Circunstancias en las que no es conveniente la actividad física


#1

Sin duda que la actividad física en sus diversas variantes es una conducta que todos los médicos que tratan diabéticos recomiendan y enfatizan a sus pacientes en cada una de las consultas. Los beneficios son múltiples: mejor nivel de glucemias, descenso de peso y mejor calidad de vida, y también es un método de prevención de afecciones cardiovasculares, que constituyen las complicaciones más frecuentes de la diabetes.
Pero como toda regla no está exenta de excepciones, y es preciso reconocer también que existen circunstancias en las cuales se recomienda no efectuar este tipo de prácticas.

Cuándo no debe hacerse ejercicio

Tome nota de algunas circunstancias en las cuales a pesar de todos sus beneficios, puede ser necesario (aunque más no sea transitoriamente) evitar la actividad física:
• Si la glucemia es mayor de 250 mg/dl aparecen cetonas o cuerpos cetónicos en la orina. Aunque no se registren evidencias de cetonas en la orina, es muy recomendable evitar la ejercitación si la glucemia es mayor de 300 mg/dl (en diabéticos tipo 1) o de 400 mg/dl en diabéticos tipo 2.
• Si percibe adormecimiento u hormigueo en sus piernas o sus pies
• Si está deshidratado
• Si siente falta de aire al moverse o no puede hablar cuando se ejercita.
• Si observa que su frecuencia cardíaca (la frecuencia del pulso) supera el límite que le ha indicado su médico
• Si siente mareos o tiene visión borrosa (¡mídase cuanto antes la glucemia!)
• Si tiene dolor o sensación de opresión en el tórax, en los hombros, el cuello o la mandíbula (concurra al médico cuanto antes)
• Si está cursando un cuadro infeccioso significativo
• Si padece retinopatía diabética proliferativa debe evitar por completo la realización de ejercicios de choque o de fuerza.
• Si recientemente se ha realizado un tratamiento de fotocoagulación.
• Si se aplica insulina, ha salteado una comida y no dispone de alimentos o bebidas para consumir al inicio o reforzar si es necesario a lo largo de la práctica.
Como puede apreciarse, se trata de casos en los cuales existen riesgos que superan a los beneficios o ventajas de la actividad física.
Converse sobre estos temas con su médico en la próxima consulta.


#2

Gracias Humberto.
Excelente aporte amigo.
Un abrazo desde Argentina.


#3

No, gracias a ti Sandra, tus comentarios me son muy útiles y valiosos!
Un abrazo para ti desde Venezuela!


#4

SUPER BUENO COMO SIEMPRE MI AMIGO, GRACIAS.


#5

Gracias a Jacque y a Gladys, sabía que ese tema les iba a interesar, considerando que los médicos y nutricionistas hacemos mucho énfasis en el ejercicio físico para mejorar muchos aspectos del control de la diabetes. Su gentileza y amabilidad me motivan a seguir adelante. Un abrazo a las dos y a todos!


#6

Muchas gracias Humberto!!!


#7

Informacion Necesaria, Gracias Humberto


#8

Hola Humberto!!!

Muchas gracias por la información has publicado. Me gustaría saber si tienes antecedentes relativos a hiperglicemia asociada a actividad física.

Salu2…

Jaime R


Web-Stat web statistics