Confirmada la relación entre psoriasis y diabetes e hipertensión


#1

21 ABR 09 | Es una enfermedad sistémica
Confirmada la relación entre psoriasis y diabetes e hipertensión
La psoriasis es un trastorno sistémico, y no simplemente una enfermedad de la piel.

Archives of Dermatology (2009;145:379-382)

De acuerdo con los resultados de un estudio llevado a cabo por investigadores del Brigham and Women’s Hospital y de la Facultad de Medicina de Harvard en Boston (Estados Unidos) y publicado en la revista Archives of Dermatology (2009;145:379-382), las mujeres con psoriasis podrían tener un mayor riesgo de desarrollar diabetes e hipertensión.

La psoriasis, enfermedad inflamatoria crónica de la piel, afecta a entre el 1% y el 3% de la población. Estudios recientes indican que la psoriasis está asociada con un mayor riesgo de otras enfermedades y mortalidad. Según los autores, la inflamación sistémica en la psoriasis y un aumento de la prevalencia de factores perjudiciales del estilo de vida se han asociado con la obesidad, la resistencia a la insulina y un perfil de riesgo cardiovascular desfavorable.

Los científicos, dirigidos por el Dr. Abrar A. Qureshi, estudiaron a 78.061 mujeres que participaban en el Estudio II de Salud de las Enfermeras, un grupo de mujeres que en 1991 tenían entre 27 y 44 años de edad. Las participantes, todas sin diabetes e hipertensión al inicio del estudio, respondieron a una encuesta que incluía una pregunta sobre los antecedentes de psoriasis en 2005 y fueron evaluadas sobre el desarrollo de diabetes o hipertensión durante los 14 años de seguimiento.

De las mujeres, el 2,3% reconoció haber sido diagnosticada de psoriasis. Y, en total, un 2% de las participantes desarrolló diabetes y un 20% hipertensión arterial. Las mujeres con psoriasis fueron un 63% más propensas a desarrollar diabetes y un 17% a padecer hipertensión que aquellas sin la enfermedad de la piel, relación que se mantuvo una vez se ajustaron factores como la edad, el índice de masa corporal y el tabaquismo.

Según señalan los autores, la inflamación podría ser una explicación biológica posible para la asociación entre psoriasis e hipertensión así como entre psoriasis y diabetes. No en vano, la inflamación es un factor de riesgo de la presión arterial elevada y podría también contribuir a la resistencia a la insulina, una fase anterior a la diabetes en la que el organismo no responde a esta hormona reguladora de la glucosa. Por otro lado, la terapia de esteroides sistémica u otros tratamientos para la psoriasis podrían promover el desarrollo de la diabetes o la hipertensión.

Los investigadores concluyen que los datos ilustran la importancia de considerar la psoriasis como un trastorno sistémico en lugar de, simplemente, una enfermedad de la piel. Además, los autores señalan la necesidad de posteriores estudios para conocer mejor los mecanismos que subyacen a estas asociaciones y descubrir si la terapia para la psoriasis puede reducir el riesgo de diabetes e hipertensión.


Web-Stat web statistics