Edulcorantes postres ida (ingesta diaria recomendada)


#1

Si usted tiene diabetes, no significa que no puede comer dulces. Las personas con diabetes pueden comer postres, utilizar edulcorantes y aun así mantener su nivel de glucosa (azúcar) en la sangre dentro de los parámetros normales. Usted cuenta con las opciones siguientes para endulzar sus comidas:

  • Azúcar y otros edulcorantes con contenido calórico, como miel, azúcar negra, melaza, fructosa, azúcar de caña y azúcar impalpable.
  • Edulcorantes de contenido calórico reducido como eritritol, hidrolizados de almidón hidrogenado, isomalta, lactitol, maltitol, mannitol, sorbitol y xilitol.
  • Edulcorantes de bajas calorías como acesulfamo de potasio, aspartamo, sacarina y sucralosa.
    Azúcar y otros edulcorantes con contenido calórico

En el pasado, se recomendaba a las personas con diabetes que evitaran el azúcar. Los expertos consideraban que consumir azúcar elevaba rápidamente la glucosa en la sangre, lo cual provocaba niveles demasiado altos. Algunas personas incluso pensaban que consumir azúcar provocaba diabetes, un concepto que hoy sabemos que es falso. La investigación demostró que el azúcar tiene el mismo efecto sobre la glucosa en la sangre que otros carbohidratos, como el pan o la papa. Caloría por caloría, el azúcar eleva el nivel de glucosa en la sangre en forma similar a otros carbohidratos. En la actualidad, los expertos coinciden en que se pueden consumir alimentos con azúcar siempre que se los considere en el plan de alimentación de igual manera que cualquier otro alimento que contenga carbohidratos. Las mismas pautas se aplican a otros edulcorantes con contenido calórico, como azúcar negra, miel y melaza.

ndudablemente, la mayoría de los dulces y los postres no aportan las vitaminas y los minerales importantes que se encuentran en los alimentos más saludables; por ese motivo, asegúrese de seguir consumiendo los nutrientes que necesita. Muchos dulces, además de contener carbohidratos, poseen también un alto contenido de calorías y grasas.

Si le gustan los dulces pero también desea perder peso, pruebe estos consejos útiles:

  • Satisfaga su necesidad de comer algo dulce con fruta fresca o seca.
  • Coma una porción pequeña de su postre favorito, en lugar de comer cualquier postre.
  • Cuando coma afuera, comparta el postre con un amigo o con un familiar.
  • Reduzca la cantidad de azúcar y de grasas en sus recetas favoritas.
  • Pruebe recetas nuevas para preparar dulces con menor contenido calórico.
  • Elija versiones de sus postres favoritos con menos calorías y grasas.
  • Utilice un edulcorante de bajas calorías en lugar de azúcar para el café o el té.

¿Cómo hago para comer dulces y mantener mi nivel de glucosa en la sangre dentro de los niveles normales?

La clave para mantener su glucosa en la sangre dentro de los niveles normales es reemplazar pequeñas porciones de dulces por otros alimentos que contengan carbohidratos en sus comidas y refrigerios. Entre los alimentos que contienen carbohidratos se incluyen pan, tortillas, arroz, galletas, cereales, frutas, jugo, leche, yogur, papas, maíz y guisantes. Para muchas personas, consumir entre 45 y 60 gramos por comida es lo ideal. El tamaño de las porciones marca la diferencia. Para incluir dulces en sus comidas, puede reducir la cantidad de los otros carbohidratos dentro de la misma comida.

Por ejemplo, usted quisiera comer galletas dulces con el almuerzo. Su almuerzo es un sándwich de pavo con dos rebanadas de pan. El primer paso es identificar los alimentos que contienen carbohidratos. El pan contiene carbohidratos. Usted decide cambiar las dos rebanadas de pan por dos rebanadas de pan bajas calorías y comer las galletas dulces: es un cambio equilibrado. La cantidad de carbohidratos que consuma en esa comida será la misma.

Qué hay que controlar en la tabla de Información Nutricional

También puede utilizar la Etiqueta de Información Nutricional de los alimentos para orientarse. El primer punto que debe controlar es el tamaño de la porción. El segundo son los carbohidratos totales. Los carbohidratos totales indican qué cantidad de carbohidratos contiene una porción del alimento.

¿Qué otra información pueden brindarme las etiquetas de los alimentos?

Los alimentos cuya etiqueta indica “sin azúcar”, “sin azúcar agregado”, “contenido reducido de azúcar” y “dietético”, aun contienen carbohidratos. Para verificar la cantidad de azúcares (listado como “azúcares” debajo de los “carbohidratos totales”) en la etiqueta de Información Nutricional, tenga en cuenta que ese valor incluye el azúcar natural y el azúcar agregado, como el azúcar natural de las pasas de uva. Es más útil verificar los carbohidratos totales porque ese valor ofrece una imagen más global de todos los carbohidratos presentes en un solo alimento.

Edulcorantes de contenido calórico reducido -- Alcoholes de azúcar

Los alcoholes de azúcar son un tipo de edulcorante con contenido calórico reducido y se utilizan en caramelos, goma de mascar y postres sin azúcar. Aportan alrededor de la mitad de las calorías que el azúcar y otros carbohidratos. Isomalta, maltitol, mannitol, sorbitol y xilitol son algunos ejemplos de alcoholes de azúcar. A pesar de que se los llama alcoholes de azúcar, no contienen alcohol. En algunas ocasiones, los alcoholes de azúcar pueden provocar diarrea, especialmente en los niños. Muchas personas piensan que los alimentos que contienen alcoholes de azúcar son “alimentos libres”. ¡Eso no es cierto!

Consejos útiles para el recuento de carbohidratos y alcoholes de azúcar

Los alcoholes de azúcar elevan el nivel de glucosa en la sangre en menor medida que otros carbohidratos. Para descubrir la cantidad de otro carbohidrato que usted debe contar para un alimento que contiene alcoholes de azúcar, tenga en cuenta los siguientes consejos:

  • Reste la mitad de los gramos del alcohol de azúcar de los carbohidratos totales
  • Cuente los gramos restantes
    Por ejemplo:

Tamaño de la porción: 1 barra

Carbohidratos totales 15 gramos -- Alcohol de azúcar 6 gramos

Una barra cuenta como 12 gramos de carbohidratos (15 - 3 = 12)

Edulcorantes de bajas calorías

No deseche los edulcorantes de bajas calorías simplemente porque el azúcar es más segura de lo que pensaba. Los edulcorantes de bajas calorías son “alimentos libres”. Endulzan los alimentos, no aportan calorías y no elevan los niveles de glucosa en la sangre. No cuentan como carbohidratos, grasas o cualquier otro intercambio. Se los puede agregar a su plan de alimentación en lugar de sustituirlos.

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) aprobó el uso de esos edulcorantes de bajas calorías. La Asociación Americana de la Diabetes acepta la conclusión de la FDA de que esos edulcorantes son más seguros y pueden formar parte de una dieta saludable.

Sacarina (Sweet N Low, Sugar Twin)
La sacarina puede utilizarse para endulzar alimentos calientes y fríos. Posiblemente recuerde algunos estudios en los que se administraron grandes cantidades de sacarina a ratas que generaron preocupación sobre la posibilidad de que la sacarina pudiera provocar cáncer, pero muchos estudios junto con los años de uso demostraron que la sacarina es segura en las cantidades utilizadas por los consumidores.

Aspartamo (NutraSweet, Equal)
El aspartamo es otro edulcorante de bajas calorías. Debido a que las altas temperaturas pueden reducir su capacidad de endulzar, visite el sitio web del fabricante o comuníquese con el número de atención al cliente para solicitar orientación cuando utilice el aspartamo en recetas.

Acesulfamo de potasio (Sweet One, Swiss Sweet, Sunett)
Otro edulcorante de bajas calorías que ofrece el mercado es el acesulfamo de potasio, también llamado acesulfamo-K. Ese edulcorante es estable al calor y puede utilizarse para cocinar.

Sucralosa (SPLENDA)
La sucralosa es el edulcorante de bajas calorías más nuevo que ofrece el mercado. No la afecta el calor y mantiene el dulzor en bebidas calientes, productos horneados y alimentos procesados.

Si a usted le gusta cocinar, sabe que el azúcar no sólo aporta dulzor a los alimentos calientes, especialmente a los dulces como las tortas y las galletas. También afecta la manera en que los alimentos se cocinan y la textura final. Es posible que sustituir el azúcar por un edulcorante de bajas calorías afecte la textura y el sabor. Muchas personas utilizan una combinación de azúcar y un edulcorante de bajas calorías para reducir las calorías totales y el consumo de azúcar y aun así obtener resultados aceptables.

Todos los edulcorantes de bajas calorías mencionados pueden ayudar a las personas con sobrepeso o con diabetes a reducir la ingesta de calorías y a mantenerse dentro de un plan de alimentación saludable. Además, esos edulcorantes son útiles para reducir el aporte de calorías y carbohidratos cuando se los utiliza en lugar del azúcar para endulzar café, té, cereales y frutas.

¿Son seguros los edulcorantes de bajas calorías?

Dentro de los Estados Unidos, todos los edulcorantes de bajas calorías se someten a pruebas extensivas antes su aprobación. Los resultados demostraron que los edulcorantes de bajas calorías son más seguros para todos, incluso los niños y las embarazadas. No obstante, las personas que sufren una enfermedad poco común llamada fenilcetonuria deben limitar la ingesta de aspartamo, uno de los edulcorantes de bajas calorías.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los edulcorantes de bajas calorías o de contenido calórico reducido?

Los alimentos con edulcorantes de bajas calorías o de contenido calórico reducido pueden aportar menos calorías que los alimentos preparados con azúcar y otros edulcorantes calóricos. Eso puede ayudarlo si usted intenta perder peso o evita recuperar peso. No obstante, algunos alimentos o productos sin azúcar que utilizan edulcorantes de bajas calorías poseen en realidad más calorías y más grasas que las versiones que contienen azúcar.

Cuando considere alimentos con edulcorantes de bajas calorías o de contenido calórico reducido, controle siempre la Información Nutricional en la etiqueta. Si compara las calorías de la versión sin azúcar con las de la versión normal, comprobará si realmente consumirá menos calorías. También es conveniente comparar el contenido de grasas en las etiquetas. Algunas personas eligen la versión normal de un alimento y reducen el tamaño de la porción en lugar de comprar la versión sin azúcar. Considere también el precio. En algunas ocasiones, las versiones sin azúcar cuestan más.

Los edulcorantes de bajas calorías son útiles para agregar sabor o dulzor a sus comidas, y aportan pocas calorías adicionales o ninguna. Puede experimentar con sus propias recetas e incluir edulcorantes de bajas calorías y de contenido calórico reducido.


Fuente: American Diabetes Association


Y ahora les dejo un link sobre un estudio Científico de IDA. Argentina.



Espero puedan abrirlo y ver los resultados hallados.

Queda la discusión abierta.

Un Abrazo.

Lic Sandra Lis Gómez.





#2

Me pareció muy interesante la información!! Gracias por subirla,lo que yo llego a consumir es Splenda (sucralosa) y leo que lo pueden consumir tanto niños como mujeres embarazadas sin problemas,aquí la clave creo que es la medida,y eso para cualquier cosa,no excedernos y consumir las cosas con medida,nuevamente gracias y te mando un saludo muy cariñoso desde México!!


#3

Muy bien Cynthia. Otro saludo cariñoso para ti.


Web-Stat web statistics