Consumo de refrescos en nuestro México


#1

En México, el alto consumo de azúcar y refrescos pasó de ser símbolo de prosperidad y progreso a ser considerado como un problema económico y de salud pública.

Estos productos a principios del siglo veinte representaban la modernización del país y su transición a una sociedad de consumo. Este optimismo se convirtió durante la década de 197 en ambivalencia y más tarde en rechazo.

Numerosos actores, incluyendo médicos, funcionarios de gobierno, artistas y empresarios, consideraron que el alto consumo de refrescos y de azúcar no era solamente un problema de salud, sino una amenaza a la economía popular. Recrear los patrones de consumo de Estados Unidos empezó a ser considerado como una debilidad.

El Estado mexicano intervino para tratar de modificar los hábitos de consumo de los mexicanos, estrategia que se abandonó a finales de la década de 1980, optando por políticas de libre mercado. En la actualidad, sectores de la sociedad civil abogan por un intervencionismo estatal diferente, que por ejemplo regule sistemáticamente la publicidad, con el propósito de mejorar la dieta.

Sin embargo, aún no queda claro cuáles son las mejores estrategias de política pública, teniendo en cuenta las dificultades de las que se aplicaron en el período que estudia este artí■■■■, y los efectos nocivos de aquellas que las sucedieron.

Les comparto esta joya que encontré en la red
http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1851-98142012000200004


#2

La lucha contra el refresco, especialmente la cocacola, es muy difícil. Los ingredientes de este refresco solo se conocen parcialmente, entre ellos están algunos compuestos altamente adictivos: azúcar y cafeína. Si a eso le sumas una publicidad subliminal donde se liga el consumo de la coca cola incluso a valores, la familia y la felicidad.

Qué decir de su papel en comunidades rurales apartadas, donde pintan paredes, dotan de señalamiento y “prestan” refrigeradores a las tiendas locales a cambio de publicidad, estas tienditas no pueden prescindir de ese servicio.

Hay coca para rato!


Web-Stat web statistics