Consejos cuando te toca no vivir pero si convivir con la diabetes


#1

Mucho se habla de los cuidados que una persona que vive con diabetes tiene que seguir para controlar sus valores de glicemia en sangre, para no tener complicaciones y para tener calidad de vida, pero que pasa con aquellos que no viven pero conviven con una persona con esa condición, la novia, novio, la esposa, esposo, los hijos, muchos de los cuales no saben de que se trata, cuales son los cuidados y cual debería ser su rol dentro del manejo de la diabetes.

En mi caso mi esposo vive con diabetes tipo 2, tuvo una complicación en los ojos (retinopatía diabética) que actualmente está inactiva pero que fue una época de mucho aprendizaje, de altos y bajos. Durante ese tiempo entendí que mi papel en el manejo de la diabetes de mi esposo era muy importante, que es un tema de la familia con diabetes y no de la persona que fue diagnosticada con diabetes, que los cambios de estilo de vida no son de él, son de nosotros como familia, porque al lograr un buen manejo de la condición, íbamos a tener calidad de vida los dos, íbamos a seguir con nuestros proyectos, con nuestros sueños.

Entonces, hablando desde mi experiencia, cual es el papel de alguien que convive con la diabetes:

-Lo primero es el cambio de hábitos alimenticios, creo que no se puede manejar como es que tienes esta condición y ahora no puedes comer esto y aquello, porque todos en casa deberíamos comer saludable para estar sanos, controlar porciones, comer los tres macronutrientes en cada comida (carbohidratos, proteínas y grasas buenas) y si queremos lograr un buen manejo de la diabetes lo ideal es que todos en casa hagamos un cambio progresivo de nuestra dieta. Es mucho mas difícil para la persona que maneja esta condición llevar un control de sus valores cuando las personas que están a su alrededor llevan una dieta de alimentos procesados, dulces, harinas etc.

-Cocinemos en casa: es muy rico comer en un restaurante, pero la mayoría de nuestra comida debería de prepararse en casa, porqué? Porque en casa tenemos el control de la calidad de los ingredientes, de la sal, azúcar, grasas, así que si no vives pero convives con esta condición toma la iniciativa de preparar recetas sencillas y saludables en casa, además si se organizan todos pueden colaborar y cocinar puede pasar a ser una actividad divertida, que nos permita compartir en familia.

-El ejercicio: en mi caso siempre me ha gustado hacer ejercicio, pero a mi esposo no, entonces yo he tratado de enfocarlo como momentos para compartir dentro de nuestros días ajetreados, de estar al aire libre, de hablar de mil cosas que nos gustan y queremos hacer. Mi consejo es busquen una actividad que disfruten, caminar, bailar, hacer yoga, bicicleta, cuando haces ejercicio con otra persona, te motivas mas y cuando uno no quiere, el otro te anima. Así hemos funcionado y nos ha ido bien, porque si, me gusta, pero también hay días que me da pereza y justo ese día es cuando él quiere hacer ejercicios, así que me decido a ir y acompañarlo.

-No seas la enfermera o enfermero todo el tiempo, se la pareja, hijo, madre: Hubo un momento dentro de nuestra historia en el manejo de la diabetes donde me estresaba mucho con todos los cuidados, estaba muy pendiente, pero muy pendiente de las cantidades, las medidas, el contenido de azúcar, tener todo en orden, algo a la mano para las hipoglicemias y después me di cuenta que tenía que acompañar a mi esposo, apoyarlo con la alimentación, en el cambio de hábitos, los médicos, pero que estábamos en el camino correcto y que le generaba estrés un papel de vigilante. Todo comenzó a fluir y entendimos que los cuidados formaban parte de nuestro día a día y que no había que ser tan estrictos todo el tiempo para que él tuviera un buen manejo de la condición.

  • A veces solo tienes que estar con esa persona, escuchar y decir entiendo como te sientes, sin juzgar: hay días dentro del manejo de la diabetes que son un poco frustrantes no les voy a mentir, no somos máquinas, algunos días hay hipoglicemias que asustan, a veces hay mucho estrés y tensión alta o simplemente esa persona se pregunta porque? Y es normal, vivimos y convivimos con una condición que es silenciosa y puede sorprendernos, donde lo ideal es empoderarnos y manejarla de la mejor manera, pero puede llegar el cansancio, miedos, la ansiedad. En ese momento pienso que la persona que esta al lado de alguien que maneja la diabetes escucha, acompaña, apoya, no juzga.

-Informarnos e informar: creo que las personas que no vivimos pero convivimos con esta condición debemos informarnos sobre ella, su manejo, complicaciones, pero también nos toca informar a las demás personas y trabajar en la prevención, involucrarnos en la comunidad, en foros y comunidades como estudiabetes.org, crear conciencia sobre la importancia de llevar un estilo de vida saludable, ayudar a las personas a identificar las señales de advertencia de diabetes tipo 1 y 2.

-Abrázalo y dile que todo va a estar bien: cuando comencé con la idea de escribir esto le pregunté a mi esposo sobre cual creía que era el papel mas importante de la persona que convive con alguien que tiene diabetes, y lo primero que me dijo fue: en ese momento del diagnóstico, solo quieres que alguien este a tu lado, te abrace y te diga, todo va a estar bien y si, hay días en los que ellos solo quieren un abrazo y sentir que no están solos, que tu estas a su lado.


Si eres nuevo en la comunidad, ¡preséntate!
Web-Stat web statistics