Date un respiro y relájate


#1

Es común que muchas personas con diabetes se sientan estresadas. Lo mejor para estos casos es buscar la manera adecuada de relajarte. Algunos hallan un alivio al escuchar o tocar música, otros prefieren adentrarse en el mundo de la aromaterapia o incluso por medio del yoga o la meditación.

Ahora te presentamos dos técnicas que seguramente te podrán ayudar a reducir tu índice de estrés: la respiración profunda y la relajación muscular progresiva. Empecemos con la primera de ellas.

Respiración profunda

El proceso de respiración consiste en que los adultos comúnmente respiran con el pecho; cada vez que inhalamos, nuestro pecho se expande. Cada vez que exhalamos, se contrae.

Tú puedes relajarte fácilmente. Solamente tienes que respirar profundamente con el diafragma, el cual es el músculo que separa el pecho del abdomen. Puedes usar este medio para relajarte o incluso como técnica de calentamiento y enfriamiento para que lleves a cabo otras rutinas de ejercicio.

Esta es la forma en que debes hacer tus ejercicios de respiración profunda. Es importante que la practiques constantemente para que se vuelva parte de tu vida cotidiana y la puedas hacer en cuanto te sientas estresado:

· Siéntate y acomódate con los pies apoyados en el piso

· Es conveniente que aflojes tu ropa si se encuentra apretada, sobre todo alrededor del abdomen y cintura

· Ahora coloca tus manos en el regazo o a los costados

· Puedes cerrar los ojos si así te sientes más cómodo

· Inhala lentamente a través de la nariz y cuenta hasta cuatro

· Posteriormente haz una pequeña pausa y suelta el aire poco a poco (exhala) a velocidad normal a través de la boca

· Repite los pasos anteriores hasta que te sientas relajado

Relajación muscular progresiva

Como su nombre lo indica, implica que aprendas a relajar una serie de músculos, uno a la vez. Lo que debes hacer primero es aumentar el nivel de tensión en un grupo de músculos, por ejemplo la pierna o el brazo. El medio para hacer esto es primero contrayendo los músculos y después relajándolos. Pon atención y concéntrate al momento de dejar salir la tensión de cada músculo. Enseguida pasa al siguiente grupo muscular.

Así que recuérdalo, estar relajado es benéfico para tu salud. Al menor síntoma de estrés aplica estos sencillos pero útiles consejos.


#2

Gracias Gladys, muy bueno tu informe. Ademàs està el yoga que es tambièn beneficioso pra el estres.
Un abrazo.
Sandra Lis Gòmez


Web-Stat web statistics