, ketogenic diet. J Clin Invest, 1980.

2. Jabekk PT, et al. Resistance training inoverweight women on a ketogenic dietconserved lean body mass while reducing bodyfat. Nutrition Metab, 2010.

3. Paoli A, et al. Ketogenic diet does not affectstrength performance in elite artistic gymnasts. J International Soc Sports Nutr, 2012.

4. Martin WF, e tal. Dietary protein intake and renalfunction. Nutrition Metab, 2005.

5. Brinkworth GD, et al. Renal function followinglong-term weight loss in individuals withabdominal obesity on a very-low-carbohydratediet vs high-carbohydrate diet. Am DieteticAssoc, 2009.


#2

Exelente informe....Gracias.



#3

Gracias por comentar...


Web-Stat web statistics