Diabetes Tipo 2


#1

Afortunadamente, existen medidas tanto de prevención como de tratamiento para la diabetes tipo 2. “Cincuenta y siete millones de estadounidenses corren el riesgo de contraer esta enfermedad”, explica Joanne Gallivan, directora del Programa Nacional de Educación sobre la Diabetes (NDEP). “Pero podemos tomar ciertas medidas sencillas para evitarla, que no representan cambios drásticos en los hábitos, sino que realmente se reducen a llevar un estilo de vida más sano, que incluya por ejemplo comer porciones más pequeñas o subir las escaleras en lugar de usar el ascensor. Estos pequeños cambios pueden representar una diferencia significativa”.

Con sólo bajar un poco de peso, hacer 30 minutos de ejercicio cinco veces por semana y seguir una dieta sana, las personas que corren el riesgo de contraer diabetes tipo 2 pueden evitar o retrasar el desarrollo de la enfermedad.

Basándose en estos principios, el NDEP ha establecido una campaña de prevención para ayudar a millones de estadounidenses con prediabetes (es decir, personas cuyo nivel de glucosa en la sangre se encuentra por encima de lo normal, pero todavía no han contraído la enfermedad). La campaña ha sido denominada “Small Steps. Big Rewards: Prevent type 2 Diabetes” (“Pequeños pasos, grandes recompensas. Cómo prevenir la diabetes tipo 2”).

El hacer ejercicio es una estrategia para prevenir la diabetes tipo 2, y si ya tiene diabetes, la actividad física puede ayudarle a controlar la enfermedad.

One of the key ways you can prevent type 2 diabetes is through exercise. If you already have diabetes, physical activity can help you control the disease.
Los fundamentos en los que se basa la campaña del NDEP provienen del Programa de Prevención de la Diabetes (DPP), un importante estudio patrocinado por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). En este estudio se concluyó que aquellas personas que tienen mayor riesgo de contraer diabetes tipo 2, pueden prevenir o retardar el desarrollo de la enfermedad simplemente adelgazando de 5 a 7 por ciento de su peso mediante un aumento de la actividad física y una dieta baja en grasas y calorías. Para una persona que pese 200 libras (90 kilos), esto representa una pérdida de 10 libras de peso (4.5 kilos).

Con este estudio se determinó que una pérdida de peso relativamente baja es una medida eficaz para prevenir o retrasar el desarrollo de la diabetes tipo 2 en todos los grupos de alto riesgo. “Si en su familia hay diabetes, deben conocer esta información”, advierte Gallivan. “Un estilo de vida saludable es recomendable para todos”.

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/magazine/issues/winter09/articles/winter09pg12-13.html


Web-Stat web statistics