De mi para la diabetes!


#1

Soy la madre de Alma, un chica de 16 años y que el abril pasado te “colaste” en su vida y, por supuesto, en la de todos los que estamos a su lado y le queremos ¿le conoces?, te refresco la memoria, es hermosa, tostada, de ojos claros, guapísima, sensible, lista, responsable, inteligente, divertida, etc. (… y no es amor de madre), pero lo que más es digno de admiración es que TODAVÍA no le he visto quejarse ni un sólo momento de tí.
Imagino que no le reconocerás, habrás “tocado” a tantos jóvenes con este perfil que te resultará difícil acordarte de todos ellos. Hoy no es que esté especialmente enfadada contigo, pero quería decirte un par de cositas y como no mereces que se te mire a la cara, he recurrido a ésta vía para hacerlo:
La primera, que eres una mal educada, ya que no solamente has entrado en mi casa, sino también en la de muchas familias, sin pedir permiso. Que además lo has hecho con malos modos, exigiéndonos a todos tus caprichos para no enfadarte. Pero lo que no te voy a perdonar, es el portazo que has dado al cerrar la puerta para demostrarme que no tienes ninguna intención de irte. Que sepas, que en casa NO TE QUEREMOS y que eres una colada ¿te ha quedado claro?.
La segunda, que eres mala y que te gusta hacer daño, pero ya te conocemos. leímos tanto ya sobre ti, en tan poco tiempo nos esforzamos mucho por conocerte mejor. En casa tenemos muy aprendida la lección que mientras no podamos vencer al enemigo nos uniremos a él. Con esto quiero decir que cumpliremos tus normas, pero tú, mientras tanto ni se te ocurra abrir la boca y que si tú intención es darnos lata, lo vas a tener difícil. Por lo tanto, que sepás tú y tus amigas “las complicaciones”, QUE VAS DE ■■■■. Lo malo de tí, es que también tienes los brazos largos y llegas lejos y te metes por todas partes e incluso en familias que no disponen de medios para sobrellevarte. Díme ¿no te dan pena los niños? ¿y de los adolescentes y jóvenes a los que atacas? ¿y qué me dices de las personas mayores?. ¿Te has parado a pensar lo que sufrimos sus padres, hermanos, hijos, abuelos, tios …?.
Tercero, eres aburrida, siempre lo mismo, todos los días igual, la vida contigo transcurre entre pinchazo y pinchazo, solamente varía el sitio donde ponerlos. Lo reconozco, a veces, consigues sacar nuestro mal humor… Bueno, y ya ni te cuento cuando te intentas hacer la graciosa, cada dos por tres esos sustitos que tanto te gusta darnos, que si ahora una “hipo” que si luego una “hiper” y así una y otra vez, estamos de tus bromas hasta las narices ¿NO SABES HACER OTRA COSA IDIOTA?.Tan aburrida eres que la haces vivir con el bolsito a cuestas, llena de insulinas, azúcar, golosinas, todo para poder enfrentarte.
Cuarto, eres tonta, ¿verdaderamente te crees invencible? No sabes que somos muchos y muchos los que nos apoyan. ¿Has oído eso de “la unión hace la fuerza”? Estamos organizados, por un lado los que nos ayudan a soportarte (médicos, educadores, fundaciones, asociaciones, etc.) y por otro, los que te están observando y buscando tus puntos flacos. Unos y otros en coordinación y con un sólo objetivo, acabarán contigo TE LO JURO.

Por ahora te vamos ganando batallas, algún día te ganaremos la guerra NO LO DUDES. Tenemos el mejor arma para combatirte (la ciencia) y a los mejores soldados del mundo. Mi mayor satisfacción va a ser contemplar tu derrota y verte salir de la vida de tantas personas a las que estás haciendo cantidad de daño. Y mi mayor sueño cumplido, el ver que NUNCA MÁS entrarás en nuestros hogares.
No te puedes imaginar las ganas que tengo de darte una patada en el ■■■■ y sacarte de mi casa, ese día daré yo el portazo y me daré el gustazo de ver el careto que haces… FEA, MÁS QUE FEA. ¡QUÉ POCO TE QUEDA!
La Quinta: Eres cruel… pues no te importan mis lagrimas ,mis desvelos, mis sufrimientos, mi dolor en verle a mi hija así…No te importa verme a veces tan impotente, mi tristeza en verle a mi bebe inyectándose día tras día, previendo todo con tal de no verte la cara y que pueda ser un día normal, no te importan las noches que nos preparamos y medimos todo para no verte aparecer con unasorpresa…, no te dan pena sus deditos??? Ya no hay lugar para inyectarse… los diez ya están tan sensibles!!!
Eres tan cruel que no te importa que yo tenga que hacerme de hierro mientras mi corazón de madre sangra sin que nadie lo vea y ni siquiera lo sientan… De un día de temores debo hacer que el día sea normal…
Pero yo también algún día con crueldad te echaré de la vida de mi hija, tenlo por seguro…
Adiós INTRUSA, nos vemos en la cena.


#2

Rosa: Cuanto amor !!! Que síntesis acabada de todo lo que sentimos quienes hemos tenido la “suerte” de ser elegidos para luchar contra la INTRUSA como bien la llamas. No tiene, ni tendrá perdón. Cuenta con mi apoyo (aunque sólo sea virtual). Un beso enorme para Alma (que hermoso nombre) y un abrazo sentido para la madre guerrera que, con seguridad ganará las batallas de todos los días que, al final nos llevarán a ganar la guerra. Gracias por el mensaje que, dentro del dolor que trae, también nos deja el corazón animado y nos infunde un optimismo que a veces nos llega a faltar, agobiados por la rutina, la incomprensión, la discriminación y todas la piedras que hacen más difícil el camino.

Besos desde Mardel.


#3

gracias x tu comentario roberto…
un abrazo desde asuncion y tu tb cuentas conmigo…


#4

Rosa, me identifico mucho con tu comentario…yo tambien siento y vivo lo q tu todos los dias pero la peor parte se la llevan nuestras “bbs” tu Alma y mi Soraya, se llevan solo 1 año; fijate q tambien mi Sorayita jamas se ha quejado aun cuando tienen q buscarle la vena pa hacerle la prueba glicosilada.
Cuidate mucho, tienes unos hijos bellos, bien GUAPOS, linda familia, que Dios los bendiga!


#5

Rosa al leer tu desahogo no pude evitar que me salieran las lagrimas, es muy sincera, me parece muy bien que saques fuera de ti toda la ira, rabia que provoca esta enfermedad, yo trato siempre de verla como algo que no puedo cambiar, trato de llevarme bien con ella, pero muchas veces tambien me siento impotente, y es dificil para mi a mis 35 años, me imagino lo grande de debe ser para un niño o un adolecente, que Dios te bendiga a ti a Alma, cuentan conmigo, un beso cuidense


#6

Muchas gracias Jenny… te comento q tengo un especial afecto a Rep. Dominicana… Mi hermana se caso con un Dominicano y viven en miami… tienen una niña de 7 años llamada Melanie…(Nacida en EE.UU.) Es bien caribeña y hermosa…Ella ama su Pais pero adora Repub Dominicana y lleva sus costumbres al pie de la letra, tambien adora Paraguay…
Gracias por tu comentario y te envio un abrazo desde Asuncion…y Tu tb puedes contar conmigo siempre…


#7

Que bueno que conoscas Rep. Dom. aunque sea por referencia, es un pais muy bello y somos personas muy amigable, lo que pasa es que tengo un niño de 2 años y me pongo en tu lugar, yo le pido a Dios que el no desarrolle esta enfermedad. No es la herencia que le quiero dejar a mi hijo.


#8

En general no leo los post tan largos, pero verdaderamente éste me cautivó, creo compartir tu vehemencia, buen humor y coraje para descargar tus sentimientos, también soy mamá y he pasado por tus experiencias, también tengo confianza en un futuro cercano de esperanzas para todos nuestros amados diabéticos, pongo toda mi confianza y Fe en Dios que algún día lo permita y quiero como verdadera cristiana salir victoriosa de esta prueba y te dedico un versiculo de la Biblia que está en Filipenses 4:13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.
Un gran saludo para tí y familia.
Elizabeth desde Chile.


Web-Stat web statistics