Dieta Rica en Grases Omega 3 Puede Ayudar a Prevenir Diabetes Tipo 1


#1

De acuerdo con esta nota de prensa,
http://www.ivanhoe.com/channels/p_channelstory.cfm?storyid=17125
una dieta rica en grasas omega 3, puede ayudar en la prevencion de la diabetes tipo 1.

Este tipo de grasas es considerada sana y es comun en el pescado, huevos y otros alimentos como las nueces.

Si bien se cree que el desarrollo de la diabetes tipo 1 tiene elementos de tipo hereditario a los cuales se puede atribuir, los investigadores estan empezando en identificar factores externos, tales como la dieta, en su desarollo.

El grupo que esta llevando a cabo este estudio trabaja en el Barbara Davis Center for Childhood Diabetes en Aurora, Colorado. Sus descubrimientos apuntan a que una dieta rica en acidos grasos Omega 3 puede estar asociada a una reduccion en el riesgo de autoinmunidad contra las celulas del pancreas responsables por la produccion de insulina, una condicion que esta directamente asociada con la diabetes tipo 1.


#2

No sabía eso Manuel, lo que sí sé es que el desbalance de ácidos grasos en la dieta típica occidental es la causa del incremento significativo de enfermedades coronarias y depresión entre otras.
La mayor cantidad de grasas de omega-6 que las personas tienen en su sangre comparadas con grasas de Omega- 3, hacen que exista un mayor riesgo de que sufran de depresión y también es la mayor consecuencia de tener niveles altos de compuestos que promueven inflamación.
Compuestos que previenen la inflamación, como el factor de necrosis de tumores alfa y intelucina-6, han sido conectados a enfermedades coronarias, diabetes de tipo-2, artritis y otras enfermedades.
Las tres grasas que componen los aceites Omega-3 se encuentran naturalmente y en distintas proporciones en comidas como el pescado, el aceite de linaza y las nueces y almendras. Grasas de Omega-6 se encuentran en el aceite vegetal con el que se cocina la mayoría de los alimentos que consumimos.
La cantidad de aceites omega-6 en la dieta occidental incrementó en una forma significante cuando los aceites vegetales llegaron a ser incluidos en la dieta en el comienzo del siglo XX, con lo que varios tipos de enfermedades se dispararon.

Una alimentación baja en grasas saturadas y alta en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, cereales, frutas, bayas y verduras podría desempeñar una función muy importante para reducir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas al contrarrestar la disminución de antioxidantes y la resistencia a la insulina asociada con la simvastatina. La resistencia a la insulina puede incrementar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, que en sí misma es un riesgo mayor para una enfermedad cardiaca.


#3

Como aportación al tema … el Omega 3 y la Vitamina E son por excelencia los mejores antioxidantes que existen, consumir ambos tendrán efecto directamente sobre todas las células de nuestro organismo. Resultado de ello serán los niveles en rangos normales de elementos como el Colesterol, los Triglicéridos y Glucosa.

Ambos deben ser manejados como complemento alimenticio y supervisado, como siempre, por médico y nutriológo.

Siempre tener claro que el régimen alimenticio que tengamos así como el ejercicio no deben abandonarse aún a pesar de consumir este tipo de complementos.

Saludos.


Web-Stat web statistics