Contando Carbohidratos


#1

Contar la cantidad de carbohidratos que se comen al día permite tener mayor libertad en la dieta y un mejor control de la glucosa en sangre.

Los carbohidratos, junto con las grasas y las proteínas, son uno de los tres principales componentes de los alimentos que brindan energía al organismo. Muchos mitos han surgido alrededor de ellos, pero lo cierto es que deben estar en cualquier dieta saludable, incluso en la de niños con Diabetes.

Dependiendo del grupo de alimentos que escojamos serán los beneficios que aporten los carbohidratos. Por ejemplo, integrales de granos, verduras, contienen carbohidratos y aportan también fibra, vitaminas y otros nutrientes. Mientras que los alimentos azucarados como las golosinas y la soda también aportan carbohidratos, pero sin nutrientes extra.

¿Por qué contar los carbohidratos?

Seguir un plan de alimentación que mida la cantidad de hidratos de carbono que se consume puede ayudar a balancear a éstos con los medicamentos (insulina) y el ejercicio, con el objetivo de mantener un nivel saludable de azúcar en la sangre.

Recuerda que los carbohidratos son los que más contribuyen al aumento de los niveles de glucosa sanguínea después de las comidas. Por lo que son el punto de arranque para determinar las necesidades de insulina en relación con el consumo de los alimentos.

Dato: 1 gramo de carbohidratos aumenta la glucosa sanguínea aproximadamente de 3 a 5 mg/dl. Es decir, la cantidad de carbohidratos determina el aumento de azúcar en la sangre, más que el tipo al que pertenezcan.

¿Cómo contarlos?

Un plan de alimentación constante de carbohidratos, en el que se consuman aproximadamente la misma cantidad de carbohidratos y alimentos diariamente es una opción adecuada, sobretodo para quienes usan insulina solamente una o dos veces al día, o para quienes no necesitan esta hormona para controlar su Diabetes.

Otra alternativa es el cómputo de carbohidratos, mediante el cual el paciente equilibrará su dosis de insulina con la cantidad de carbohidratos que consume. Este plan ofrece más flexibilidad y puede adaptarse a las personas que reciben insulina con cada comida principal y merienda.

Finalmente, es importante recordar que siempre será más recomendable incluir en la dieta comida saludable con carbohidratos buenos (que aportan fibra y otros nutrientes) que los que no lo hacen.

Para mantener la salud de tu cuerpo –principalmente la glucosa en sangre controlada– es necesario que vigiles diariamente los carbohidratos que comes, y agregues ejercicio constante.

Recuerda que… si comes demasiado carbohidratos aumentará el nivel de glucosa en sangre, pero si no comes los suficientes tu cuerpo no tendrá energía. Por lo tanto un método para contar carbohidratos es la mejor opción, te dará autonomía y flexibilidad. No es posible recomendar a todos los pacientes una cantidad precisa de los carbohidratos que hay que comer al día, ya que se debe tomar en cuenta las necesidades y los requisitos alimenticios del individuo. Consulta a tu médico o nutriólogo para que él te determine el mejor sistema de conteo.


Web-Stat web statistics