Desahogo de madre


#1

Hoy es uno de esos escasísimos días en que me siento superada por esta condición. Yo sé que mañana sacaré de algún lado fuerzas para seguir luchando, pero hoy, como pocas veces desde que la diabetes entró por la puerta de mi vida hace 3 años para instalarse en mi pequeña de apenas 2 años, me siento ahogada en el dolor y la impotencia de lidiar con ciertos aspectos de esta situación. Yo fui recientemente diagnosticada con Diabetes tipo 2, pero infelizmente no fue aqui cuando la diabetes llegó a mi casa por primera vez. Fue hace 3 años cuando mi hija de apenas dos añitos hizo su debut con cetoacidosis diabética. Nunca imaginé que podría llegar a vivir algo tan doloroso en mi vida. Me costó mucho superarlo pero no tenía otra alternativa, tenía que estar bien para no pasarle a ella todo lo que estaba sintiendo. A lo largo de estos años todos hemos aprendido mucho y tratamos de llevar una vida si bien super controlada, pero normal.
Cuando ella hizo el debut, tuvimos que parar de llevarla a la escuelita por cerca de un año, hasta que nos sentimos seguros con su control y tratamiento, que sólo fue posible usando bomba de infusión. Ese primer año fue todo un reto para nosotros sus papás, tomar coraje para llevarla a la escuelita. Tuvimos mucha suerte de encontrar una maestra increíble, que no solo estaba pendiente de ella siempre todo el tiempo sino que aprendió a hacerle el teste y darle un juguito en caso de hipoglucemia, y llamarme inmediatamente. Aún así yo iba a la escuelita todos los días a la hora de la merienda a medir su glicemia y mandarle el bolus de insulina para la merienda. El segundo año y el tercero (que es el que cursa actualmente) ya no tuvo a nadie que se dispusiera a aprender a hacerle el teste, pero lo convenido es que, aunque yo voy todos los días a la hora de la merienda, en la clase, su maestra y auxiliar, deben estar atentas a cualquier señal de alerta y darle el agua con azúcar que lleva en su mochila aún antes de buscar un teléfono para llamarme en caso de que ella informe sentirse baja. Ella tiene 5 años. Su control - imagino sea debido a la etapa de crecimiento en que se encuentra- es complicado. Cada día responde de forma diferente a cantidades similares de carbohidratos. Un mismo alimento en las mismas cantidades con una razón específica de insulina/carbohidratos, un día da un post prandial normal 2 horas después, como otro día en el mismo horario queda en hipo o hiperglucemia, aún tomando en cuenta el valor de glicemia y descontando la insulina activa antes de enviar el bolus. Tenemos suerte de poder corregir todos esos picos de forma rápida gracias a los muchos testes diarios que le realizamos y a la bomba de infusión de insulina, que nos permite corregir las altas de forma rápida, no permitiendo que altos valores de glicemia se concentren en su sangre durante muchas horas. Sus últimas hemoglobinas glicosiladas, han dado 6.3 y 6.9 respectivamente. Ella no siempre se da cuenta cuando está baja, pero cuando no lo hace, las señales son cansancio, desgano, irritación, sueño. Ya la hiperglucemia ella nunca la identifica prontamente. Hemos explicado esto en la escuelita. Este año me llamaron dos veces en que ella informó no sentirse bien. Como vivimos a 100 metros (eso es otra de las precauciones que hemos debido tomar), en menos de 5 minutos tengo la facilidad de estar midiéndola. Una de estas dos veces estaba baja, la otra estaba alta. Pero otras veces ella no sintió nada y no fue sino hasta la hora de la merienda en que la voy a medir y descubro que está baja o alta. No es algo que ocurre siempre pero ha pasado algunas veces a lo largo del año. Es realmente muy difícil pues la escuela es primordial para que ella crezca en igualdad de condiciones que cualquier otro niño de su edad, ella es una niña hermosa y realmente muy inteligente, y concurrir a la escuela igual que cualquier otro niño es un derecho de ella. Hoy cuando llegué a la escuelita a la hora de medirla (2 horas después del almuerzo), ella corrió hacia mí y una vez fuera de la clase, ya en el pasillo, me abrazó y se puso a llorar desconsoladamente. Eso me desarmó. Nunca antes había pasado. A ella le encanta la escuela y nunca pide para irse. Me dijo que no sabía porque lloraba y al preguntarle si no estaría baja me dijo que sí. Al medirla, 48 mg/dL. Mi pregunta, cuánto tiempo estuvo así? Antes ella le había dicho a la maestra que quería irse, no dijo que estaba baja pues no estaba segura que lo que sentía era debido a una hipoglucemia, pero la maestra, a pesar que ella nunca pide algo así, ya que siempre está feliz en clase, no supo identificar la señal de alerta y no me llamó. Resultado: Mi hija pasó no sé cuánto tiempo en hipo, sintiéndose mal y reteniendo el llanto hasta que yo llegué. Todo esto, la medición, el llanto, y lo que mi hija me comentó sobre lo que había hablado con la maestra, se sucedió en la dirección, donde normalmente la mido. La directora, que en ese momento estaba presente, intervino, alagando que es imposible estar pendiente de un solo niño todo el tiempo y que no voy a encontrar una maestra que lo haga. Entonces, con ese grado de seguridad reducido a cero, y tratándose no apenas de un simple cuidado sino que un cuidado del cual depende la vida y la salud de un niño, cuáles son mis esperanzas de que mi hija pueda tener la educación que merece sin poner en riesgo su salud?. Me siento indignada, acorralada, en un callejón sin salida. Cómo puedo llevar a mi hija a donde va a estar 4 horas cada día si no va a haber nadie que se preocupe de observarla teniendo en cuenta la situación específica de ella? Cómo se supone que debemos hacer para dar a nuestros pequeños, diabéticos, la enseñanza que merecen y que es un derecho que tienen, sin poner su vida y su salud en riesgo varias horas por día cada día? Cuando supe que ella había quedado diabética, aún con ella internada, corrí a pedir a Dios que no dejara que esto ocurriera con mi pequeñita, que fuera a mí y no a ella a quien tocara vivir con esta situación. Claro que ya era tarde, y mi deseo no fue concedido. Aún así, superamos la situación y salimos adelante todos unidos. Hoy, somos las dos quienes la padecemos, aún así, seguimos peleándola día a día y no permitiendo que esta condición interfiera en nuestra felicidad y nuestras ganas de vivir. Pero situaciones adversas como esta suelen presentarse cuando menos lo esperamos, y nos sentimos como perdidos, decepcionados y desamparados por el sistema en que vivimos, que no se preocupa o provee ninguna solución para problemas como este. Dicen que la educación debe ser igual para todos, pero en la práctica eso no se aplica a todos los niños por igual.


#2

dificl pero real,desgraciadamente,esto lo viviras muchas veces en el trayecto de vida dtu pk,y debes concientizarlo,cuando aistimos auna escuela con pks, sin dm, digamoslo asi,las maestras no estan preparadas para enfrentar esas contingencias,no justifico a ellas
pero ne realidad,no estan preparadas ni instruidas para enfrentar el chekeo d la nena,caundo acudimos a la escuela,quedamos vulnerables a esos apuros,el punto es,el grado d madures de tu pk,para recponoce lo eventos relacionados con las hipos o lashiper,lo pudes ir haciendo,comentas chekeo constante,pregunta los intomas y ayudala areconocer us estados fuera d rango,es pekña si,pero es necesario,no siempre estara alguine dispuestoa pestarnos ayuda,esto,sera una constante en su desarrollo que debes comenzar a preparar,duro si,pero real,no megusta avces ser tan directa,pero,tambien lo vivi y x eso te lo digo,se k tu tambien podras hacer k tu pk,se sienta segura aun estando sin ti junto,un abrazote k te conforte y k mi dios las bendiga


#3

Cecilia, yo tengo una hija (actualmente de 13 años) con secuela por displasia de cadera, la segunda hija (que se me murió pequeñita), tenía labio paladar hendido… con las dos he sufrido bastante, con la grande también como tu, que no la empujen, que este ejercicio no, que no cargue pesado, que porqué la hicieron cargar su silla, que si la tumbaron, en su escuela hay escaleras…una amiga me dijo: Para una niñ@ con necesidades especiales= una madre con cualidades especiales!!!

Eres tu… animo y fortaleza, que te puedo decir? Que ya estamos en este camino… y adelante


#4

Hola!! soy mªdolores de España, la verdad que se me ha encogido el corazon al leer tu comentario pues todo lo que hago en los ultimos 10 meses no lo hago por un hijo/a sino por una sobrina que le diagnosticaron Diabetes 1 , el mismo dia de nacer mi hija,y te puedo asegurar que tu historia es similar,tambien te dire que abri una pagina en Facebook, un blogg, y una pagina Web y la verdad es que desde hace unas tres semanas que lo hice en quince dias hemos conseguido mas que en diez meses ,busque informacion de todo lo relacionado con la Diabetes,y hasta encontre que (por lo menos en España), los colegios deben estar preparados o por lo menos informados todo lo concerniente a la Diabetes, si la niña es menor y ella no se pincha tambien deben poner un monitor veinte horas a la semana en el colegio, monitor para las excursiones, y un monton de cosas mas,
Piensa que en este mundo por desgracia en muchas ocasiones nos encontramos solos (pero no lo estamos) pues siempre hay alguien que te tiendela mano cuando lo necesitas,espero que estos momntos que estas pasandopor un bajon no te des nunca por vencida,pues como en casi todo no debemos dejarnos que nada nos derrumbe, mi padre siempre me decia ; Tienes en los momntos bajos Resurgir cono " El Ave Fenix" que renacio de las Cenizas. mucho animo.
http://clubmadresdiabeticos.blogspot.com/


#5

Hola Ceci, lo unico que puedo aportar,es mi amistad,como tu aveces siento desesperacion,mi niño tiene la 1 yes complicado controlarlo aunque ya tiene 12 años,pero creo que si nos tocan pruebas dificiles es por que tenemos la fuerza suficiente,el valor pero sobre todo el amor de madre,para poder superar lo que nos toca vivir,a mi me dan ganas de ir alas escuelas de mis niños y hablar alos padres y los maestros acerca de la dibetes,te mando un abrazo .


#6

Hola Cecilia, soy Ramón el papá de Karen, entiendo perfectamente por lo que estás pasando, es muy difícil pero se supera, nosotros tenemos la ventaja que mi esposa es maestra y como está en maternal (etapa que antecede al kinder) su mamá fué su maestra el año pasado y este año le tocó otra maestra pero mi esposa está en el salón de al lado, por esa parte estamos tranquilos, en cuanto a tu situación de mi parte te felicito me parece que tu actuación frente a esta condición ha sido la más correcta, yo sé que a veces sentimos que la fuerza se acaba pero no podemos dejarnos vencer siempre con mucho aplomo y mucho temple saldremos de cualquier situación desagradable que se nos presente, ánimo amiga y cuenta con nuestra amistad, no estás sola en esto, un abrazo desde Venezuela.


#7

hola Ceci, muy buenos dias, soy aurora mama de Anasofia, una niña de 6 años diagnosticada hace apenas 8 meses y te puedo decir que ha sido dificil, muy dificil, esta situacion y al igual que tu he preguntado una y otra vez, por que no a mi, por que a ella, pero se que es algo que elegimos nosotros y que no puedo cambiar, pero lo que si puedo cambiar es la forma de ver la vida ante esta adversidad…
yo tuve un contratiempo similar en la es escuela donde asistia mi hija, cuando ella debuto estaba en 1er año de primaria, por que entro de 5 años y los maestros la conocian , el antes y el despues de su condicion, entonces esta escuela estaba lejos de mi casa, pero cerca de la casa de mi mama,por que era ella quien me la recogia cuando trabajaba, pero a raiz de que paso esto deje de trabajar y me dedique solo a ella, no la cambie de escuela cuando paso a segundo por que segun yo ahi la conocian y no la iba ¨ARIESGAR¨, en la escuela contaban con todo el equipo para checar a mi hija, por que nosotros lo llevamos… pero cual va siendo mi sorpresa que un dia de tantos ella se siente mal por que le dio una Hipo y la maestra la manda a la direccion para que la chequen, pero Vero que era la persona que la atendia, no fue ese dia a la escuela y el director tan lindo el regaña a mi hija y le dice que se vaya al salon y que no se salga de ahi, ella le comenta que se siente mal y el le vuelve a repetir lo mismo y agrega no hay quien te cheque, pero nunca me hablo para que fuera por ella, mi hija como pudo llego de regreso al salon con las piernas temblandole, sudorosa, mareada y con las manos heladas, y apunto del llanto le dice a su maestra que se sentia muy mal, y ella le dijo que por que se habia regresado de la direccion y pues ya le dijo lo que paso, la maestra le dijo estabien sientate y busca en tu mochila si traes algo para comer, para ver si te sientes mejor y pues asi lo hizo, de esto me di cuenta a la hora de la salida, por que sucedio despues de recreo que es la hora en la que la checo, ya te has de imaginar mi indignacion y es evidente que al siguiente dia mi hija no asistio a clases, busque una nueva escuela, les explique el problema de mi hija, y si me decian que no podian ayudarme, me levantaba y me salia a buscar otra escuela, hasta que llegue a la escuela donde esta actualmente ella, donde estan al pendiente de ella todos los maestros y la verdad no puedo quejarme, pero a raiz de este incidente pusimos manos a la obra, y ella arendio a checarse, carga su glucometro y se monitorea, lleva siempre su lonche y aprendio a reconocer sus sintomas y si se siente malita se checa, y hace lo que tiene que hacer, comer algo para evitar que se siga bajando mas su glucosa, a si es que no te desanimes y claro que tienes derecho a sentirte de esta manera, lo que no es valido es quedarse en ese estado, hay que sacarle lo positivo a la vida, aprender las situaciones que nos pasan y buscarles solucion y por que no llorar si es necesario, para que el alma vuelva a garrar fuerzas ok cuidate mucho y que Dios las Bendigan…


#8

hola cecilia creo que cuando uno padece lo mismo sabe entender bueno mi hija ase 1 año que tiene diabetes y yo se como te sientes a mi me pasa lo mismo ella tiene 5 años pronto cumplira los 6 un dia llegue a su colegio y la encontre muy ojerosa y palida ya se desmayaba y tenia 40 de glicemia y ella abia avisado que se sentia mal y la tia le dijo que esperara ,y fue ahy mi angustia ,optamos en casa por enviarle un celular en el cual esta grabado solo mi numero y como ella sabe tomarse el examen cuando se siente mal se ase su examen y me llama cuaquiera sea el resultado porque a su edad no sabe si es alta o baja ella va todos los diascon su maletin y a la vez le envio dulces si esta baja yo le digo comete un dulce si esta alta ledigo toma aguita que siempre lleva y es la manera que yo estoy tranquila y ella mas segura asi que cual quier cosa debo correr porque esto es tan inestable bueno yo boy todos los dias al colegio igual que tu aveces me quedo con ella en sus clases para irla chequendo pero solo hay que tener fe yo inyecto a mi hija 5 veces al dia me duele mas a mi que a ella bueno muchos cariños y a seguir adelante un abrazo muy grande y que DIOS nos de la fuerza y fortaleza pa seguir adelante .


#9

Cecilia, soy Sara,mama d Sebastian,15 añ0s y diagnosticado a los 14,se exactament por lo q estas pasando, yo tambien a veces me quiebro…pero creo q lo mejor es adiestrar a nuestros hijos y que se conviertan en expertos en su condicion, yo se q con tu pequeña es mas dificil por su edad pero creeme q eso va a pasar, esta etapa es pasajera y ella solita va a poder chequearse y va a poder reconocer ,incluso q alimentos (carbos) la suben mas q otros, y se va aconvertir en una chiquita disciplinada y eso es una ganancia para su vida, lo va a incorporar como lavarse los dientes y asi lo tienes q ver tu tambien… segun entiendo por unas horas q la tnga alta en la escuela no hay peligro ,se m ocurre q para q no haga tantas hipoglicemias y tu estes mas tranquila q t asesores con una dietista especialista en diabetes infantil …al principio con mi hijo pasaba igual, pero creo q tenia un componente emocional (me refiero a esos picos de los q tu hablas) fue cuando lo acababan de diagnosticar…y el estaba un poco deprimido…yo estaba aun mas q el , el lo supero mas rapido q nosotros y me di cuenta que yo no lo estaba ayudando en ese sentido…es dificil…yo igual que tu pasaba en el colegio con juguitos de emergencia en el carro, para llegar corriendo por si se sentia mal… pero a medida q ha pasado el tiempo…las cosas han ido marchando mejor…tu chiquita va a estar bien y a medida q ella vaya creciendo se van a ir sintiendo con mas libertad tanto ella como tu…y un buen dia vamos a tener la noticia que todos nosotros estamos anciosos de escuchar…la cura se va a encontrar… mientras tanto mira la diabetes como una condicion q va ser de tu hija una niña bien alimentada por q no va a comer comida chatarra, una adolesente que va a estar alejada de las drogas y los vicios y que gracias a esta condicion va a conocer lo maravilloso q es hacer ejercicios y una mujer responsable y disciplinada para todo… animo no estas sola… y ella va a estar bien… ojala t pueda hacer llegar esto por q no soy muy cibernetica, ni siquiera se como llegue a tu pagina…pero me gustaria hablar de vez en cuando con alguien que pasa por lo mismo q yo…


#10

si te sirve… compartimos el mismo temor…y vivimos la misma realidad…que es la de tener que dejar a nuestros hijos solo…(al menos por cuatro horas)…con la angustia de no saber lo que esta sucediendo y confiando que el docente sabra que hacer ante un caso de hipoglucemia…Creo que el DESAFIO es cambiar esa realidad, …que sistema educativo se haga cargo …promoviendo la concientizacion de la diabetes y preparando personas que sepan que hacer ante un niño con diabetes y un eventual caso de emergencia… fundamentalmente debe haber reglamentaciones que apoyen esto. Para eso, como padres debemos exigirlo a quienes corresponda, porque es un derecho mas de nustros niños…saludos, y que tu angustia se vuelva fuerza para sumarnos a este desafio


#11

Hola Abel, justamente esta semana espero reunirme con personas del ámbito de la salud para formar un equipo, en el cual por supuesto me propongo participar aportando mis conocimientos sobre el tema, para dar charlas, gratuitas claro, a docentes y personas que trabajan con niños que quieran recibir este “entrenamiento”. El objetivo es que ellos comprendan mejor lo que es la diabetes, que no es nada tan difícil o complicado y que es mejor conocerla y enfrentarla, en lugar de temerle y huir de ella. Capacitarlos para atender prontamente a un alumno que pueda venir a necesitarlo. Voy a aprovechar el hecho de contar con un programa de TV abierta infantil, para divulgar nuestro trabajo y llegar con esta propuesta a maestros y profesores que quieran conocer mas de cerca una de las enfermedades crónicas más frecuentes en la infancia, con una incidencia alarmante y que los estudios internacionales proyectan aumentará drásticamente- como saben se estima que en 2025 el número de diabéticos en todo el mundo se duplicará- y al mismo tiempo a las familias de niños y personas diabéticas que deseen informarse mejor sobre la enfermedad, sobre los avances en el tratamiento de la diabetes, ya que por más increíble que parezca hay muchísimos diabéticos desinformados, cosa que no debería ocurrir. Mi hija pronto ya estará en condiciones de cuidarse sola cuando esté en la escuela, pero con ésto talvez sea posible que otros padres de niños con diabetes puedan contar con un poco más de tranquilidad y seguridad para llevar sus pequeños a estudiar. Ella en realidad se hace el teste sola hace casi dos años, el problema es que a veces cuando está jugando o está muy entretenida con algo parece no darse cuenta cuando va quedando baja, aunque alguien se lo pregunte ella dice estar bien y cuando se da cuenta, ella a veces no quiere ni siquiera lavarse las manos, me pide que lo haga yo, pues queda como demasiado cansadita pobrecita, desde luego que no puedo contar con ella para pedirle que se haga el teste. Lo que vengo es luchando para que ella se dé cuenta cuando empieze a quedar bajita, pero si ella está ocupada pareciera que hay algo, un bloqueo que le impide detectar esa alteración en su cuerpo. Bueno resta agradecer a TODOS ustedes, amigos de estudiabetes, por sus comentarios, por su aporte, por su apoyo, y por su amistad, los comentarios de cada uno de ustedes me motivaron a buscar algun camino para hacer algo por mejorar un poco esta situación, y gracias también a los creadores por darnos este espacio para que podamos intercambiar ideas, dudas e inquietudes, y por lograr formar una comunidad tan bien estructurada, con integrantes tan humanos, sensibles y preocupados por los demás.


#12

Noto en tus palabras que sos una persona de accion…te deseo mucha suerte y confio que la insistencia abrira los oidos de mucha gente …es muy importante no bajar los brazos y golpear todas las puertas que sean necesarias para difundir el tema. Es cierto que a la gente no le interesa algo hasta que no le pasa, por eso creo que debemos exigirles a las autoridades que se encarguen de difundir la problematica y de llevar el tema a las escuelas. como tambien el tema de la educacion sobre la alimentacion sana…Te mando un gran abrazo, y pensa que estamos juntos en esta lucha

Pd que la tristesa y la angustia no te gane ;- )


#13

sin palabras mujer!!!
me has arrancado un par de lagrimas, porque no hay cosa k nos duela mas a las mujeres k los niños.
te felicito por ser una mujer fuerte, no te dejes caer…tu hija te necesita…y no solo ahorita que es pequeña y no se da mucha cuenta de las cosas…el trabajo mas duro viene despues…la adolescencia y las prohibiciones.
yo creo que dios te mando esa prueba para que veas que el si existe atraves de tu hija, y que es una bendicion el que tengas esa oportunidad de demostrar que los milagros existen…salvando a tu hija.
te mando muchos pero muhos abrazos fuertes!!! yo me encuentro en mexico, guadalajara y me encantara ser tu amiga y que me dejes ser parte del tu mundo y el de tu nena.

animo chica, recuerda que cada uno de los que estamos asi…tambien lloramos al cerrar la puerta.
abrazos!


#14

Hola Ceci… me imagino que ya estás superando esto tan horrible q te ha sucedido…
Te cuento que yo soy diabética tipo 1 desde hace 14 años. Soy docente sin ejercerlo xq aún no tengo un cargo, pero la verdad mis experiencias en las aulas me indican que ser docente es una tarea compleja en donde convergen alumnos (cada uno con diferentes posiciones sociales, culturales, económicas) cada uno con una base familiar problemática (o no), también con problemas de salud, repitentes, hijos de drogadictos, alcohólicos, chicos que son criados por otro familiar, hijos de prostitutas, o cuyos padres se encuentran en la cárcel, alumnos con necesidades educativas especiales, o que requieren del apoyo del gabinete psicopedagógico, alumnos judicializados, chicos/as violadas, golpeados, alumnos temporarios (como aquellos hijos de personas q trabajan en circos y parques) … ufa! es larga toda ésta complejidad de situaciones que el niño trae desde su hogar. El niño no viene solo, trae todo una dinámica sociocultural bastante compleja. Qué quiero reflejarte con todo lo que te he dicho: los docentes no estamos preparados para todo esto: Nuestra tarea es enseñar a pensar, trasmitir saberes y actitudes socialmente significativos, es decir, realizar principalmente tareas pedagógicas (en torno al conocimiento) (en donde cada vez más se incrementa la matrícula por docente) además de una larga lista de actividades y exigencias burocráticas; eso x un lado y por el otro, por nuestra condición de Ser Humano debemos hacer de psicólogos, médicos, enfermeros, psicopedagogos, árbitros (en cierto sentido, un rol asistencialista) y someternos a la descalificación de padres que injustamente nos agreden, insultan e incluso golpean. Por todo ello, ha quedado casi muy desdibujada nuestra real tarea: Enseñar a pensar, enseñar para aprender. Lo mejor que nos puede ocurrir a los docentes para poder abordar eficazmente todas estas problemáticas es el diálogo con los padres para conocer a fondo las conflictos o dificultades q se suscitan para dar en conjunto soluciones que nos ayuden a progresar, a mejorar (y se hace por el alumno en cuestión, lo que conlleva una mejora profesional, institucional y social) La idea es que no siempre los padres se acercan, no siempre tienen disposición para escuchar que su hijo tiene problemas. Por eso yo te pido que dialogues más con los docentes y el directivo, o si tienes problemas puedes hablar con la siguiente escala jerárquica, esperemos que no. Pero debes hablar, no calles… Lo que deben necesitar esos docentes q están a cargo de tu hija es orientación adecuada de parte de Uds. papás y seguramente ellos por su parte buscarán información al respecto. Este problema ayuda a progresar a la institución, no lo olvides… Pienso que nada es imposible, he visto casos de chicos especiales que se han adaptado perfectamente a toda la institución globalmente y la institución globalmente se ha adaptado al alumno, pero esto ha sido el resultado de todo un trabajo conjunto y arduo entre: Docentes, Directivo, Padres, Compañeros del grado y de otras aulas, porteros… Ninguno puede solo, ninguno por separado. Todo realizado colectivamente y en conjunto. Para mí la enfermedad de tu hija sería un motivo de progreso y de aprendizaje social…
Discriminada me he sentido muchísimas veces… Te cuento que mi promedio en el secundario fue de 9.33 pero no fui abanderada y ni siquiera estuve en las listas de mejores alumnos… porque… tenía una reincorporación por las faltas que tuve cuando me detectaron la enfermedad… no sabes como me sentí. Me pareció lo más injusto! pero bueno, en ese momento callé… pero ahora NO!!! No dejes que esto suceda nuevamente… nuestra vida es una lucha permanente contra la discriminación, el desamparo… que la propia sociedad nos condena. Esto debe cambiar pero para ello se debe proceder con los mejores medios disponibles: La experiencia, la palabra, la paciencia, la perseverancia, el acuerdo, el consenso… de todo esto no pueden surgir malos resultados… no te parece? A levantarse rápido que tu hija te necesita…
Un beso!!!


#15

Ceci no se si te sirva de consuelo pero yo vivolo mismos con mi hijo de 4 años , lo diagnosticaron hace dos años cuando tenia 23 meses era como para morirme pero Dios nos da la fortaleza y ellos los niñosnos dan las ganas de vivir yo mo tengo diabetes pero con la de mi hijo basta y sobra, soy madre soltera no tengo mas apoyo que el de mi mami pero creame que es dificil. Ahora etoy probando con la bomba de insulina y pasa lo mismo es muy variable un dia funciona a la perfeccion pero otro dia come lo mismo y es un desastre mi nutricionista dice que es mientras crece mas pero creame que la bomba es una maravilla me ayuda por que imaginese sin ella es que solo lo recuerdo y era una pesadilla, ahora por lo menos da tiempo de corregir si esta alto de dar jugo si esta bajo y es facil la vida con ella.
Tambien saque a mi bebe del colegio por el miedo que sentia de las hipoglicemias, el proximo sera que lo llevare a estudiar y se que me costara mucho ya que hacia hipoglucemias de 30 y no presentaba sintomas aun con la bomba me atrevi a llevarlo un dia y lo encontre dormido con una hipo pero en fin se que no somos las unicas que vivimos con ese miedo y que vivimos con esa realidad latente en nuestras vidas .
Animo todas sabemos que somos unas mamás valientes y afortunadas de tener que cuidar a unos bebes tiernos y que merecen toda la felicidad del mundo y cada instante de dolor que vivimos debemos convertirlo en cuatro de amor y de alegria para esos pequeños
Un Abrazo amiga espero que esto le ayude y sabes no estas sola por todo el mundo hay gente que te quiere


#16

Hola Dayana. Sabes justo ayer estuvimos en la diabetóloga, y ella confirmó que es así mismo, que ella ya ha atendido varios niños con diabetes en edades similares, y en todos los casos el control es muy difícil por causa del crecimiento, y que en la pubertad este problema se agudiza. En fin, nos toca seguir haciendo lo posible en el día a día y mantenerlos lo más distantes posibles de las bajas y las altas, por más que parezca tarea imposible. Ella también dijo que justamente a causa de esa complicación del descontrol por el crecimiento, lo más normal es ver en niños valores de hemoglobinas glicosiladas arriba de 10, lo que gracias a Dios, y a todo el esfuerzo, más allá de la dificultad que enfrentamos cada día para mantenerla regulada, mi princesa nunca alcanzó. Yo no imaginaba que fuera así, por lo que cada vez veo como se hace necesaria la ayuda de padres y familiares, como nosotros, que hemos conseguido controles más próximos de los óptimos o los aconsejables, a otros niños con diabetes cuyos padres aún no lo han conseguido. Bueno, te mando un beso y espero que todo siga bien con tu niño. Haces perfectamente en cuidarlo así, y n


#17

No sé qué pasó pero se me envió antes de terminar… jeje. Te decía que no dejes nunca de seguir tu instinto, y si éste te dice que es mejor tenerlo a tu lado, es porque realmente eso va a ser lo más seguro y apropiado para él. Madres somos así, tenemos un instinto algo animal con nuestros críos, percibimos el peligro de lejos, lo olemos, nadie entiende eso, solo nosotras, pero sea como sea no debemos nunca abandonarlo. Un beso y adelante.


#18

Se que lo del instinto funciona a veces mi hijo se acostaba a dormir en 200 mg/dl y me entraban un desespero y le hacia glucometrias y ya estaba en 35 el baja supremamente rapido las glucemias y solo pensaba despues de tomar la gluco que hubiese pasado si me quedo dormida profundamente o que hubiese pasado si hubiese salido aalgun lado o no se miles de cosas , definitivamente ser mama es lo mejor y solo Dios sabe porque estamos con unos bebes tan hermosos que ademas nos hacen ver la vida de otra perspectiva mas humana un abrazo Cecilia y a su bebe tambien


Web-Stat web statistics