El tener y el ser; la abundancia y el desapego


#1

ishanoshabla
direto de Pekín

En estos tiempos que vivimos con tanto movimiento, en los que se producen pérdidas físicas que aflijen a muchos, sean estas sus finanzas, sus casas o su seguridad, nuestro aprendizaje de experiencias pasadas se ve desafiado o forzado a cambiar. Los valores sobre lo físico parecen tomar otro color.

El ser testigos de las pérdidas que golpearon a Haití y a Chile, donde muchísimos miles de personas vieron que todas sus posesiones físicas y afectivas desaparecieron en cuestión de minutos u horas, nos mueve a todos y nos invita a reevaluar y revalorizar prioridades.

Tal vez hasta ayer estábamos ansiosos por querer que la empresa o la pareja o el gobierno del lugar, tuviera ciertas respuestas, medidas o acciones que fueran de acuerdo a nuestro planes, necesidades y proyectos. Y de un momento a otro todo eso desaparece y nos deja en un vacío, nada alrededor a qué aferrarse y sólo estoy yo, aquí y ahora.

Y en estas circunstancias, en realidad no podemos hacer nada más que abrirnos a recibir en este momento, soltando expectativas, soltando las ideas de cómo tendría que ser todo y estar en el momento presente pues ya nada es lo que era, ni sabemos como ni cuando, será de otra forma. Sólo existe este momento, cada momento. Éste es un aprendizaje que llega, en forma repentina, a todos los involucrados directa o indirectamente.

Estas situaciones nos han mostrado y nos están enseñando varias cosas muy poderosas y que todos podemos aprender. Lo primero que tenemos que aprender es a estar abiertos a recibir. No importa lo que tengas ni en qué situación creas que te encuentres, lo más importante es que estés abierto a recibir. A veces estamos tan llenos de lo que creemos que somos y la importancia que nos da lo que creemos y tenemos, que dejamos de estar abiertos y sensibles recibiendo de la vida y de nuestro alrededor. Lo más importante es aquello que estamos siendo en este momento, y enfocarnos en ser la posibilidad más elevada de lo que uno es .Y así, cuando tú te transformas en la abundancia del amor, ya no ves la falta de nada, porque está todo en tu corazón y la ironia es que cuando estás completo en tu corazón, todo viene hacia ti. No hay carencia, porque no estás apegado a lo que venga y estás completo dentro de ti. Sé el amor y todo va a venir, y viene y viene y entonces tú das. No hay límite, es ilimitado pero tu crees que es especial.

Y si antes estabas acostumbrado a que ésto va a la caja de seguridad porque es especial, ahora ha cambiado. Si de pronto todo se ha derrumbado por algún motivo, lo que importa es ese valor interno, pues el dinero es sólo energía y cuando tú eres abundante internamente vas a crear abundancia, pero el foco tiene que estar en la abundancia interior.

Hasta ahora lo más normal había sido enfocarse en la abundancia externa y si no se lograba, entonces venía la frustración y tantas cosas más. Puedes incluso, si aún es tu foco, seguir creando esa abundancia externa, pero ¿crees que cuando la tengas vas a ser feliz? Tal vez sí, o tal vez no….y ¿por qué? porque eso que buscas externamente no lo tienes realizado internamente, y entonces habrá miedo involucrado, y no estarás desapegado, sino por el contrario estarás apegado y sufrirás; sufrirás por mantener el control.

En cambio, cuando tienes esta abundancia interna, todo fluye, todo se mueve, creas fluidamente todo lo que necesitas, y más aún, pues estás enfocando en la conciencia, entonces sí estarás unidad con todo eso que se mueve dentro de todo.

Mi invitación hoy, para que aprendamos todos más con lo que está sucediendo, es a cambiar el foco, eligiendo algo real, y todo se alineará y estará perfectamente en su lugar. La felicidad absoluta es una posibilidad para todos si estabilizan su conciencia, y se expanden en el amor, más allá de las circunstancias externas. Muchos hoy nos dan ejemplos de grandeza en medio de la desvastación, dando testimonio de que, en el amor y la unidad, todo es posible.


*Isha es autora de “¿POR QUÉ CAMINAR SI PUEDES VOLAR?” de Aguilar Fontanar y la película del mismo nombre distribuída por ARTHOUSE.


http://ishanoshabla.blog.terra.com.mx/2010/03/11/el-tener-y-el-ser-la-abundancia-y-el-desapego/

#2

Gracias Amelia. muy bello el contenido de tu blog.
Un abrazo desde Argentina.


#3

Gracias a vos por estar siempre ahi Sandra!!!

Cariños


Web-Stat web statistics