Edulcorantes: no hay evidencias para garantizar inocuidad


#1
Radeio Nederlans,(Por Sergio Acosta)
sábado, 30 de octubre de 2010

"En absoluto puede ser benéfico para la salud y no presenta ninguna ventaja. La discusión va en si son perjudiciales o no, pero nadie puede atribuirle ningún beneficio” dice a Radio Nederland el Dr. Abelardo Ávila Curiel, investigador del prestigioso Instituto Nacional de Nutrición "Salvador Zubirán" de México.


Según Ávila Curiel los edulcorantes o endulzantes tampoco tienen ventajas metabólicas:
“Lo que se puede discutir es sí sustituir azúcares naturales por estos edulcorantes no energéticos no ocasiona un daño a la salud. El beneficio que pudiera adjudicársele no es por lo que hace, si no por lo que no hace”

El experto mexicano explica en tres aspectos fundamentales el debate al respecto

“En términos estrictamente técnicos no existen los estudios, ni suficiente evidencia, para garantizar inocuidad. Mientras no exista esa investigación hay que aplicarse el principio base de precaución, y proteger a los niños de estos consumos. Todavía no están acreditados como inocuos. Precaución debe ser no promover su consumo, y mucho menos decir que es benéfico o que no presenta ningún riesgo ya que no esta demostrado”

“El segundo punto es el debate de sí causa o no daño. No se ha investigado lo suficiente, solo hay algunos estudios en ratas y faltan las investigaciones clínicas. Para saber eso hay protocolos. Y mientras eso esta en duda todo se ha convertido en una batalla de argumentos. Pero es una discusión estéril ya que no esta demostrado que no hacen daño. Este debate se debe resolver en el terreno de la investigación científica. Mientras tanto caemos en una batalla ociosa, pero en la que hay intereses muy oscuros en la defensa de que no hacen daño”

En tercer lugar el Dr. Abelardo Ávila Curiel se refiere a la decisión individual: “Sobre si hay que permitirlos o no, por principio básico debe tener una respuesta del consumidor individual. Es igual que con el fumar o no fumar: la decisión yo no la pondría en manos del Estado, si no del individuo, pero lo que si hay que pedir es que el Estado garantice el respeto a los que no queremos fumar, que no se nos obligue a fumar, y que se nos oriente sobre el daño que puede tener para la salud ese consumo”

Diabéticos

En relación con la pregunta que muchos diabéticos ya no pueden vivir sin esos productos el experto mexicano respondió:

“Eso es como el parche de nicotina que no resuelve el problema. Si alguien no puede vivir sin el sabor dulce, bueno esta bien, que lo consuma. La analogía con el tabaco es buena: si alguien ya no puede dejar de fumar pues que siga fumando. Lo que no podemos hacer es reivindicar como lo intentó hacer la industria del tabaco ofreciendo “los ligths”, los filtros que no hacen daño”

“No podemos prohibir que alguien quiera usar o no un parche de nicotina, no se puede prohibir que alguien quiera fumar o no, lo que no se puede admitir es la campaña de publicidad dirigida a niños. La publicidad engañosa. Se tiene que decir que el patrón de consumo dulce hace daño, y que el seguir propiciando que los niños se vuelvan dependientes de lo dulce tiene unas consecuencias tremendamente negativas para la salud. Eso les impide tener acceso a través del gusto de muchos alimentos. El que se distorsione en captar placenteramente el sabor de la salud a través del atiborramiento de azúcar, sabores dulces y salados en la infancia es lo que causa daño. Habría que advertir sobre eso, pero ahora lo que se advierte es que el sabor dulce y salado es maravilloso, delicioso, que los pone súper fuertes, que crecerán más. Son una serie de mensajes cínicos y sublimes de atribuir a los “alimentos chatarra” valores de diversión de los gustos, de salud, que no los tiene”

Nuevos alimentos edulcorantes

“Hay investigaciones en curso, y si se hacen bien darán resultados en 20 o 30 años. Los cortes de seguimiento de una población de 10 mil, 20 mil o 30 mil niños no dará resultados a corto plazo. En este sentido lo que se hace es desviar la discusión de lo central, y decir que un edulcorante hace menos daño que el otro no tiene sentido, demostrémoslo, pero eso solo se conocerá dentro de 20 años” dijo el Dr. Ávila a la pregunta sobre el debate relacionado con que sí uno es mejor o no que otro.

El investigador del Instituto Nacional de Nutrición "Salvador Zubirán" de México afirma que “la evidencia que hay es que existen estudios donde el consumo ya sea en animales o en seres humanos - estudios no estrictamente controlados - se asocian con tumores malignos, por ejemplo los ciclamatos. Pero hay otros donde no. Entonces estamos en el limbo, no podemos saber nada cierto”

A favor

Para muchas personas tener un estilo de vida saludable significa eliminar el azúcar de la alimentación. Esto ha hecho que en los últimos años aumente el consumo de edulcorantes o endulzantes. Recientemente se celebró el 2do. Congreso Mundial de Nutrición y Salud Pública y expertos analizaron la seguridad de los mismos y reafirmaron su función de no aumentar el valor calórico de los alimentos y bebidas. También se concluyó que son seguros, por lo que no tienen porque traer ningún efecto secundario.

http://www.diariosalud.net/index.php?option=com_content&task=view&id=21012&Itemid=522

Web-Stat web statistics