Embarazo y diabetes, el apoyo que necesita tu pareja


#1

Si han diagnosticado a tu esposa con diabetes gestacional seguramente estará muy ocupada con su alientación, ejercicio, medición de glucosa en sangre y visitas médicas. A esto agrégale el estrés normal por el que pasan las mujeres (pasamos, debí decir) durante el embarazo. Deberá parecerte algo obvio que tu esposa o pareja necesitará de mucha ayuda en estos momentos.

“Durante el primer embarazo de mi mujer, seguramente tuvo diabetes pero durante el segundo era más evidente que necesitaba ayuda” recuerda Bill Taylor de Danbury Conn “Aprendí a pensar en el manejo del embarazo con diabetes gestacional como un trabajo en equipo. Estuve presente en todas las citas médicas a las que pude ir por cuestiones laborales y así pudimos aprender a manejar la diabetes gestacional JUNTOS”.

Ayudando con el tratamiento y vigilancia

Mantener la diabetes gestacional manejada requiere de un sabio equilibrio y combinación de ejercicio, alimentación saludable, automonitoreo y con frecuencia medicamentos (entre ellos insulina). El objetivo del tratamiento es como sabes mantener niveles de glucosa dentro de rangos establecidos por el equipo sanitario. Todas estas cosas requieren estudio y paciencia así como vigilancia constante. Los esposos y parejas pueden ser realmente de ayuda en estos procesos

1. EDUCACIÓN: Ella tendrá que trabajar de cerca con médicos y educadores en diabetes para aprender a manejar su condición. Son muchas cosas las que hay que aprender. Como parte de este equipo tú deberás informarte también y aprender al mismo ritmo. Podrán compartir sus logros y quizá tareas pequeñas como recordarle anotar sus cifras de glucosa en sangre puede ser de gran ayuda.

2. ALIMENTACIÓN SALUDABLE: Las mujeres con diabetes gestacional deben seguir planes de alimentación creados con base en sus requerimientos individuales. Seguramente comerá más veces al día en porciones más pequeñas y alimentos con fibra, verduras, vegetales y algunas colaciones. Puedes apoyarla y sumarte a esta alimentación saludable “Me aseguraba de que no olvidara sus colaciones y la acompañaba con algún alimento nutritivo” Comenta Taylor.

3. EJERCICIO: La actividad física es muy importante como parte del tratamiento. El ejercicio mejora la respuesta a la insulina y por lo tanto ayuda en la reducción de los niveles de glucosa en sangre. ¿Qué tal hacer ejercicio juntos? Un estudio reciente de la ADA encontró que la mejor forma de motivar es hacerlo juntos “Caminar fue el mejor ejercicio para mi esposa, programábamos la hora del ejercicio juntos” comenta Taylor.

4. APOYO FÍSICO: El cansancio extremo es uno de los síntomas de diabetes gestacional. Las actividades de la casa pueden ser demasiado si además hay que lidiar con el cuidado de diabetes gestacional. ¿Dividir las tareas del hogar entre dos? Ayudar con estas responsabilidades pueden ayudarla a conservar energía para dedicarse al cuidado de su salud.

5 APOYO EMOCIONAL: EL MÁS IMPORTANTE (dijo la psicóloga jaja) Vivir con diabetes (de cualquier tipo) más un embarazo es algo que puede inundarnos de estrés. LA reacción natural del cuerpo ante el estreés es liberar hormonas que harán que la glucosa en sangre se eleve. Apoyar, abrazar, reconfortar al otro son métodos buenos, bonitos y baratos.

Ahora sí ¿listos?


#2

Si importantisimo que se involucre el esposo. :slight_smile:


Web-Stat web statistics