El aceite de girasol, otra buena alternativa en aceites, y más barata


#1

El aceite de girasol es, así como lo es el de maíz o de soja, un aceite de semillas. Está compuesto por un 99, 9 por ciento de grasas, en la que destacan los ácidos grasos poliinsaturados: los beneficiosos linoleico (omega 6) y alfa-linolénico (omega 3), también forman parte de su composición.

Estos Dos ácidos grasos son componentes de las membranas celulares, de aquí que sean clave para el crecimiento y reparación de las células, además de estar vinculados con sustancias del organismo que participan en la regulación de la presión arterial, la respuesta inflamatoria y la coagulación sanguínea.

Recordemos que estos dos ácidos grasos omega son esenciales, y deben incorporarse a través de los alimentos, ya que el organismo no los puede producir por sí solo.

Los ácidos grasos poliinsaturados también son cardioprotectores: no sólo ayudan a reducir los triglicéridos, a evitar la formación de coágulos y las trombosis, sino que también disminuyen el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares – cerebrovasculares.

Nutricionalmente, el aceite de girasol es también rico en vitamina E, excelente antioxidante que ayuda a evitar la oxidación de las células y a proteger el organismo de la acción de los radicales libres. En consecuencia, este aceite también contribuye a disminuir las posibilidades de desarrollar enfermedades degenerativas y ciertos tipos de cáncer.

En cuanto a los tipos de aceite de girasol, el de mejor calidad y el más recomendado es el que pertenece a la categoría de ‘ alto oleico’ , una denominación que se obtiene de semillas de girasol especiales.

Vía 20minutos.es

http://ar.globedia.com/aceite-girasol-alternativa-aceites-barata

Sobre los aceites (proveen ácidos grasos insaturados sinónimo de grasa buena): Mi recomendación es consumir aceites puros, de cualquier tipo. Se puede seleccionar esta opción ya que es muy económica y de muy buena calidad.

El aceite tiene un 100 % de calorías por ende es una grasa muy buena pero muy calórica; consumir lo nesesario para condimentar los alimentos. Evitar las frituras.

Porción recomendada por día: 3 cucharadas soperas.

Es un mito que las personas con elevado colesterol o hipercolesterolemia tengan que eliminar el aceite, al contrario consumir esta cantidad es beneficioso para algunas funciones metabólicas.

Lic. Sandra Lis Gómez

M P1017

U.N.C

El aceite de maíz, algodón y soja son buenas fuentes de ácido linoleico.


Web-Stat web statistics