Disfunción Eréctil y Diabetes


#1

La Disfunción Eréctil puede ser la punta del iceberg de un padecimiento mayor como la diabetes. Esta enfermedad, se caracteriza por la elevación de los niveles de glucosa en sangre que poco a poco van deteriorando la calidad de los vasos sanguíneos y afectando a muchos órganos entre ellos el pene. Se define -la Disfunción Eréctil- como la incapacidad persistente para tener o mantener una erección suficiente que permite una relación sexual satisfactoria.

Una de las consecuencias importantes de la diabetes mal controlada es la falla en el funcionamiento sexual masculino, desde pérdida del deseo sexual, la disfunción eréctil y la capacidad para eyacular. La más común es la disfunción eréctil; se calcula que entre 50 y 90 de cada 100 hombres mayores de 40 años con diabetes tienen disfunción eréctil; en este caso, sucede que el organismo no logra convertir y asimilar la glucosa en energía; la insulina no funciona adecuadamente para poder abrir las células, por lo que la glucosa se queda flotando en la sangre y se acumula, “pegándose” en ciertos órganos como vasos sanguíneos y nervios, es cuando se produce la disfunción eréctil.

Al “pegarse” a los nervios, hace que los impulsos no puedan llegar del cerebro al pene y el estímulo que controla la erección no se logra, además, al acumularse en los vasos sanguíneos, no permite que la sangre llene los cuerpos cavernosos del pene y por eso no se presenta la erección.

La diabetes tiende a acompañarse de problemas cardiovasculares, hipertensión, niveles de colesterol y triglicéridos altos, que son factores que aumentan el daño en vasos sanguíneos agravando la disfunción eréctil, además, si se fuma, el riesgo es todavía mayor.

Es importante hasta donde sea posible, manejar el estrés y las presiones de la vida cotidiana de una manera controlada, ya que la situación emocional y anímica de un hombre, es decir, si se encuentra triste, nostálgico o deprimido, puede ser un factor que desencadene la Disfunción Eréctil.

Acudir al médico de manera oportuna, evitará que se presenten una serie de eventos como: el alejamiento de la pareja, la baja autoestima y la depresión, que afectan considerablemente la calidad de la vida sexual en la pareja.

Si comienzas a presentar “fallas en la intimidad” acude con el médico, para que juntos encuentren el tratamiento más indicado para tu problema

Mitos y Realidades de la Disfunción Eréctil
La Disfunción Eréctil y, en general, la sexualidad misma se encuentran rodeadas de mitos y falsas creencias.

Vamos a descubrir lo que mucha gente piensa sobre Disfunción Eréctil.

La Disfunción Eréctil casi siempre tiene causas psicológicas.
Falso:
La mayoría de casos (80%) de Disfunción Eréctil tiene causas orgánicas, es decir, alguna otra enfermedad asociada o alteración física, como diabetes, hipertensión o dislipidemias.

Los medicamentos para la Disfunción Eréctil causan problemas al corazón.
Falso:
Los medicamentos orales para el tratamiento de la Disfunción Eréctil no producen infartos, ni problemas cardiacos. De hecho, son fármacos altamente seguros y eficaces; sin embargo, la Disfunción Eréctil se puede asociar a diferentes enfermedades cardiovasculares, por lo tanto, es importante que acudas al médico para que realice una evaluación de cada paso en particular.

Los medicamentos para Disfunción Eréctil te crean adicción.
Falso:
Estos medicamentos, por su mecanismo de acción, se pueden utilizar de forma segura a largo plazo, el médico es quien te puede indicar cómo se deben utilizar en caso de que tengas Disfunción Eréctil.

Los medicamentos que tratan la Disfunción Eréctil son afrodisíacos.
Falso:
Estos medicamentos actúan mejorando la circulación de sangre al pene y manteniéndola para lograr una erección suficiente con el fin de tener una relación sexual satisfactoria, pero no aumenta el deseo sexual, y solamente están indicados para el tratamiento de la Disfunción Eréctil.

Estos medicamentos no se pueden tomar con alimentos.
Falso:
De hecho, existen opciones de tratamiento, las cuales se pueden administrar en forma conjunta con los alimentos, por lo que el paciente puede comer o cenar sin que esto interfiera con la eficacia o seguridad del fármaco, teniendo la confianza y espontaneidad de siempre.

Al tomar un medicamento para la Disfunción Eréctil puedo tener una relación sexual inmediatamente.
Falso:
Cada uno de los medicamentos orales (inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5) tiene un inicio de acción diferente, hay algunos que empiezan a actuar desde los 30 minutos después de su ingesta y otros a la hora, siempre y cuando se tenga estímulo sexual. Consulte a su médico y pregunte por la

Es verdad que si se toma una pastilla para la Disfunción Eréctil se tienen muchos efectos secundarios.
Falso:
Los medicamentos orales (inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5) tienen una baja frecuencia de efectos secundarios. Se ha comprobado que estos fármacos son altamente seguros.
Hablar con tu médico es el primer paso para resolver el problema de la Disfunción Eréctil.

Enfermedades relacionadas con la Disfunción Eréctil

Saber si se padece de Disfunción Eréctil no sólo es importante para tener una vida sexual satisfactoria, se ha comprobado que este padecimiento es la” punta del iceberg” de otros problemas serios de salud como la depresión, la diabetes, la hipertensión y la dislipidemia (colesterol alto).

Es primordial acudir con el médico en el momento de notar algún cambio en la función sexual, ya que podríamos estar hablando de algo mucho más serio y que requiere de atención inmediata.

• 8 de cada 10 pacientes con diabetes tienen Disfunción Eréctil
• 5 de cada 10 pacientes con hipertensión tienen Disfunción Eréctil
• 6 de cada 10 pacientes con depresión tienen Disfunción Eréctil
Visitar a tu médico, quien te puede indicar el tratamiento más adecuado para que puedas redescubrir la intimidad con tu pareja.

¿Qué debo esperar?

Los tratamientos que existen en la actualidad son altamente eficaces y seguros para atender los problemas de Disfunción Eréctil, ya que permiten que se recupere la confianza y la espontaneidad en las relaciones sexuales.

Al acudir con el médico y encontrar el medicamento adecuado el hombre puede olvidarse que padece de Disfunción Eréctil, puede actuar con confianza en la intimidad ya que podrá lograr la erección que le permita relaciones sexuales
Hoy se puede esperar más y mejor en la intimidad
Confianza sexual

Libertad
Seguridad

Espontaneidad
Menor presión de tiempo
Intimidad cuando ambos lo deseen


Disfunción erectil
Web-Stat web statistics