¿Cómo disfrutar de las fiestas, sin sufrir o morir en el intento?


#1

Pacientes con Diabetes podrán disfrutar las fiestas decembrinas

Excesos de comida y bebidas en Navidad y Año Nuevo alteran la glucosa y generan complicaciones.

El automonitoreo constante del azúcar en la sangre permite al paciente decidir sobre el tipo, cantidades y momentos para ingerir alimentos y bebidas.

Un regalo para alguien con Diabetes, puede ser un glucómetro libre de calibración.

Anualmente, durante la Navidad y Año Nuevo, las urgencias médicas en pacientes con Diabetes se triplican debido al exceso de comidas y bebidas en estas celebraciones. Estos abusos se reflejan en eventos cardiovasculares, hiperglucemias, deshidratación severa e infecciones, alertó el Dr. José Luis Akaki Blancas, secretario de la Sociedad Latino Americana de Medicina Interna (Solami).

Si bien la Diabetes empieza y termina con los alimentos, explicó el también médico internista del Hospital Ángeles Metropolitano en la Ciudad de México, la cena de Navidad y de Año Nuevo se pueden disfrutar siempre y cuando los pacientes moderen el consumo de carbohidratos como panes, pastas, azúcares, dulces y bebidas; así como grasas, principalmente carne roja y embutidos, a fin de mantener sus niveles de glucosa dentro de los parámetros normales.

El problema es que las personas caen en la tentación de consumir en abundancia alimentos ricos en grasas saturadas, repletos de carbohidratos refinados y beben muchos líquidos azucarados o con alcohol, que provocan la elevación repentina de la glucosa causando visión borrosa, cansancio, boca seca, sed y necesidad de orinar frecuentemente.

“Las bebidas alcohólicas deben ser muy escasas y en algunos casos suprimidas totalmente, ya que solamente añaden calorías y pueden elevar los niveles de glucosa en sangre. Pero lo mejor es que la persona tome agua simple, ya que le ayudará a tener una mejor digestión, lubricar articulaciones y regular su temperatura. Si la persona bebe alcohol en exceso y no recupera líquidos, puede sufrir un coma diabético”, advirtió el Dr. Akaki.

El especialista explicó que mediante un glucómetro, cada paciente puede vigilar con mayor precisión y seguridad sus niveles de azúcar en sangre (glucosa). Por ejemplo, los medidores que son libres de calibración, como Contour TS de Bayer Schering Pharma, reducen la posibilidad de errores en un 96%, lo que garantiza una lectura más precisa.

Esta época no es pretexto para darle vacaciones a la dieta, el ejercicio y a otros cuidados. Pero sí se pueden seguir algunos pasos para tener una cena navideña completa, nutritiva y saludable. El experto sugiere incorporar a la cena frutas y verduras porque son una excelente fuente de vitaminas y antioxidantes, consumir atún en agua en lugar de bacalao y elaborar postres sin azúcar o con sustitutos de ésta.

Si después de la cena la persona se siente “pesada”, lo recomendable es que salga a caminar para quemar el exceso de calorías. Incluso, debe tratar de hacer toda la actividad física posible durante esta temporada. Realizar algo divertido como patinar o bailar no sólo le permitirá estabilizar su nivel de glucosa, sino además mejorar la circulación, liberar el estrés e incrementar su autoestima.

El Dr. Akaki señaló que no hay razón para dejar de disfrutar las fiestas y hacer planes en el último día del año. De hecho, es un buen motivo para que el paciente diabético evalúe su situación y se fije metas procurando cumplirlas en la medida de lo posible. En este sentido, compartió cinco tips que pueden ayudarlo a vivir en plenitud y sobrevivir a las fiestas sin preocupaciones.

Para empezar bien el año

1. Control. No es necesario que el paciente se obsesione con sus niveles de glucosa, pero los estudios dejan claro que el automonitoreo, de preferencia con glucómetros libres de calibración, le permitirá mantenerlos lo más cerca posible de los parámetros normales, reduciendo así el riesgo de complicaciones.

La prueba de Hemoglobina Glucosilada (HbA1C) también es muy útil para conocer cómo se ha controlado la Diabetes durante los últimos tres meses y es vital realizarla sobre todo en estas fechas. Afortunadamente, el médico ya la puede hacer de forma rápida y sencilla en su consultorio.

2. Movimiento. El ejercicio es tan importante para mantener el peso como los niveles de glucosa en la sangre. Sin embargo, no es necesario llegar a los extremos. Basta poner corazón y músculos en acción con una rutina moderada para obtener grandes beneficios.

3. Medicamentos. Los medicamentos orales que controlan la Diabetes se llaman hipoglucemiantes. Todos son útiles, pero su uso depende de las necesidades de cada paciente. Unos, por ejemplo, aumentan la secreción de insulina; otros incrementan la acción de ésta en los músculos y células grasas del cuerpo; unos más interfieren en procesos del hígado y algunos como Glucobay (acarbosa) retardan la absorción intestinal de los carbohidratos regulando el aumento de glucosa en sangre después de los alimentos.

4. Observación de pies. Una de las complicaciones más frecuentes es la Neuropatía Diabética caracterizada por pérdida de sensibilidad al dolor. Por eso, una lesión puede pasar desapercibida y generar desde infecciones hasta la pérdida de las extremidades por amputación. Para evitar llegar a esto, existen medicamentos como el Ácido Tióctico (Thioctacid) que, prescrito en tiempo y forma, puede reparar en cierto porcentaje el daño a los nervios y detener el avance de esta complicación.

5. Alimentación sana. Comer sin caer en excesos. Agregar fibra a la dieta y reducir el consumo de sal. Beber entre seis y ocho vasos de agua al día. Preferir aceites vegetales sobre los animales. Evitar postres con relleno de frutas secas, espolvoreados con azúcar o endulzados con leche condensada. Elegir carnes magras como pechuga de pavo, pollo o lomo de cerdo. Planear el menú y respetar horarios de comida, incluso un pequeño cambio en los ingredientes puede hacer la diferencia.


#2

Gracias por los datos aportados son muy interesantes para un novato .

Gracias


#3

De nada, espero que sea de utilidad y beneficio para todos. Hace poco me comentaba una doctora que hace unos años, la sala de urgencias del hospital donde trabaja, se llenaban de gente con diabetes en estado muy grave por todos los excesos del 24-25 y 31-primero. Y eso era un caos, creo que poco a poco se ha ido haciendo conciencia de limitarse en las fiestas y mantener el cuidado del organismo. Disfrutar, pero, sin excesos.


#4

Si asi es, debemos cuidarnos todos los dias del año y a lo mejor permitirnos un pequeño bocadito de algo pecaminoso.. je

Felices fiestas a todo el forito..!!


#5

Tienes razón Karla, se puede permitir un pequeño bocado, pero no de pecado, sino como recompensa a quienes estén controlados. Para saber si se puede pecar o no, lo mejor es conocer los propios niveles de glucosa, tener el glucómetro a la mano (los de más fácil uso y precisos no requieren códigos ni calibrarse) y saber qué tanto se puede pecar o bien, evitar y controlar la alimentación, o hacer un poco más de ejercicio o, con asesoría médica, ajustar la dosis de los medicamentos.


Web-Stat web statistics