Educadores en diabetes al rescate


#1

Miedo fue lo que sintió Rita cuando se enteró de que padecía diabetes. Su médico le afirmó que su vida cambiaría, que tenía que transformar sus hábitos alimenticios, su estilo de vida en general. Le mandó a hacer más estudios, le recetó medicamentos y eso fue todo, no hubo una mayor explicación del asunto.

Rita forma parte del 15.8 por ciento de los mexicanos entre 20 y 79 años que padecen esta enfermedad crónica, según datos del informe anual Health at a Glance 2017, número que de acuerdo con la tendencia crecerá con los años al igual que todos los mitos que rodean a la enfermedad.

En promedio, 83 mil mexicanos fallecen al año por causa de este padecimiento crónico

Para Christian Lugo, gerente académico de la Federación Mexicana de Diabetes (FMD), una forma efectiva de combatir esta enfermedad es con educación porque “es un pilar fundamental que ayuda al autocontrol de la diabetes. Hemos visto que previene o evita complicaciones a futuro como retinopatias, necropatias y amputaciones; la educación es fundamental en general para tener un buen control”.

LA PREPARACIÓN

La formación de educadores en diabetes se basa en los siete hábitos del autocuidado:

*Comer saludablemente

Se les enseña qué alimentos pueden incrementar los niveles de azúcar, cuáles son los que incrementan más rápido o más lento. Aprenden a leer las etiquetas de cada uno de los empaques. También saben qué porciones pueden consumir los pacientes; con la diabetes no hay alimentos prohibidos, sino porciones adecuadas.

*Mantenerse activos

Son instruidos sobre qué actividades puede realizar cada persona dependiendo de las complicaciones del paciente, si hay afecciones en el ojo o a nivel renal, se les dice cuánto tiempo pueden hacer ejercicio o actividad física durante la semana.

*Medir constantemente los niveles de glucosa

Es importante saber hacer este monitoreo y conocer que los niveles dependen de si tienen alguna infección o si se debe a que se les incrementó la dosis de su medicamento, por ejemplo.

*Seguir el tratamiento médico

Como educadores es importante explicarles cómo funciona el medicamento, en qué momento deben tomarlo, antes o después de los alimentos. En el caso de la insulina, cómo funciona, qué cuidados debe tener y qué jeringas y agujas existen.

*Enfrentar los retos cotidianos

Es importante saber guiar para resolver problemas que existen todos los días, por ejemplo, qué hacer cuando se tienen niveles bajos o muy altos de azúcar, cuando se tiene una infección, qué hacer durante las vacaciones, los viajes; es decir, cómo pueden los pacientes adaptarse a esas circunstancias en su vida.

*Reducir los riesgos

Acudir de manera rutinaria al especialista para detectar las complicaciones a tiempo. Cuidar los riñones, los ojos, los dientes, por ejemplo.

*Tomar una actitud positiva

Se les enseña a valorar el estado de duelo, la motivación hacia al cambio y la aceptación.

Para leer la nota completa y en su fuente original visita https://www.reporteindigo.com/piensa/educadores-en-diabetes-al-rescate-apoyo-control-enfermedad-pacientes-medico/


Web-Stat web statistics