Destacan la importancia de atender a las necesidades peculiares de los adolescentes y jovenes con diabetes


#1

La transición en los cuidados de la diabetes desde la infancia hacia la adultez requiere focalizarse en las características peculiares de la adolescencia.

Para resolver las cuestiones vinculadas a la transición en la asistencia de la diabetes desde la niñez hasta la adolescencia y adultez es necesario focalizarse en las características del entorno social y las necesidades específicas de esta etapa de la vida, sostienen expertos de la Cardiff University (Cardiff, Reino Unido). Este punto de vista es una propuesta al problema de cómo resolver las cuestiones de la transición en los cuidados del diabético al abandonar la niñez, y surge del análisis de diversos estudios y publicaciones sobre el tema.
Todos los trabajos demuestran que el énfasis suele ponerse en la forma de incluir a los jóvenes dentro del sistema de salud y las prácticas de los adultos, más que considerar cuáles son verdaderamente sus intereses y la realidad actual y el entorno en los que viven. Los autores británicos reflexionan sobre el hecho de que habiendo transcurrido 2 años del Acuerdo Marco de Asistencia de la Salud en el Reino Unido aun persisten dificultades para resolver la cuestión de la transición en la asistencia médica, desde la niñez hasta la adultez.
En síntesis, los especialistas enfatizan la importancia de aplicar los esfuerzos para solucionar este problema. Más que preguntarse cómo manejar la transición, se plantea la necesidad de investigar cómo satisfacer más adecuadamente las necesidades de los jóvenes diabéticos en esta particular etapa de sus vidas. Es necesario comprender cuáles son las experiencias de los adolescentes, la red social en la que están incluidos, y el modo en el cual el sistema de salud puede ayudar al autocuidado de cada uno de ellos.

Diabet Med. 2009;26(2):162-166
Editora Médica Digital

http://www.diabetesonline.com.ar/default.asp?Pagina=Profesional/pub-med/2010/febrero0210.asp

#2

Nueva modalidad para identificar la obesidad y sus consecuencias
Para mayores de 6 años.Indice de masa corporal.Circunferencia cintura. Circunferencia cuello marcador de riesgos.Mejora evaluación infantil.Identifica apnea del sueño NUEVA MODALIDAD PARA IDENTIFICAR LA OBESIDAD Y SUS CONSECUENCIAS

Medir la circunferencia del cuello de los niños sería una forma rápida y sencilla de constatar los problemas con el peso.

· Mayores de seis años

Esa es la recomendación del Grupo de Tareas Estadounidense sobre Servicios Preventivos, un panel de expertos de la Agencia para la Investigación y Calidad en Salud, para los chicos mayores de 6 años.

· Indice de masa corporal no es buen indicador

Los médicos usan actualmente el índice de masa corporal (IMC) para saber si un niño o un adulto tiene sobrepeso u obesidad. Pero el IMC no es un buen indicador de la cantidad de grasa.

Dado que los kilos por exceso de grasa, en lugar de masa ósea o muscular, son un problema de salud, siempre se buscó una forma más precisa para determinar la masa grasa.

Circunferencia cintura

Una posibilidad es sacar la circunferencia de la cintura, que según la literatura médica es mejor que el IMC solo para evaluar la grasa abdominal y los riesgos de salud, como la presión alta, la diabetes y la enfermedad cardíaca en los adultos.

Circunferencia cuello marcador de riesgos

Otra estrategia es medir la circunferencia del cuello que, aunque menos estudiada, aparece como un marcador potencial de la obesidad y los peligros para la salud en los adultos.

El nuevo estudio, publicado en Pediatrics, consideró si medir ese marcador ayuda a detectar el sobrepeso o la obesidad en los menores.

· Mejora la evaluación infantil

Dado que el IMC no es un indicador preciso de la grasa corporal, sumarle la circunferencia del cuello mejoraría la evaluación infantil, opinó el doctor Olubukola Nafiu, de la University of Michigan, en Ann Arbor.

· Estrategia más rápida

Comparado con la medición de la cintura, agregó, medir el cuello sería una estrategia más rápida y menos molesta para los niños porque no es necesario que se saquen la ropa.

La circunferencia del cuello es también más consistente que el tamaño de la cintura, que varía después de almorzar, por ejemplo.

El equipo de Nafiu estudió la altura, el peso, el tamaño de la cintura y la circunferencia del cuello de 1.102 niños y adolescentes, de entre 6 y 18 años, que se iban a operar en el hospital.

La circunferencia del cuello mantuvo una correlación óptima con el IMC y el tamaño de la cintura en los varones y las mujeres, en los más chicos y adolescentes.

Predice obesidad

El equipo también halló puntos “óptimos” de corte para la mayoría de los niños con un IMC alto. Por ejemplo, un varón de 6 años con una circunferencia de cuello superior a 28, 5 centímetros resultó casi cuatro veces más propenso al sobrepeso u obesidad que un niño con una circunferencia menor.

Identifica apnea del sueño

Además de ayudar a verificar la obesidad, la medición del cuello permitiría detectar a los niños con riesgo de sufrir apnea del sueño, un trastorno que hace colapsar temporalmente los tejidos de la parte posterior de la garganta, lo que genera constantes interrupciones de la respiración al dormir.

La obesidad, en especial en el abdomen, es un factor de riesgo.

FUENTE: Pediatrics,

http://ar.globedia.com/modalidad-identificar-obesidad-consecuencias


Web-Stat web statistics