Cuando estàs deprimido te sientes solo? Pues no lo estàs!


#1

Lee.!!

Chetumal Quintana Roo a 27 de Junio 2005.

A mi hijo.
Presente.-

Hijo; quiero dedicarte unas líneas en esta ocasión tan especial para ti.
Quiero que sepas que comprendo perfectamente la experiencia que has vivido en el retiro espiritual. Tuve la oportunidad cuando era joven y tenía tu edad aproximadamente de participar en un evento así.
No solo tomé la experiencia como seglar aprendiz, sino también como expositor de tema y sub-rector.


Son tantas las cosas que quisiera decirte, que las palabras se atropellan en mi mente y saltan al teclado
De mi maquina.
Pero tratare de ser objetivo en la medida que lo permita mi pobre corazón. Supongo que habrás percibido en nuestra relación de padre-hijo que existe un vínculo indeleble e indestructible que se llama lazo de sangre. Pero por encima de éste hay una atadura divina que nos marca por el resto de nuestros días, la chispa de gloria que se me haya dado en la existencia hijo. La representas tú.

El testimonio de vida y semilla que pueda dejar huella de mis pasos, eres tú. Y no lo tomes de ninguna manera como una carga, o como una obligación. Porque tus pasos tienen que dejar su propia huella. Porque lo que tu hagas con tu destino será para glorificar a nuestro padre creador. Cualquier camino que emprendas tiene que llevarte a un puerto seguro. Cualquier decisión que tomes ten por cierto que te llevará a algún lugar. Y de ti depende que ese lugar sea tu pedacito de paraíso aquí en la tierra.Se puede servir a Dios desde las trincheras más increíbles.

Desde los lugares más oscuros, desde los lugares mas miserables. Se puede ser un sacerdote entre los reos de una prisión; o acaso entre los drogadictos en rehabilitación. Se puede ser un sencillo profesor rural en medio de la nada y la pobreza.

También puedes curar; física y espiritualmente. Para devolver las esperanzas a quien ya no las tenga.

Cualquiera que sea la la decisión que tomes en tu vida hijo, cuenta con mi apoyo. Cuenta con el aval y deseo infinito de que lo que elijas para caminar y hacia donde. Sea el verdadero deseo de tu Alma para servir a Dios y a tus semejantes.Ojalá que la reflexión y enorme capacidad de dar amor en tu noble corazón, permitan que la luz penetre tu cerebro y tu elección de camino sea sabio. No temas tropezar, caerte; arañarte en el camino. El dolor cuando se acompaña de lágrimas a veces es bueno; Nos recuerda lo frágil que es nuestro cuerpo y lo fuerte que puede ser nuestro espíritu; cuando se lava el lodo del camino con el llanto. Perdona siempre que puedas, no enhebres de espinas tu corazón con el hilo del rencor, el rencor solo puede dañar a quien lo siente.
Abraza tus estudios como si fueran una roca saliente del vacío.

Hijo el saber es el único bien que te pertenece. Ni con sangre te lo podrán arrancar los tiranos.
Dedica tu vida a servir, y sirve bien. Siempre tiene más quien más da. Cuando sientas que desfallece tu corazón, búscame, en el requinto infierno se levantará como un tornado mi espíritu para acompañarte. Siempre ¡
Aunque parezca que nuestros pasos divergen, no es así; siempre hay un recodo en el camino para encontrarnos.


Te lo dice quien lo ha vivido. Cuando después de mucho andar por la vida, acostumbrado a mirar dos pares de huellas en la arena, bajé los ojos a punto de enterrar el rostro en el suelo. Solo ví DOS HUELLAS. Mi brazo derecho se mecía acompasadamente; mientras el izquierdo ensangrentado reposaba en mi regazo.
Hice un sobrehumano esfuezo por enfocar mi mirada; el sudor y el lodo escurrían por mi cara. Lo que alcancé a percibir me llenó de espanto. Ví mis rodillas peladas con el hueso expuesto; nubarrones de moscas revoloteaban en mis llagas. La sangre seca había cuajado sobre manchones negros en lo que fueron los dedos de mis piés.
Me faltaban tres uñas en el izquierdo. En El derecho había perdido los dos últimos falanges del dedo pequeño. Cuando quise mover mi brazo derecho para espantarme los insectos que merodeaban las cejas.
Un dolor intensísimo me recordó que ése hombro había sido brutalmente separado de su base en un tirón. No obstante. Insistí porque una greña seca como cerámica golpeaba rítmicamente mi tabique nasal inflamado y roto.

Cuando finalmente pude alzar la muñeca derecha y pasarla por mi cara para despejarla, sentí una sensación de calor sobre mi costado derecho. Con un acto reflejo pegué mi codo y pareció que el líquido que manaba de la herida se llevaba mi aliento de vida. Entonces me llené de desesperanza el llanto arreció como una lluvia y me rendí. Caí en la cuenta que se había perdido todo; que nada podía yo hacer por mí. Pero un viento suave como una brisa matinal se abatió sobre mi cuerpo maltrecho, el único músculo bueno de mi único ojo abierto; que respondió a mi voluntad giró sobre su cuenca y en el último esfuerzo supremo levanté la mirada al cielo para preguntar Padre! Por que me has abandonado! Entonces ví el rostro de Jesús que me sonreía y comprendí enteramente y eternamente; que NO ESTABA SOLO. El Único par de huellas que alcanzaba a ver sobre la Arena no eran de mis propios pies.
Era Cristo que me llevaba cargando
Con todo mi corazón;
Papá…


#2

Bellisima narración Rodolfo.
Qué Dios te bendiga.
Un abrazo desde Córdoba Argentina.


#3

Gracias por compartirla Rodolfo!
Saludos


#4

'¡¡¡¡¡¡¡QUE BIEN RODOLFO MUY BUEN COMENTARIO¡¡¡¡¡¡¡¡¡


#5

Amiga Sandra, y Amelia. -
Gracias. Si os fijais en la fecha; ya tiene un rato largo desde que mi pluma; redactò lo que en èse momento estaba viviendo. Pero algo que no podeis saber! Cada vez que mis humildes ojos, se posan en el penúltimo y ùltimo pàrrafo; que por cierto no tienen tiempo ni distancia. La lluvia del rostro que se me desprende resulta un bàlsamo muy reconfortante para el maltrecho espìritu.
8941-come.JPG (18.6 KB)


#6

Muy buena reflexión Rodolfo. No debemos ocultar la parte espiritual de la recuperación. Somos seres que nos desarrollamos en 4 dimensions : Fisica, mental, espiritual y social. LG y su abrazo de oso


#7

Que hermoso muchas gracias por compartirlo es un aliento saber una vez que Dios siempre esta con nosotros


Web-Stat web statistics