El control de la diabetes en mujeres muy ocupadas


#1

Lorena es sin duda una típica exponente de la mujer actual: trabajadora de 6 a 7 horas fuera de su casa, tiene 1 hijo en edad escolar y una madre anciana con problemas de salud, se ocupa de su casa y, por si eso fuera poco, sigue un curso de perfeccionamiento a distancia que le insume no menos de 5 a 7 horas por semana.

Pero lo que no debe perder de vista es que es diabética desde hace más de 10 años, y no son pocas las ocasiones en las cuales el cuidado de su diabetes queda riesgosamente relegado.

Sin duda muchas mujeres jóvenes o de mediana edad pueden, aunque con algunos matices, sentirse identificadas con Lorena, por lo que repasaremos brevemente los pasos a seguir para desviar el camino hacia un buen control diabetológico.

Los 4 puntos claves

Existen 4 puntos o tareas básicas imprescindibles en el control de la diabetes.

  1. Controlar la glucemia (automonitoreo) según las pautas establecidas por el médico.

Si alguno de los controles debe ser seguido en horario laboral, podría ser conveniente contar con un medidor adicional de glucemia para dejar en la oficina.

  1. Tomar la medicación o aplicarse la insulina

También en estos casos, es conveniente dejar una provisión aunque más no sea mínima en el trabajo, oficina, taller o en la casa materna.

  1. Registrar resultados de glucemia y dosis de medicación utilizada

Para ello resultan muy útiles los medidores de glucemia que poseen memoria de los resultados, que pueden ser descargados en la PC o registrados en una libreta o cuadernillo de control, una vez a la semana.

  1. Ejercicio físico

Recuerde que muchas tareas u ocupaciones no siempre significan más actividad física. Utilizar el automóvil o permanecer largas horas frente a la pantalla de la computadora o incluso usar el lavarropas, cocina o planchar, constituyen actividades sedentarias o implican mínimos esfuerzos.

Un buen recurso es utilizar el traslado de un lugar a otro para caminar o bien reservar media hora diaria (a la salida del trabajo, mientras esperamos que nuestro hijo salga del colegio) para hacer gimnasia o caminar, o considerar la adquisición de un bicicleta fija que podamos usar mientras se termina de cocinar la cena, por ejemplo.

Tenga en cuenta que el tiempo que dedica al cuidado de su diabetes es una inversión saludable para poder lograr cumplir con éxito sus objetivos laborales, familiares y personales. En una próxima nota, le acercaremos algunas ayudas para poder llevar a cabo exitosamente este desafío.

Editora Médica Digital, julio de 2009


#2

GRACIAS AMIGO, EXCELENTE, DIOS TE BENDIGA.


#3

Imaginé que les iba a gustar, pues sé que ustedes son gentes muy ocupadas.
Un abrazo!


#4

Excelente!, Muchas gracias Humberto


#5

Muchas gracias, Humberto!!!


#6

Gracias Amelia y Naty. En cuanto tenga acceso a la segunda parte se las haré llegar del mismo modo Lili.
Abrazos a todas!


#7

Maravilloso Humberto. Muchas gracias.


#8

Gracias Humberto.
Y como se dice en mi país. Diste en el clavo.
Creo que somos muchas las mujeres que podemos identificarnos con tu descripción
Abrazos desde Sucre-Bolivia


#9

buen resumen de autocuidados,anexo ademas ,no prescindir de sus alimentos,generalmente en los sitios de trabajo solo venden comida poco nutritiva,asi k,acostumbro cargar con lo mio,ademas d cargar con dulces y galletas x una hipo,las insulinas de correccion,punto importante,si acostumbramos ir a acas de una amiga frecientemente,tener alli un frasco para alguna correccion,ademas del k obviamnete cargamos con nosotros en el bolso,en fin dr,muchas grax por su aporte,un saludo


#10

HUMBERTO: ES VERDAD QUE UNO VA PERDIENDO LA MEMORAIA EN LA MEDIDA EN QUE AVANZA LA ENFERMEDAD? PORQUE?


Web-Stat web statistics