Datos completos y complejos sobre el ejercicio. Lectura sugerida


#1

Aunque el rol del ejercicio ha sido mal entendido en el pasado, durante los últimos 15 a 20 años, los especialistas han aprendido más acerca de los efectos circulatorios, metabólicos y hormonales que produce el ejercicio en el tratamiento de la diabetes.

¿Cómo afecta el ejercicio en los niveles de glucosa?
La insulina es producida cuando la concentración de glucosa (una forma simple de azúcar) en el cuerpo incrementa, como por ejemplo depués de comer. La insulina estimula las células musculares y grasosas para absorver la glucosa que ellas necesitan como combustible para sus acividades. Si estás ayunando, tus músculos queman grasa para obtener la energía mientras que después de comer, tus músculos queman glucosa para la energía.

Durante el ejercicio, la glucosa excesiva almacenada por los músculos en forma de almidón llamado glicógeno, es usada como primer recurso para la energía. Tu cuerpo quema glicógeno con más frecuencia durante ejercicios cortos y eruptivos, como por ejemplo una rápida carrera o corrida para coger el bus. Mientras el ejercicio continúa, tus músculos absorven la glucosa casi 20 veces más que el ritmo normal. Con ejercicios prolongados, los ácidos grasos libres se convierten en el mayor sustrato para la producción de la energía muscular.

¿Dónde se originan los combustibles y cuál es el rol de la insulina?
La glucosa se origina principalmente del hígado mientras que los ácidos grasos se originan de la combinación de grasas (triglicéridos) en el tejido adiposo. Los niveles de insulina son generalmente más bajos durante el ejercicio permitiendo así que más azúcar sea liberada por el hígado. Sin embargo, durante el ejercicio, la insulina es más efectiva para estimular tus músculos y absorver glucosa. Por lo tanto, el balance general es que los niveles de azúcar en la sangre no cambian mucho durante el ejercicio.

¿Por qué los niveles de glucosa suben en algunos pacientes y caen en otros a pesar de ejercicios con patrones similares?
Efecto agudo: En la persona cuya diabetes está bien controlada el ejercicio puede bajar los niveles de glucosa debido a que él o ella está produciendo suficiente insulina y la producción de glucosa en el hígado es suprimida. En la persona cuya diabetes es pobremente controlada, él o ella no está produciendo suficiente insulina por lo que la producción de glucosa en el hígado no es balanceada y la glucosa que el músculo coge es disminuída. Esto dá como
resultado un incremento en los niveles de glucosa y hasta puede conllevar a la cetósis.
Ejercicios prolongados y estrenduosos (que exceden el 80% de tu máxima capacidad) también pueden resultar en la elevación de azúcar en tu sangre.

Efecto sostenido
Las provisiones de glicógeno almacenadas en tus músculos se agotan después de 40 a 60 minutos de ejercicios de moderada intensidad. Después de hacer ejercicio, los cambios de la glucosa a través de los músculos incrementan significativamente. Esto puede conllevar a una hipoglicemia retardada.

¿Cuáles son los beneficios de hacer ejercicio regularmente?
El ejercicio tiene efectos psicosociales, cardiovasculares y metabólicos, los cuales pueden beneficiar al paciente con diabetes. Actividades físicas regulares ayudan al decrecimiento del azúcar en la sangre y son una parte importante en el controlamiento de la diabetes.

El ejercicio:
• Quema las grasas extras del cuerpo ayudándote a lograr el peso ideal para tu cuerpo o a perder peso. (Interesantemente, el mejoramiento en la sensibilidad de la insulina puede ser evidente, independientemente de la pérdida de peso)
• Mejora la fuerza muscular y la circulación sanguínea.
• Incrementa el nivel de energía y aumenta la capacidad para trabajar.
• Mejora la circulación, la utilización y resistencia del oxígeno – reduciendo los chances de embolias o ataques al corazón.
• Incrementa la densidad y fortaleza de los huesos.
• Puede alterar favorablemente el perfil lípido. Se ha demostrado que programas de ejercicio regular reducen los niveles de triglicéridos y elevan la Alta Densidad de Lipoproteína (HDL) en los niveles de colesterol. Los ejercicios moderados a pesados (equivalente a correr de 4 a 8 millas por día) son requeridos para causar cambios significativamente relativos en los niveles de cholesterol HDL.
• Reduce el estrés, promueve la relajación y libera la tensión, ansiedad y la depresión.
• Mejora la apariencia física, mejora la auto-estima y los sentimientos de bienestary confidencia en uno mismo.

¿Cuáles son los riesgos potenciales para las personas con diabetes al hacer ejercicio?
Existen algunos riesgos potenciales para las personas con diabetes al hacer ejercicio. La acción de las medicinas hipoglicémicas incluyendo las sulfonilúreas y la insulina, pueden ser realzadas y resultar en hipoglicemia (nivel demasiado bajo de glucosa en la sangre).

En pacientes con retinopatía activa, los ejercicios extenuantes pueden precipitar hemorragias dentro del ojo o desprendimiento de retina.

Precauciones al ejercitar
Antes que empieces un programa de ejercicios, debes decirle a tu doctor si tienes algunas
de las siguientes condiciones:
• Control metabólico pobre
• Enfermedad micro- o macro-vascular significativa
• Neuropatía periferal severa
• Inconciencia Hipoglicémica
• Neuropatía autonómica cardíaca

Tu doctor trabajará contigo para corregir estos problemas lo mejor posible antes que él o ella te ayude a desarrollar un programa de ejercicio seguro e individualizado.
¿Cuánto debo ejercitar y que tipo de ejercicio es el mejor?
Esto es opción del paciente. Mejoras en la sensibilidad de la insulina y reducción en el riesgo cardiovascular es evidente incluso hasta después de un entrenamiento relativamente suave. Aunque los ejercicios aeróbicos son preferidos, los ejercicios de resistencia en grupos seleccionados son seguros y también mejoran el control de la
glucosa.

Las sesiones de ejercicios deben durar alrededor de 20 a 40 minutos. La presión sanguínea sistólica durante el ejercicio debe ser mantenida por debajo de los 180 a 200 mm. de mercurio. Debes hacer ejercicio por lo menos 3 veces por semana.

Para más lectura:

  1. Kanj H., Schneider SH and Ruderman NB. 1988. Exercise and Diabetes Mellitus en “Exercise and Sport Sciences Reviews.” Volume 16, eds. Pandolf, Kent. Macmillan Publishing Co. New York.
  2. The Physician’s Guide to Type 2 Diabetes - Diagnosis and Treatment. Publicado por
    American Diabetes Association.

#2

Bien ya lo leí es interesante, Gracias


#3

Hola que tal.Mi cuerpo necesita obligatoriamente que haga ejercicios ( o me mueva cada vez que como) Puedo ponerme toda la insulina que quiera pero sino me muevo es como si nada. En las mañanas en el afán de dejar la casa lista y esas cosas me funciona. En el trabajo trato de moverme lo que oueda. Después de almuerzo la misma cosa y después de cenar caminata a 2.4 millas por hora en la caminadora por 50 minutos. Ayer precisamente tres horas después de caminar tuve una hipo moderada (53).


#4

@Vilma_Viquez
La entrevista estuvo muy bueno, a ver si la puedes ver :thinking:


#5

El Dr. Cervera es un tipazo, y está ahora a cargo de mi entrenamiento. Mira que estoy sufriendo jajaja.


Web-Stat web statistics