" dos retos: menopausia y diabetes "


#1

La forma en que los cambios hormonales afectan a la glucemia, es muy variable individualmente. Sin embargo, muchas mujeres notan que sus glusemias son más variables (aumenta y disminuye) y son menos predecibles que antes.

Se pueden confundir los síntomas menopàusicos como sudoración ansiedad y sofocos con los síntomas de una hipoglucemia. Si se asume incorrerctamente que estos síntomas se deben a una glusemia baja, se pueden consumir calorías innecesarias en el afán de nivelar la azúcar y causar así una elevación de la misma.

Dado que es fácil confundir los síntomas de diabetes y menopausia, vale la pena tomar en cuenta lo siguiente:

MEDIR LA GLUCEMIA CON MAYOR FRECUENCIA.- Serà preciso medir los niveles de glucemia inclusive en la noche, ya que es durante la noche cuando se presentan las sudoraciones menopàusicas. Si se mantiene un registro de los niveles de la aparición de los síntomas, es mas fácil para el médico realizar los ajustes necesarios.

COLABORAR CON EL MEDICO PARA AJUSTAR LA DOSIS DE LOS MEDICAMENTOS.- Esto es especialmente necesario sobre todo si se aumenta de peso o se reduce el nivel de actividad física.

BUSCAR AYUDA PARA LOS SÍNTOMAS DE LA MENOPAUSIA.- Es necesario consultar a un ginecòlogo para el tratamiento de la menopausia asì como a un nutriólogo o dietista en el caso de que se haya aumentado de peso por la misma

Enfrentarse a la combinación de diabetes y menopausia NO ES FÁCIL. Se puede intentar facilitar la transición gracias al trabajo conjunto con el médico y a la monitorización estrecha así como al buen tratamiento de ambos padecimientos.


Web-Stat web statistics