Como no creer en dios


#1

Érase una vez, que un dia, un niño fue con su madre al médico. El niño no sabía porque le hacían cosas raras, le sacaban sangre, le hacían pruebas, le miraban los ojitos, los pies….Y le preguntaba a su madre…Mama…¿porqué me hacen esto estos señores?. Y la mamá, le decía a su hijo, mira, es que estas malito y todo esto es para curarte.

El niño entendió que el médico le decía a su mamá, que era no se qué, etico, o ketico…o algo así…decia una palabra muy rara.

Cuando salieron de la consulta, su madre apenas lograba ocultar sus lágrimas, y el niño le preguntó, ¿Qué ha dicho ese señor? entre sollozos disimulados para que el niño no se diera cuenta, le dijo, eres un niño dulce, hijo.

Así que empezó el tratamiento y empezaron a pinchar al niño. Y el niño preguntaba…mamá, ¿porqué me pinchas con esos pinchitos?..y la madre siempre disimulando el llanto, le contestaba, es que estas malito, hijo…estas malito y es para curarte.

Un día, fueron a misa, y se pusieron en la parte de delante.

El niño miro con horror a un señor sangrando, clavado en una cruz, con espinas en la cabeza. Y le preguntó a su madre…¿Mamá quien es ese señor con pinchitos en la cabeza, en las manos y en los pies?. Y la madre sorprendida le dijo, al niño, mira el es, el Hijo de Dios, que vino a la Tierra y murió por todos nosotros.

Esa misma noche, cuando su madre le fue a poner su ración de insulina, le dijo el niño a su madre: No llores nunca mas mamá, ahora se que qué cada vez que me pones un pinchito, me parezco mas a Dios.


#2

Me quedo sin palabras y una lagrima… muy lindo Sandrita


Web-Stat web statistics