Cuatro grupos de alimentos aliados de tu salud


#1

Sin duda, lo más complicado de la diabetes es saber qué comer para estar saludable. Al conocer los grupos de alimentos se logra un mayor balance

La alimentación es la base del cuidado y control de la diabetes. Es necesario entonces llevar una dieta sana y equilibrada que permita que los niveles de glucosa de la sangre no suban demasiado.

Pero la palabra dieta no significa que tengas que someterte a una alimentación restrictiva que deje de lado platillos que te agraden (aunque en cierta medida, si te dañan tendrás que hacerlo). Al contrario, dieta es un concepto que engloba un conjunto de alimentos y platillos que consumimos cada día.

Existen diferentes tipos de dieta como la vegetariana, la ovolactovegetariana, las dietas de régimen para bajar de peso o la dieta sin sal para reducir la hipertensión. En general, todos deberíamos llevar una dieta saludable, lo que significa que debe ser:

Completa:

Es decir, debe contener todos los grupos de nutrimentos como carbohidratos, grasa, vitaminas y proteínas.

Equilibrada:

Que los nutrimentos se encuentren en las proporciones apropiadas para cada persona.

Variada:

Lo que significa que los platillos deben ser múltiples para que tengan alimentos diferentes todos los días.

Adecuada:

Es decir, que corresponda a la edad, la estatura y el sexo de cada persona y, en su caso, sea propicia si padece una enfermedad.

Inocua:

Que los alimentos no impliquen riesgo para la salud, y que se consuman con moderación.

Existen guías alimenticias que nos indican cómo podemos lograr que nuestra dieta cumpla con esos requisitos, por ejemplo, la llamada pirámide nutricional, o en el caso de los mexicanos, el plato del bien comer, que fue diseñado por la Secretaría de Salud con base en los requerimientos de nuestra población.

Para que aprendas a utilizar el plato del bien comer y lleves una dieta saludable, aquí te describimos los principales grupos alimenticios:

Grupo l:

Frutas y Verduras

Las frutas y verduras son un grupo muy variado de alimentos, que se encuentran en la base de la pirámide y que te recomendamos consumir abundantemente. Come no menos de 5 porciones diarias ya que dotarán a tu cuerpo de fibra y otras sustancias que te ayudarán a protegerte de otras enfermedades como la hipertensión arterial y algunos tipos de cáncer, además son los alimentos con menor contenido energético.

Grupo II:

Cereales y pastas

Es de este grupo de alimentos que nuestro cuerpo debe obtener la mayor cantidad de energía, sin embargo deben de consumirse con moderación, en cantidades proporcionales al esfuerzo físico que realizamos, con el propósito de mantener niveles adecuados de azúcar en la sangre y para no estimular el aumento de peso. Este grupo se divide a su vez en tres clasificaciones.

Cereales y sus derivados:

Ejemplos de cereales son: maíz, arroz, avena, trigo, cebada y centeno.
Ejemplos de los derivados de los cereales son las tortillas de maíz, tortillas de harina, pan, cereal, galletas, pastas, fideo, espagueti etcétera .

Semillas: Los frijoles, lentejas, soya, habas, alubias y el garbanzo son alimentos que además de ser fuente de energía, son ricos en proteínas y te pueden ayudar a disminuir el consumo de carne.

Tubérculos: Son ricos en substancias energéticas y fibra como son el camote, la papa y la yuca.

Grupo III: Alimentos de origen animal

Estos alimentos son ricos en proteínas y muchos nutrientes importantes; sin embargo, se deben comer en cantidades moderadas debido a que contienen grasas, que a lo largo del tiempo pueden dañar el corazón y las arterias. Además, como las grasas tienen altas concentraciones de carbohidratos favorecen la obesidad y por lo tanto dificultan el control de la diabetes.

Leche y sus derivados:

Recuerda que la leche aporta nutrientes muy importantes para el cuerpo humano pero una vez que se alcanza la mayoría de edad, es mejor preferirla desgrasada. Los quesos son ricos en grasas y además contienen grandes cantidades de sal por lo que es mejor que consumas derivados de la leche que sean bajos en grasas incluyendo crema, mantequilla y yogurt así como requesón, etcétera.

Carnes: Los nutriólogos recomiendan no comer más de una ración de carne al día, aquí tienes los tipos de carne que forman parte de una dieta común:

Pescados y mariscos.

Aves: pollo, pavo, etc.

Carnes y vísceras: res, ternera, carnero, puerco.

Carnes procesadas: chorizo, jamón, longaniza, salchichas, salami y tocino. Se recomienda que en la medida de lo posible la selección de las carnes se haga en el siguiente orden:

  1. pescado

  2. pollo y pavo (sin piel)

  3. carne de res (desgrasada)

  4. carne de puerco, carnes procesadas y vísceras

Grupo IV:

Grasas, azúcares y sal

Las grasas, los azúcares y la sal son alimentos que contienen una gran cantidad de carbohidratos.

Este es el grupo de alimentos que se encuentra en la punta de la pirámide de la alimentación y por lo tanto son los que debes comer menos y en cantidades pequeñas o sustituirlos por otros cuyo contenido calórico no sea tan elevado. Por ejemplo puedes sustituir la manteca por los aceites de origen vegetal como el de maíz o el de ajonjolí.

Los dulces, pasteles y refrescos deben restringirse al máximo y vigilar tu ingesta de azúcares simples como miel, jaleas y dulces.

Puedes permitirte el uso de edulcorantes no calóricos como el aspartame, acefulfame K, sucralosa y sacarina. Si eres un paciente tratado con sulfonilureas o insulina debes además, distribuir el consumo de esto a lo largo del día.

Algunos alimentos vegetales como cacao, cacahuate, nuez, piñón y pistache son altos en contenidos grasos por lo que debes comerlos con moderación, no más de una vez a la semana.

La sal es una sustancia que contribuye de manera importante al desarrollo de la hipertensión. La hipertensión es peligrosa en los pacientes con diabetes, debido a que la sal se utiliza frecuentemente en la preparación de los alimentos, es indispensable que se use lo menos posible.


#2

Sandra Charles:

Un tema muy importante y sobretodo muy informativo,
Gracias


#3

Sandra!! muy bien cada día mas conocedora del tema!!
Felicidades amiga
=)

Solo difiero en el consumo de semillas como cacahuate, nuez, piñón y esas ya que si son buena fuente de grasa pero de orígen vegetal muy recomendada para nuestro cuerpo y como colación son excelentes.


#4

Me encanta haberte motivado tanto con los temas de alimentación.
Un abrazo.
Sandra Lis Gómez


#5

Gracias Luis… Besos


#6

Nadia hermosa! que gusto, hacia dias que no sabia de ti, pero que bueno que reapareciste, y si amiga, te avalo en tu acertado comentario sobre el consumo de semillas de grasa vegetal, cuando lei este articulo me quedo esa duda, y para eso era, para dicernir opiniones, y yo me voy contigo, (al cine? vamonos) jajaja broma, si si, yo consumo mucho cacahuate en mis momentos de apetito feroz, y cuando no son cacahuates son corazoncitos de nuez o almendras, y como que que barbara, parecia chango hambriento, y para nada me afecto en mi anterior examen quimico, de hecho sali muy bien en trigliceridos y colesterol… Asi que como siempre te doy toooda la razon! Gracias amiga por instruirme una vez mas… Besos y muchos muchos besitos para Diego… Dios los bendiga


#7

Tocaya linda, claro que si mi reyna, ando con las pilas bien cargadas, gracias a ti… y aqui andamos, aprendiendo y compartiendo en lo mas que pueda para tener una mayor vision de las diferentes opciones de la cadena alimentaria, eeeh, hasta ya me aprendi las palabritas, de pronto me conflictuo, pero lo bueno es que nadie te critica, jajaajaj uno escribe lo mas que se pueda, y mientras te des a entender todo va bien… que no? Te mando besos mi futura madrina !!! que detallazo el tuyo eh, me encanta la idea!! Besos!!


#8

muchas gracias, el tema es mui interesante


#9

excelente informacion gracias por tomarte el tiempo de compartirla con nosotros,
un fuerte abrazo,


Web-Stat web statistics