CONFUSION ante el recién diagnóstico!


#1

“Después de haber escuchado la inevitable noticia, la que ya intuía de años atrás y que evitaba confrontar desde hace tiempo, por fin fue un hecho corroborado: Señor J, tiene diabetes tipo 2. Salí del Hospital y me encontraba de lo más normal. Iba solo y me sentía bien, digamos que sin evidentes alteraciones. Subí a mi auto, sintonicé el noticiero por la radio y maneje por 20 minutos en un estado que solo puedo describir como nublado. El caos comenzó cuando me detuve en un semáforo y pasó frente a mí un Señor de unos 75 años, agarrado del brazo de su aparente hija de unos 40. El señor se veía desgastado, abatido. De manera automática, mis lágrimas empezaron a caer y empecé a llorar como un niño de 7 años. Seguí mi rumbo y llegue de regreso a la oficina, pues tenía unos pendientes por sacar para la reunión de abogados del día de mañana. Llegando tuve que fingir, como suelo hacerlo, para que no se dieran cuenta que sucedía algo. Estaba de vuelta el Jefe buena gente, el bonachón, el amigo y ser sociable que solo lo conocen riendo, de buenas o muy molesto, pero jamás triste. Cerrando la puerta de mi oficina, empecé a llorar nuevamente, aunque esta vez más moderado. El miedo ante no saber que seguía, me invadía, sentía que tenia escasas horas para seguir viviendo, absurdo, sí, lo sé, pero era mi miedo. No pude concentrarme en el acta que debía redactar para la reunión con los abogados y solo llegaba a mi mente mi padre y mi madre con diabetes. Solo sentía una rabia por no haberme cuidado, por haber heredado “tan malos genes”, sentía terror de dejar mis alimentos preferidos, de dejar de ir los jueves en la tarde al bar con los amigos y beber y comer pizza mientras platicábamos nuestra semana. Sentía que a mis 35 años la vida se me estaba yendo. Sentía que jamás me casaría con M y mucho menos sería papá. Mi vida pasó como en una película en blanco y negro con escenas de terror. La confusión era enorme. No sabía si estaba enojado, triste, avergonzado, o me sentía una victima moribunda. Fueron los 15 minutos más amargos y angustiosos que hasta hoy he vivido. Los días pasaron y por desgracia la confusión aumentaba. No tuve la confianza de hablarlo con mis amigos, mucho menos con mis padres. Mi novia sí lo supo, y aunque me apoya, sé que hoy tiene miedo de que no pueda ser el padre que tanto le decía que yo iba a ser.”Relato de J. Reciente diagnóstico de diabetes tipo 2 y su asimilación en un lapso de un mes.

¿Y tu recuerdas lo que estabas haciendo cuando te enteraste que tenías diabetes?
A menos que estuvieras demasiado joven para entender la noticia, es un factor común que la noticia realmente IMPACTE. De repente (aunque hayan pasado muchos años, en algunos casos, para construirse), ya tenías una enfermedad que te puede causar la muerte. Muchos de los sentimientos que se experimentan en ese momento, son muy similares a los que enfrenta una persona que va a morir.
Para salir avante de esta confusión y poder tener el control de esta deficiencia orgánica, lo primero es aceptar cualquier estado emocional que yo perciba y no pelee conmigo mismo para no sentirla. No pienses que el enojo, la ira, incluso la depresión, está mal sentirlas. No, al contrario, es liberador sentirlas, para después hacerles frente y deshacerse de ellas.
Te invito a que juntos reflexionemos en este sentir para que podamos acompañar, como una red de apoyo, a quienes están atravesando una situación similar.
Tu experiencia enriquece, cuéntanosla.
ATTE.
Claudia Jiménez


#2

Hola buen dia Me llamo Max y vivo en la cd de Zapopan Jalisco Mex, al parecer las historias que vayan a fluir alrededor de esta, seran muy parecidas, pero solo el que lleva el costal cargado sabe lo que trae adentro como dicen aqui en Mexico, bien la mia empezo en agosto del año pasado a inicios, despues de una semana anterior de mucha sed, el dia miercoles, me empece sentir medio raroera el medio dia, tenia los sintomas de la prescencia de la DM, pero en realidad dudaba, fui con el Dr de la empresa, y al momento me realizo un analisis en glucometro, a partir del resultado empezo mi pesadilla, la semana siguiente fue la mas larga, fria, obscura, que eh vivido, pues como me lo dijo el doctor de la empresa que no preocupara tanto pues de una cosa estaba seguro que de DM no me iba a morir, y lo peor que me cuidara pues las complicaciones eran por las que si me llevarian a la muerte, fueron 3 o 4 meses en los cuales tuve que cambiar la mayoria de mis habitos, soy una persona de 49 años, y la verdad antes de esto no sentia que esos 49 años hubieran pasado por mi, en fin despues casi de los 6 meses de haberme diagnosticado despues de una serie de pruebas y todo lo de alreddor de esto, pues creo que estoy controlado, y me ha cambiado la forma de ver la vida, es muy importante la cuestion psicologica, esta es la peor enemiga de la DM, es la que puede llevarte lo mas facil a las complicaciones , vivamos dentro de estos 4 pilares, ejercicio, alimentacion propia, medicamento y las mediciones hasta que logres controlarte y despues de eso lo mas dificil no es llegar sino mantenerse, animo como decimos en Mexico SI SE PUEDE.


#3

Hola Max!!!, soy Claudia, y es un placer manetener contacto contigo!!.
Sí, la verdad estoy convencida que SI SE PUEDE, aunque suene a porra de la selección!!. Los pilares que tu mencionas, me parecen de suma relevancia llevar a la práctica con determinación, responsabilidad y disciplina. Sin embargo considero un factor esencial poder asumir una conciencia de PERSONA SANA, con una calidad de vida , HOY, mas sana que la que llevabas el dia de ayer. Si dejamos de lado el sentirnos “enfermos” y nos vivimos como una persona SALUDABLE, en pro de una calidad de vida, ya la hicimos!. Es cuestión de llevar a cabo hábitos sanos para lograr una vida con bienestar, y los hábitos sólo se implemnetan de manera genuina cuando hay INTENCIÓN, ACTITUD y VOLUNATAD!
Te mando un abrazote!!
Claudia


#4

Bien me parece perfecto, estamos a tus ordenes, no me comentas de que parte eres me gustaria saberlo, espero seguir en contacto, por medio de este medio, te agradesco la contestacion, y de antemano los mejores deceos para este 2010, y los que sigan, que deben de ser muchos. bye.


#5

Max, soy de México DF. y a mi tambien me encantaría seguir en contacto por este medio.
Saludos y mucho amor y prosperidad para este ya iniciado 2010!!


#6

HOLA SALUDOS. CUANDO TE ENTERAS DE QUE ERES DIABETICO SUFRES UN GRAN SHOCK, YA QUE ES AMPLIAMENTE CONOCIDA LA INFORMACION ACERCA DE LAS COMPLICACIONES DE LA DM, PERO CON EL TIEMPO TE VAS HACIENDO A LA IDEA DE QUE TIENES QUE APRENDER A VIVIR CON ELLA, Y QUE A MEDIDA QUE TE OCUPES E INFORMES PARA LLEVAR UNA VIDA MAS SANA, LAS COMPLICACIONES PUEDEN SER RETRASADAS. QUISAS ACTUALMENTE YA ES UN POCO MAS FACIL SOBRELLEVAR ESTA ENFEMEDAD YA QUE ANTES NO SE LE DABA IPORTANCIA AL TRATAMIENTO PSICOLOGICO PARA LOS DIABETICOS JOVENES, LA INSULINA TENIA DIFERENTES ESCALAS PARA MEDIRLA 40 Y 80 UNIDADES, JERINGAS DE VIDRIO ETC. PERO ANIMO NO TENEMOS OTRA VIDA MAS QUE ESTA, ASI ES QUE A VIVIRLA PLENAMENTE


#7

HOLA, YO ME IMAGINO QUE LO MISMO NOS PASA A LA MAYORIA CUANDO NOS DICEN LO QUE TENEMOS, PORQUE NO SABEMOS O NO NOS IMAGINAMOS TODOS LOS CAMBIOS QUE NECESITAMOS HACER A NUESTRA VIDA, A MI ME PASO, ESTUVE 3 DIAS LLORANDO SIN PARAR!!!, AHORA YA TENGO 28 AÑOS CON DM, Y ESTOY BIEN, Y SI LLEVAMOS UNA VIDA MAS CONTROLADA, PERO NADA QUE TE PUEDA QUITAR LA FELICIDAD!!! Y EL PODER CONVIVIR CON QUIENES AMAS, Y EL QUE TE QUIERE TE VA A APOYAR!!! Y VA A ESTAR CONTIGO, ANIMO!!!, QUE SI SE PUEDE!!!


#8

La verdad yo no recuerdo haber sentido algo impactante al recibir la noticia de mi diabetes al contrario lo tome como una noticia mas ya que ya tenia años con mi problema de tiroides ya tenia una dieta que seguir asi que a seguir echandole ganas a la vida, pero ahora lo que se me pone a pensar es que esta enfermedad se la pudo heredar a mi hijo que actualmente tiene 9 años y eso si me atormenta mas que nada.Yo llevo mis enfermedades y diarimente las pongo en manos de mi señor jesucristo y el me da su fortaleza y que el decida hasta donde debo llegar.


Web-Stat web statistics