Descubre la importancia de tu autoestima


#1

El tipo de autoestima que tenemos, determina cómo nos vemos a nosotros mismos, qué pensamos y sentimos respecto a esa autoimagen que tenemos, el grado de autoaceptación o rechazo y cómo es la imagen que proyectamos a los demás.

Toda nuestra vida, nuestros éxitos y fracasos, relaciones y actividades, están relacionados, en mayor o menor grado, con el nivel de autoestima que tenemos.

Mejórala y disfruta de la vida.
Todos tenemos una imagen de nosotros mismos.
Independientemente de que estemos plenamente conscientes de dicha imagen o no, ésta refleja que tan valiosos nos sentimos en relación a los demás.

Todas las decisiones que tomamos, nuestras conductas, relaciones, actividades, etc., están relacionadas con el resultado de dicha valoración, es decir, con nuestra autoestima o más bien, con el nivel de nuestra autoestima.
Por eso es tan importante conocer los diferentes aspectos de la autoestima, sus tipos y la manera de fortalecerla.
“El hombre generalmente se convierte en aquello que cree ser…
Si tengo la creencia de que puedo hacerlo, adquiriré la capacidad para hacerlo, incluso aunque no la tenga cuando he comenzado”.
Mahatma Gandhi (líder de la independencia de la India).

Cuestionario de la autoestima

El primer paso y uno de los más difíciles, es aceptar que no tenemos una autoestima sana.

No importa si nuestra autoestima es baja o inflada.
La realidad es que es un obstá■■■■ en nuestra vida.
Nos limita, causa problemas y nos hace sufrir.

Reconocer un nivel de autoestima inadecuado, nos angustia.
Pero es la única manera de mejorar.

A continuación te presento con una serie de preguntas.
Responde rápidamente, lo primero que te viene a la mente.
Las opciones son sí o casi siempre o no o casi nunca.

De preferencia, escribe las respuestas, para que puedas verlas con facilidad.

No veas estos cuestionarios o sus resultados como algo negativo.
Piensa que puede ser el primer paso para una vida mejor.
La vida que realmente te mereces.

  1. ¿Te angustias con facilidad?

  2. ¿Esa angustia aumenta cuando estás con la gente?

  3. ¿Eres perfeccionista?

  4. ¿Te cuesta trabajo decir que no, cuando te piden algo que no quieres hacer?

  5. ¿Te cuesta trabajo tomar decisiones?

  6. ¿Te es difícil defender tu punto de vista, cuando los demás están en desacuerdo?

  7. ¿Te preocupa mucho lo que la gente piensa de ti?

  8. ¿Crees que si hicieras una fiesta o reunión, iría muy poca gente?

  9. ¿Crees que si la gente realmente te conociera, te rechazaría?

  10. ¿Evitas ciertas actividades o trabajo, por miedo a fracasar?

  11. ¿Te sientes poco querido o importante?

  12. ¿Te disgusta tu cuerpo o tu forma de ser?

  13. ¿Sientes que mucha gente te ha lastimado?

  14. ¿Te esfuerzas por darles gusto a los demás?

  15. ¿Crees que todos tienen mejor suerte que tú?

2º Cuestionario

· ¿Te enojas cuando te llevan la contraria?

· ¿Crees que tú sabes más que los demás?

· ¿Piensas que si te dejas, se van a aprovechar de ti?

· ¿Crees que a la gente hay que demostrarle quién es el que sabe o manda?

· ¿Te molesta relacionarte con gente inferior a ti?

· ¿Crees que algunas personas no reconocer que vales más que ellos?

· ¿Cuándo alguien te critica piensas: "quién se cree que es para criticarme?

· ¿Piensas que mucha gente te tiene envidia?

· ¿Crees que no tienes todo lo que te mereces?
· ¿Te gustaría demostrarles a los demás lo que realmente vales?

Si contestaste que sí o que casi siempre, a 5 o 6 preguntas, del primer cuestionario, posiblemente tienes una baja autoestima en ciertas áreas o una serie de creencias equivocadas que te están limitando.
Analiza la situación con cuidado y busca mayor información para que puedas mejorar.Pero si contestaste afirmativamente a la mayoría, es momento de empezar a trabajar, por el bienestar que sí te mereces.

Si contestaste que sí a más de 2 preguntas del segundo, tienes una autoestima inflada, que, quizás te ha ayudado a lograr algunas cosas, pero a la larga te va a causar mayores problemas y sufrimiento.
Rectifica y disfruta de la vida y de todo lo que ésta te puede ofrecer.

Es importante, también, que leas sobre la formación de la autoestima y veas que elementos tienen alguna relación contigo.

Recuerda que hay diferencia en cuanto a la autoestima del hombre y la de la mujer y que el diálogo que tenemos con nosotros mismos es determinante en nuestra autoestima y nuestros sentimientos.

La autoestima y su significado.

La palabra autoestima es una palabra que está de moda.
La usamos cuando hablamos del desarrollo, las aspiraciones y el éxito del ser humano.

También cuando buscamos un motivo o explicación para el fracaso, la depresión y para muchos de nuestros problemas.

Pero no siempre tenemos claro lo que significa.

Para mucha gente es sinónimo de soberbia u orgullo.
Y si lo vemos como algo negativo, no buscamos la manera de desarrollarla y fortalecerla, por lo que nos perdemos la oportunidad de tener una vida mejor.

Para otras personas es una característica que tienes o no tienes, como los ojos verdes o la boca grande.
Si pensamos así, nos conformamos o nos quejamos, pero no hacemos nada por mejorarla.

¿Qué no es la autoestima?

Antes de analizar lo que quiere decir tener una buena autoestima, es importante quitarle algunos significados negativos y equivocados.

Autoestima no es:

Creer que todo lo hago bien.
Sentirme superior a los demás.
Ser egoísta.
Ser orgulloso.
Pensar que siempre voy a tener éxito.

Creer que todo lo hago bien.

Pensar así, es negar la realidad.
No existe nadie, que haga todo o casi todo bien.
Aun lo que hacemos constantemente, puede, en ocasiones, salirnos mal o no tan bien.
Además, en todo lo que no tenemos experiencia o no sabemos hacer, nos podemos equivocar con facilidad.

Sentirme superior a los demás.

Esto es soberbia y es valorar a la gente como si fuera un objeto.
El que tiene una buena autoestima no necesita compararse o competir con los demás.
Sabe que una persona es valiosa, simplemente por ser persona y que los éxitos o posesiones no cambian dicho valor, porque ser y tener, son dos cosas diferentes.

Ser egoísta.

El que es egoísta piensa: primero yo y siempre yo.
No toma en cuenta a los demás.
El que tiene una autoestima sana, reconoce la importancia de mantener buenas relaciones y sabe que, para que éstas sean exitosas, deben de estar basadas en la igualdad, el respeto y en una actitud de compartir, de saber dar y saber recibir.

Ser orgulloso.

El orgullo adecuado está basado en la satisfacción de los logros, viéndolos como lo que son: conductas que han tenido éxito.
Este tipo de orgullo es parte de la autoestima.

El orgullo inadecuado es el que confunde lo que la persona es, con lo que tiene y cree que su valor sube y baja, según sus posesiones o sus logros.
La autoestima está basada en la convicción interna y personal de nuestra capacidad y valor, como seres humanos.

Pensar que siempre voy a tener éxito.

No importa la cantidad de experiencia o información que tenemos.
El ser humano es falible, es decir comete errores.
Además existen situaciones que no dependen de nosotros.

Importancia de la autoestima.

Cuando me siento valioso puedo:

Aceptarme incondicionalmente, a pesar de mis errores y limitaciones, sentirme seguro de mí mismo, ser capaz de enfrentar y resolver la mayor parte de los problemas básicos y de mi vida y considerar que soy digno de:
Respetarme y ser respetado, satisfacer mis necesidades emocionales y ser feliz.

Estos sentimientos me permiten buscar mi bienestar, resolver mis problemas y mejorar mis relaciones.

Recuerda que lo que hacemos y cómo lo hacemos, lo que obtenemos y dejamos de obtener y nuestra manera de vivir, sufrir y disfrutar, están relacionados con nuestra autoestima.

Y recuerda, también que hay diferentes tipos de autoestima, por lo que es importante que analices en donde te encuentras tú.


Web-Stat web statistics