Cierre de capitulo


#1

lunes 12 de abril de 2010

Cierre de Capitulo

Tuyo es el manantial
desde donde brotan
tus decisiones
Tuya es la capacidad
de moldear
tu yo interno.
Virginia Satir

Margarita se quejaba dolorosamente de su falta de tacto para encontrar trabajos favorables que le permitieran crecer económica y profesionalmente. Decía que su curriculum tenía más nombres de empresas que años de experiencia. - ¡No es posible que no encuentre un trabajo adecuado a mis posibilidades!, por qué tengo tan mala suerte y siempre me pasa lo mismo?, Por qué esta prueba se me presenta una y otra vez? –

Seguramente has leído, escuchado o te han dicho la frase “la vida es como un libro”, tú puedes crear cada página nueva con una experiencia de vida diferente. Quizás hace alusión a que todos tenemos la posibilidad de escribir nuestra historia de vida cómo nosotros queramos. Hay libros que están plasmados de hermosas y desastrosas vivencias, pero no perdemos el interés en saber qué vendrá en la siguiente página. Mi idea de un libro de vida es quizás un libro monótono, plano. Quizás el tuyo sea versátil y lleno de aventuras. Habrá algunos teóricos, los que estén abocados a las aventuras y otros que se sirvan del terror, del drama o de la comedia. Sea cual sea el contenido del libro, o de tus experiencias de vida, muchas veces los contenidos solemos repetirlos en cada capítulo, y en vez de ser un libro lleno de conocimiento, parece un libro con muchos capítulos, pero con la misma historia sólo con escenarios diferentes.

Todo capítulo de vida tiene un comienzo, un tiempo de desarrollo y una decadencia. Un cierre de ciclo significa revalorar la experiencia pasada (incluso de un pasado inmediato), atesorarla y regresar a ese tesoro una y otra vez cuando necesitemos servirnos de nuestro avance hacia mejores futuros.
Sin embargo qué sucede que a muchos nos cuesta aprender la lección y repetimos una y otra vez las mismas experiencias ( y no solemos repetir las placenteras, si no las dolorosas). Y es curioso que nos volvamos “compulsivos” en repetir estas acciones una y otra vez en distintos escenarios, pues no nos hemos dado la oportunidad de cuestionarnos el para qué seguir repitiendo este patrón.
Tenemos diversas estrategias para brincarnos el dolor y pasar al siguiente capítulo. Muchos evitamos cerrar capítulos justamente no cerrando por miedo quizás a enfrentarse a la situación siguiente (por ejemplo no titularse). Otra estrategia es cerrar de tajo, sin miras de evaluar lo rescatable, pues quizás fue tan dolorosa la experiencia, que no se desea ni siquiera recordarla (por ejemplo el término de una relación donde se tiran fotos, se elimina de los contactos del teléfono, del messenger, del facebook, se alejan de los amigos en común, se hace hasta lo imposible por no recordar esa experiencia) . Otra forma de cerrarlos es empezando paralelamente al cierre un nuevo principio, para mitigar de alguna manera el dolor (por ejemplo, tener una nueva relación amorosa cuando aún no hay un divorcio o una separación). Otra forma es extender una experiencia caduca y seguir “cabalgando un caballo muerto” (por ejemplo continuar en el trabajo en el que se esta a disgusto , donde ya no hay crecimiento y simplemente se sigue ahí por comodidad).

Un cierre implica mucha valentía, pues es evaluar las aristas de la experiencia. Quizás adentrarnos a experiencias dolorosas (o no) resulte una tarea que difícilmente nos plazca hacer, sin embargo las ventajas que obtendremos de ellos son muy ricas pues habremos avanzado en capitalizar nuestros recursos de vida y seguir un camino con un futuro prometedor en experiencias.

Un cierre es un punto esencial para seguir adelante sin caer en los mismos baches que continuamente creemos que “tiene nuestro camino”. Cerrar un ciclo es aprender de la experiencia y recurrir a ella cada vez que nos enfrentemos a situaciones semejantes. Es romper el patrón de “nuestra mala suerte” y empezar a darle sentido, versatilidad, nuevos episodios, contenido, a nuestro Libro de Vida.
Ejercicio:
En un momento que quieras regalarte un poco de reflexión, respóndete:
- ¿cuál es la conducta o situación que se repite, a pesar de tus esfuerzos por cambiarla?
Ahora contéstate las siguientes preguntas:
- Donde estoy en este momento y de qué manera se relación con la experiencia que quiero cambiar?
- Cómo llegué hasta aquí, cómo le hice para seguir con la experiencia que quiero cambiar?
- Qué haría si esta situación estuviera resuelta?

Ensayo realizado en base a Cerrando Ciclos Vitales, una perspectiva sistémica y gestáltica del pasado de Cristina Stecca de Avizúa, Ed. Pax México. 2005



#2

Excelente mensaje.
Gracias por compartirlo Claudia.
Un abrazo desde Argentina.


Web-Stat web statistics