Diabetes y Embarazo


#1

La paciente diabética precisa de cuidados especiales, por lo que debe conocer información al respecto.

Es importantísimo asegurar al máximo el bienestar materno y fetal y empezar el embarazo con un estado euglucémico mantenido, con unos controles metabólicos perfectos, un estado de sus órganos vitales adecuado y una gran esperanza: ver su maternidad como un camino amplio y maravilloso que recorrer.

El embarazo puede afectar a su diabetes, y su diabetes puede afectar a su embarazo, por lo que es importantísimo un control estricto desde antes y durante los nueve meses, en el parto y en el postparto inmediato.

Debe estar en contacto con profesionales especializados en su patología metabólica y obstetras con experiencia en el manejo de pacientes de alto riesgo obstétrico, ya que los controles serán más exhaustivos. Comienza así una etapa de vuestra vida en la que debéis saber que:

  1. La hemoglobina glicosilada, el fondo de ojo y el estudio de la función renal deben ser recientes y estar dentro de límites de normalidad.
  2. Ácido fólico preconcepcional, para prevenir la espina bífida en vuestro hijo y disminuir la incidencia de aborto.
  3. Alimentación, ejercicio físico y controles metabólicos diarios, como venís realizando. Estos variarán un poquito una vez estéis embarazadas, y vuestro obstetra os ayudarán a organizarlos.
  4. Examen ginecológico completo (citología cérvico-vaginal, ecografía y exploración mamaria) preconcepcional.
  5. Exámenes obstétricos desde el inicio de la gestación para descartar malformaciones fetales, evaluar el crecimiento fetal y estar seguros en todo momento del bienestar del bebé.

Recordad siempre que en madres diabéticas el buen control metabólico y un seguimiento obstétrico exhaustivo es el principal factor para un hijo sano.


Web-Stat web statistics