Destino


#1

Los seres humanos a lo largo de la historia han mantenido la creencia de que existe alguna fuerza oculta que dirige el rumbo de los acontecimientos; que la vida es una sucesión de hechos como resultado de causas distintas a la voluntad.

Esto es una mala interpretación de la palabra destino, como si ésta estuviese escrita y moldeada y su resultado fuese invariable. Nada más erróneo, nada más equivocado.

Esas creencias nos quitan la responsabilidad de nuestras vidas, la capacidad de decisión, la capacidad de vivirlas en sí mismas.

Hay destinos manifiestos, sí pero su explicación es sencillamente las incapacidades propias de factores predeterminados: el hombre está incapacitado de volar por sí mismo, estas limitaciones motivaron la creatividad suficiente para diseñar y hacer vehículos para transportarnos.

El ser humano como una marioneta, en búsqueda de una mano que lo haga actuar es una expresión de la comodidad resultante de aceptar acríticamente nuestros tiempos y la vida misma, lo que personalmente llamo zona de confort. Podemos modificarlos, podemos influir radicalmente en eso que conocemos como destino, si actuamos en conciencia, con método y con responsabilidad.

¿Qué responsabilidad sobre su vida tiene quién cree en un destino predeterminado?

¿Crees que sería preferible tomar la vida como una enseñanza y un campo donde sembrar y construir?

Aquí comparte tus experiencias en este espacio, toma los controles del vehí■■■■ en el que te transportas, que eres tú mismo, aprendamos juntos y crezcamos juntos, compartamos la fuerza de nuestro interior.


Web-Stat web statistics