El éxito sin honor es un fracaso


#1

“Porque yo honraré a los que me honran y daré honor a quien honor merece”. Reconocer los buenos desempeños de los voluntarios ¿Por qué? Porque es un deber dar el reconocimiento a quien se lo merece. Porque al exaltar su aporte públicamente es hacer justicia al servicio desinteresado de gente que se interesa sinceramente en las personas afectadas por la diabetes.
Por la distancia, no puedo dar la clásica “palmadita” en el hombro y mi típico “abrazo terapéutico de oso” con el gesto sincero y alegre que me caracteriza. No puedo dar mi agradecimiento por la tarea bien cumplida de este voluntario y entregarle un bello bouquet de rosas rojas. Porque no tengo la oportunidad de asistir a una reunión de la comunidad de Estudiabetes, tan solo puedo hacerlo por medio de una nota en la pizarra para mostrar los méritos de una gran persona como lo es la Licenciada en Nutrición Sandra Lis Gómez con 40 años afectada por la diabetes DM1. ¡El éxito sin honor es un fracaso! Gracias Sandra por tu trabajo en favor de las personas afectadas por la diabetes.
Insisto, la Diabetes no es un impedimento para lograr hacer realidad los sueños y alcanzar el éxito. El éxito sin honor es un fracaso, es por eso que quien se interesa sinceramente en los demás cosechará lo que siembra. Gracias Sandra y espero que mi voz, no solo sea la mía, que sea también de todos lo que a continuación se agreguen a la lista para decirte gracias Sandra por tu trabajo. Gracias amiga y espero ser el portavoz de ese centenar de amigos y amigas diabéticas que te aprecian por ser quien eres. ¡Amigos siempre amigos!
“Porque honraré a los que me honran y daré honor a quien honor merece”. Luis L. Gavin DM2


Web-Stat web statistics